Heribert Hinzen

Educación de adultos, desarrollo, cooperación

Notas con una inspiración institucional y biográfica para los 40 años de ddv international: una mirada retrospectiva sobre la base de documentos, posturas y personas

Introducción

El año 2009 el Instituto de Cooperación Internacional de la Asociación Alemana para la Educación de Adultos (anteriormente conocido como IIZ/DVV, hoy como DVV International) celebra sus 40 años de existencia. Sus objetivos, tareas y áreas de interés, en cuanto a temática y organización, son la educación internacional de adultos, en especial la cooperación con países en desarrollo y países en proceso de transformación, la generación de información y el intercambio a través de contactos técnicos a nivel mundial, así como el aprendizaje en el ámbito global, intercultural y de política europea.

Para el vigésimo quinto aniversario del Instituto apareció una voluminosa edición conmemorativa de «Educación de adultos y desarrollo», que abarcó la historia, el presente y el futuro de los proyectos de educación de adultos orientados al desarrollo.1 Uno de los capítulos contenía un sinnúmero de documentos en los que se podía apreciar claramente el impacto en Alemania de los acontecimientos europeos e internacionales y, por otra parte, también había otros en que se demostraba cómo las posturas alemanas influyeron en las conferencias internacionales y en los criterios emanados de las mismas. Esto sucedía en el plano del esclarecimiento de las influencias mutuas, y en menor grado como comprobación fehaciente de los motivos y las circunstancias en que se actuaba. Para ello sería necesario realizar un análisis a fondo con una perspectiva histórico-comparativa.

Para el cuadragésimo aniversario del Instituto se preparó una continuación de esta colección de documentos, la cual se presenta en esta ocasión. Y con el objeto de indagar sobre estas mutuas influencias nuevamente se encuentra en el banco de pruebas una gran cantidad de fenómenos y materiales. Y una vez más las preguntas se concentran en las posturas y la actuación de DVV International:

¿Qué fue lo que lo marcó en sus objetivos y en su manera de proceder, y en qué aspectos pudo hacer valer su influencia?

La compilación e impresión de los documentos se realiza precisamente porque gran parte de los suscriptores de la revista no tienen acceso —o sólo tienen un acceso muy restringido— a Internet y a los bancos de datos en que aquéllos suelen estar archivados. De modo que esta edición conmemorativa en su conjunto no solamente constituye un documento para la historia del Instituto, sino más bien un manual y un texto de referencia con múltiples opciones para su aplicación en la práctica y en la teoría, en la política y en la administración, en la enseñanza y en la gestión por parte de quienes trabajan en el ámbito de la educación de adultos, el desarrollo y la cooperación.

I. Notas institucionales, biográficas y relativas a la profesión

Al momento de redactar este texto me encontraba leyendo con cierta curiosidad el artículo de Erhard Schlutz «Mein Weg in die Erwachsenenbildung» («Mi camino hacia la educación de adultos»), en que el autor describe las fases que según él conducen a la universidad popular (VHS), marcadas tanto por los fenómenos objetivos de la profesionalización en curso como también por su elaboración subjetiva, y donde al mismo tiempo advierte sobre el peligro de una «idealización de la memoria». Él había expuesto estas reflexiones en el grupo de trabajo para la reevaluación de las fuentes históricas de la educación de adultos y, posteriormente —en la introducción al volumen publicado con ocasión del congreso— describió la esencia motivadora de la preocupación por la historia, también por aquella de la que hemos sido testigos, la cual incluye nuestra propia historia, en los siguientes términos: «El hecho de cerciorarse históricamente como una posibilidad de reconstruir el sentido, de buscar y de confirmar la identidad personal y profesional, como parte de un esfuerzo por alcanzar el equilibrio personal a lo largo de toda la vida». Y acto seguido cita a Christian H. Stifter, director del Archivo de Universidades Populares de Austria:

«Pero cuando una práctica no considera su propia historia, es decir, el recuerdo del trabajo hasta allí realizado, como algo digno de ser guardado, ¿no es eso acaso la confesión de que a fin de cuentas tampoco considera importante su práctica actual?». (Stifter) 2

Es así como desde hace más de treinta años trabajo activamente en este Instituto y he podido presenciar, y en determinados contextos también he ayudado a generar, diversas transformaciones en la educación de adultos, el desarrollo y la cooperación. Si considero el período de mis estudios (iniciados en Bonn en el semestre de invierno boreal de 1967), y la fase de investigación científica avanzada, con el correspondiente doctorado en Heildelberg, llego a un total de 40 años en que me he ocupado de asuntos internacionales asociados a la pedagogía, la política de desarrollo y la cooperación. Una larga trayectoria, que ha dejado sus huellas e improntas. Sin embargo, semejante aniversario nos ofrece la ocasión y la oportunidad, y nos plantea el desafío, de pasar revista por partes a lo que hemos vivido.

