Europa Central y Sudoriental

Montenegro – Uniendo fuerzas para el mercado laboral

En un proyecto de Segunda Oportunidad, en Montenegro, el Estado y la sociedad civil tiran de la misma cuerda para lograr la integración de los gitanos.

Montenegro, conocido en Occidente sobre todo como lugar de vacaciones, con mar azul, montañas agudas y pintorescos minaretes, lleva mucho tiempo afanándose por hacerse un lugar en Europa. Cuando todavía era parte de un mismo estado federal con Serbia, en Montenegro el euro funcionaba como moneda universal. A partir de la separación definitiva de Serbia, en mayo de 2006, Montenegro sigue totalmente su propio camino. Pero Montenegro, con 650 mil habitantes, es el país más pequeño de Europa meridional y se cuenta entre los países más pobres de Europa, por lo que ese camino resulta a menudo pedregoso. Un espacio donde hay todavía mucho por recuperar es el sistema educativo.

Resmija Beriša tiene 20 años. Ella vive con su familia en uno de los distritos periurbanos de Podgorica, la capital de Montenegro. Resmija no tiene prácticamente ninguna oportunidad de encontrar trabajo porque no cuenta con ningún tipo de educación escolar, ni mucho menos ha recibido formación profesional. Comparte este problema con la mayor parte de los parientes de su grupo poblacional, los gitanos.

Alrededor del 70 por ciento de los gitanos de Montenegro prácticamente no saben leer ni escribir. Muchos sí han asistido uno o dos años a la escuela, pero esto rara vez tiene efectos duraderos. Es verdad que entre los gitanos hay algunos cuyo estilo de vida apenas se distingue del que caracteriza al resto de la población, pero en conjunto, y de manera general en todo el Sudeste de Europa, ellos se encuentran mucho más marcados por la pobreza y el desempleo que el resto de la población.

Junto con sus contrapartes locales montenegrinas, la Fundación Becas para Gitanos (Roma Scholarship Foundation) y el Instituto para la Inclusión Social (Institute for Social Inclusion), DVV International ha puesto en marcha en Montenegro un programa ambicioso. El proyecto «Una segunda oportunidad de integración por medio de la alfabetización de adultos y la capacitación profesional» (A Second Chance – Integration by Adult Literacy and Vocational Training), que empezó en febrero de 2007, ha intentado establecer reglas en la lucha contra el analfabetismo funcional y contra el desempleo en Montenegro. El proyecto cuenta con el auspicio de la Comisión Europea y del Ministerio Federal para la Cooperación Económica y el Desarrollo (BMZ).

El objetivo que tiene el proyecto, para jóvenes adultos que no saben leer ni escribir (analfabetos funcionales), es transmitirles en principio toda la educación básica necesaria para que puedan acceder a una participación social equitativa. Los adultos jóvenes de los barrios gitanos de las ciudades Podgorica, Berane y Nikši´c asisten a un curso intensivo en el que aprenden no sólo a leer y escribir, sino también una gran variedad de otras destrezas que son útiles para la vida en el mundo moderno: desde la utilización de aparatos técnicos, pasando por la higiene cotidiana, hasta la forma adecuada de tratar al caballo. Al cabo de unos cuatro meses los participantes en el curso deben tener en el bolsillo un certificado estatal que equivale al de haber concluido el cuarto año de primaria.

Nada más terminar el curso básico intensivo de cuatro meses, las y los participantes aprenden un oficio sencillo que en gran medida pueden escoger ellos mismos/as. Esto les facilita el acceso al mercado laboral, mejora su nivel de vida, y hace que puedan ofrecerles a sus hijos/as un entorno mejor para que asistan de manera regular a la escuela.

Johann Theessen, coordinador regional de DVV International en el Sudeste de Europa, sabe muy bien que en cuatro meses uno no se vuelve un maestro. Pero a esto él puede replicar:

«Los participantes reciben una formación profesional que corresponde al segundo nivel del sistema montenegrino. Cierto que se trata de una calificación baja, como ayudante de carpintería o asistente de jardinería, pero de todos modos se trata de una calificación estatalmente reconocida, y con ella se les abre una real oportunidad de empleo».

Y la cosa va más allá, ya que en combinación con este proyecto y juntamente con asociaciones locales como la cámara de artesanos, la asociación de empresarios o los centros estatales de salud, se intenta que los participantes en el curso puedan ingresar al mercado laboral.

Una contraparte importante es la Oficina del Trabajo, que se encuentra firmemente involucrada en todas las actividades. Así es como los asistentes sociales que acompañan el proceso de enseñanza en los cursos de educación básica son todos pagados por la Oficina del Trabajo. La experiencia de una serie de proyectos similares de DVV International en Europa Oriental, especialmente en Bulgaria y Serbia, muestra que en los cursos de educación para gitanos efectivamente se necesita contar con profesores asistentes. Y es que para empezar se tiene que contrarrestar la actitud de desconfianza que caracteriza el entorno familiar y el entorno general de los participantes en el curso, de manera especial en lo que se refiere a la asistencia de mujeres y muchachas al curso.

«En los cursos debería haber alrededor de un 50 por ciento de mujeres y muchachas», dice Johann Theessen, «ya que en lo que se refiere a educación suelen ser las mujeres y muchachas las que se encuentran en situación de mayor desventaja, cuando sabemos por experiencia que en la familia repercute de manera notable el hecho de que la madre tenga una buena educación o formación.»

Lo confirma una declaración de Šaja Delija, a sus 22 años una de las primeras candidatas para el curso de Segunda Oportunidad en Podgorica: «Hasta ahora no he estado nunca en la escuela. Si aprendo a leer y escribir, será un paso gigantesco en mi vida. Con lo que aprenda quiero ayudar también a otros gitanos en nuestra región».

Para Šaja esto sería un paso adelante en la vida. Para Montenegro sería un paso adelante en la dirección de un estándar de vida europeo.

 

Second Chance

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

www.isi-mne.org/Biblioteka/Second_Chance_leaflet_en.pdf