Conocimiento e interés

La reseña de una recién aparecida nueva edición ampliada del libro homónimo escrito por Jürgen Habermas, que en calidad de lectura obligatoria en nuestros tiempos de estudiantes habíamos tratado de comprender una y otra vez, volvió a llamar mi atención. Puede ser una fórmula abreviada, pero tal vez útil, para describir el comienzo y punto de partida de aquellas reflexiones. ¿Por qué vuelvo a tratar estos asuntos en este momento y por qué de esta forma? ¿Qué ideas directrices han determinado mi selección de los documentos que forman una parte esencial de este documento? ¿En qué medida los temas y posturas representan una parte verdaderamente importante del trabajo del Instituto? ¿Qué es lo que determina mis modelos de interpretación? ¿Hasta qué punto se pueden distinguir con nitidez persona y asunto cuando el tiempo transcurrido es tan corto y determinante para la evaluación? A este respecto me pareció que tenía sentido revelar y reflejar, al menos como puntos de partida, los intereses que consciente o inconscientemente encauzan mi conocimiento.

How Europe underdeveloped Afrika

Pero también Samir Amin, Franz Fanon y Bassam Tibi se inscribían en el canon de aquello que se tenía que haber leído. Sólo un tiempo después se agregaron los textos de Paulo Freire, Iván Illich y luego, especialmente importantes para mí, también los de Julius Nyerere con su «Education and Self-Reliance» («Educación y autosuficiencia»), o «Education Never Ends» («La educación no acaba nunca)», todos los cuales se publicaron antes o después de 1970.

Desde un comienzo la consolidación orientada a relaciones comparativas y de cooperación en la ciencia pedagógica y la educación de adultos estuvo subjetivamente conectada con tres componentes: institucionalmente con la UNESCO, conceptualmente con el aprendizaje a lo largo de toda la vida y, en términos de políticas de desarrollo, con el llamado Tercer Mundo. Como ejemplos tempranos pueden mencionarse: la participación en la conferencia de la UNESCO «Estructuras de educación de adultos» en Nairobi, 1975; coordinador (conjuntamente con V. H. Hundsdörfer) de «The Tanzanian Experience. Education for Liberation and Development» («La experiencia de Tanzania. Educación para la liberación y el desarrollo») del proyecto de investigación «Educación a lo largo de toda la vida» del Instituto de la UNESCO para la Educación (hoy: para el aprendizaje a lo largo de toda la vida, IUAL) en Hamburgo, de 1975 a 1977; y la tesis de doctorado sobre el tema «Educación de adultos y desarrollo en Tanzania». En el coloquio celebrado en el Instituto para la Educación de Adultos en Dar es Salaam puse en discusión un documento sobre un tema aún muy cuidadosamente planteado: «Some considerations on adult education within a concept of lifelong learning in Tanzania» («Algunas consideraciones sobre la educación de adultos en el contexto del aprendizaje a lo largo de toda la vida en Tanzania»).

Esta cercanía al tratamiento científico de nuestro campo temático «educación de adultos, desarrollo y cooperación», con sus aspectos comparativos y de cooperación, tampoco abandonaría del todo a este autor más adelante: en su actividad como director de proyectos desarrollados durante los años ochenta en Freetown actuó como profesor invitado en la Universidad de Sierra Leona y más adelante se le otorgaron cátedras honorarias en las universidades de Pécs (Hungría), e Iasi (Rumania), las que sigue ejerciendo hasta ahora. Tal vez a esto se deba que asignara gran importancia a la formación y capacitación científica en la educación de adultos durante sus años posteriores de labor profesional en el Instituto y en sus proyectos.

Persona y cosa

Si, en efecto, retrocedemos cuarenta años, veremos que entonces el aprendizaje en la edad adulta y su investigación cumplían un papel más bien marginal en la pedagogía, a pesar de que ya existía el informe publicado a comienzos de los sesenta por la Comisión Alemana para la Educación Pública titulado «Respecto de la situación y la tarea de la educación de adultos alemana». Aún así, el Consejo Alemán de Educación pudo dedicarse en 1968 a redactar un documento de 500 páginas verdaderamente innovador titulado «Vocación y Aprendizaje», aunque en lo concerniente a la educación de adultos sólo incluía unas pocas líneas y se remitía a las investigaciones de Strelewitz, Raapke y Schulenberg en «Bildung und gesellschaftliches Bewusstsein» («Educación y Conciencia Social»). Estos autores, que provenían de la sociología, plantearon la pregunta sobre la participación en la educación permanente. Ya entonces quedó establecido: mientras más prolongada y eficaz —aunque también individualmente más fructífera— sea la creación de los fundamentos durante la escolarización, tanto mayores serán la motivación y la disposición para mantener las competencias después de la escuela y también de la educación superior.3

A Design for Action

Hans Tietgens retomó este estudio sólo poco tiempo después y dio una vuelta de tuerca a la interrogante central al preguntarse «¿Por qué acuden tan pocos trabajadores a las universidades populares?» Con certeza ninguna otra persona ejerció mayor influencia sobre la teoría y la práctica de la educación de adultos en Alemania que Tietgens, quien en su calidad de director del Centro de Trabajo Pedagógico (PAS) de la DVV analizó la trayectoria de la educación de adultos en las universidades populares desde mediados de los años sesenta hasta finales de los ochenta, impulsando innovaciones a través de un número cada vez mayor de proyectos. Al mismo tiempo, ejerció una notoria influencia en el desarrollo de la educación de adultos en cuanto ciencia. Presumiblemente tampoco nadie ha publicado más sobre la educación de adultos en Alemania que él. Por desgracia, su influencia internacional fue marginal y sólo unos pocos de sus textos fueron traducidos a idiomas extranjeros.

Es en los años setenta donde hay que situar la fase de profesionalización de la educación de adultos. Se convierte en un área educativa independiente: en el cuarto pilar de la educación pública. El triángulo de oro de política, legislación y financiación también comienza a cobrar forma para la educación de adultos. Un documento decisivo de esa época fue el plan estructural alemán de educación pública de 1970, que concedió una considerable importancia a la educación de adultos en forma de educación permanente.

«Es necesario establecer la educación permanente institucionalizada como un área educativa postescolar y global. La educación permanente como continuación o recuperación de un aprendizaje otrora organizado constituye, conjuntamente con procesos de aprendizaje preescolares y escolares, un todo relacionado. Complementa los habituales currículos cerrados y los proyecta bajo condiciones postescolares».4

Al mismo tiempo surgieron muchas de las leyes de los estados federados alemanes sobre educación de adultos, y los estudios superiores de pedagogía con énfasis en la educación de adultos promovieron su establecimiento como disciplina académica con las respectivas cátedras, entre las cuales mencionaremos aquí, sólo a modo de ejemplo, las de Joachim H. Knoll, Horst Siebert y Günther Dohmen. Una pequeña acotación: sólo muy pocas personas se pueden preciar, como puede Knoll, de haberse dedicado científicamente a lo largo de décadas a abordar las interrogantes internacionales y comparativas con respecto a la educación de adultos, es decir, de ser capaces de escribir sobre la historia contemporánea de la especialidad vivida y determinada por ellos mismos. Posteriormente, las universidades populares alcanzaron, gracias al peritaje a que las sometieron los departamentos comunitarios de las municipalidades alemanas, una validación que les permitió profesionalizarse seriamente.

La «educación permanente» del plan estructural se aproximaba mucho a la llamada «educación recurrente» de la OCDE, que también abogó a comienzos de los años setenta en favor de una sostenida alternancia entre fases de trabajo profesional y capacitación y, en el mejor de los casos, de un aprendizaje sostenido general. Ambos conceptos no fueron capaces de superar una deficiencia: quedaron restringidos a los segmentos formalizados del aprendizaje durante la edad adulta. Los componentes informales y no formales del aprendizaje a lo largo de toda la vida, cuya enorme importancia vuelva a ser reconocida en la actualidad, permanecieron aún desatendidos.

Orientación y carácter

A menudo, en una visión retrospectiva personal se habla de la gracia de un nacimiento adelantado o retrasado. Sin embargo, hay todavía algo entremedio, y por eso me gustaría adjudicarme el estatus del afortunado que se sitúa en el medio. Seguramente fue una ventaja el hecho de que en mis años iniciales en la DVV, durante la década de los setenta, pudiera recorrer todavía parte del camino en compañía de los padres fundadores (y en menor medida las madres fundadoras) de la educación de adultos. Sesiones de grupos de trabajo con Hans Tietgens y su PAS, con Bert Donnepp, el creador del Instituto Adolf-Grimme y de su premio homónimo, el recientemente fallecido Paul Dreykorn de VHS, Nurenberg, dejaron impresiones imborrables. Para no hablar de Kurt Meissner, quien tuvo gran importancia para la orientación internacional de la asociación gracias a sus seminarios de capacitación para monitores de educación de adultos latinoamericanos en la universidad popular de Rendsburg, y también como posterior director de VHS, Hamburgo, aunque principalmente debido a su labor como presidente de la DVV, cargo que desempeñó por largos años. Especialmente, por cierto, con el director de la asociación, Helmut Dolff, quien falleció demasiado prematuramente en 1983. Él destacó en todo momento el carácter comunal y a la vez internacional de las universidades populares y su asociación.

En cada una de estas personas podía percibirse aún por qué la educación de adultos muchas veces fue calificada como movimiento, derivado del inglés «movement». Y para algunos la profesionalización tenía algo así como el amargo resabio que deja el riesgo de la burocratización.

En la edición conmemorativa de los primeros 25 años del Instituto, el autor había escrito una colaboración relativa a «Historia e Historias», que en su época surgió de una investigación algo más exhaustiva en nuestros archivos. Allí se remitía a la enorme relevancia de Helmuth Dolff, quien en calidad de director de DVV durante largos años encauzó también los primeros contactos internacionales. Su antecesor en el cargo, Walter Ebbighausen, en su calidad de representante en el extranjero con vastos conocimientos técnicos, siguió vinculado a estos acontecimientos. Y si de nombres se trata, aún debe mencionarse también a Helmuth Becker y a Dieter Sauberzweig, ambos presidentes por largos años, a Walter Mertineit y a Paul Röhrig, que asignaban extrema importancia al desarrollo de las universidades populares en Alemania y a la vez también a los contactos y a la cooperación a nivel internacional que ellas pudieran negociar.

Leben und Lernen für eine lebenswerte Zukunft

Seguramente fue por una mezcla de incomprensión y quizás también algo de envidia con respecto a los viajes en comisión de servicio al exterior de Dolff, por lo que circulaba el dicho «una vez (más) está dedicado a instalar universidades populares en Montevideo». Pero siempre fue indiscutible que Helmut Dolff impulsó sin inmutarse la resuelta y decisiva apertura de la asociación a sus asuntos internacionales, desde siempre en el nivel del aprendizaje mutuo. Ni siquiera la mayor disposición a ayudar fue allí calle de una sola vía. Esta orientación internacional, con un arraigo simultáneo en la educación de adultos alemana, convirtieron a Dolff en una apreciada contraparte en el diálogo y la negociación. Esto le permitió acceder al Ministerio Federal de Educación e Investigación (BMBF), a nivel de dirección y de trabajo práctico, y con el entonces director de la sección de educación de adultos, Axel Volpius, dio forma a numerosos proyectos nacionales y delegaciones conjuntas, como la que asistió a la CONFINTEA III, la Conferencia Internacional de la UNESCO sobre Educación de Adultos, celebrada en Tokio en 1972.5 Mantuvo estrechos contactos con el BMZ, el Ministero Federal para la Cooperación Económica (hoy: y el Desarrollo) y con el Ministerio Federal de Relaciones Exteriores, que llegaron a ser tan sólidos que sentaron una base para los ya cuarenta años de historia del Instituto y, naturalmente, permitieron profundizar aun más la impronta internacional de la asociación. Precisamente por estos méritos en el plano de la cooperación internacional de la DVV y, al mismo tiempo, por establecer los fundamentos del actual Instituto, DVV International, es que dedicamos un número especial de la revista Educación de Adultos y Desarrollo (EAD 19) a Helmut Dolff, en cuyo honor James Roby Kidd escribió una dedicatoria, poco antes de fallecer él mismo en 1982, y luego el propio Dolff, en 1983.

El significado de esos años tempranos me quedó claro una vez más cuando en estos días participé en un taller del Grupo de Trabajo sobre Aprendizaje y Ayuda en Ultramar (AKLHÜ), dedicado al tema «Oportunidades para la creación de un perfil propio de las organizaciones de la sociedad civil. Perfilarse más claramente y mejorar la cooperación con el Estado», es decir, a las para nosotros decisivas interrogantes sobre la relación entre el Estado y la sociedad civil en la cooperación para el desarrollo. Cuando allí hojeé un folleto disponible sobre la historia del Servicio Alemán de Cooperación Social-Técnica (Deutscher Entwicklungsdienst – DED), advertí que se aludía a una de las etapas previas del desarrollo de una organización: a fines de 1962 se efectuó una reunión entre un grupo de diálogo de asistentes para el desarrollo y un «grupo informal de aprendizaje y ayuda en ultramar» (entre ellos la DVV). Y ésta entidad también se constituyó en cofundadora del AKLHÜ, del cual forma parte hasta hoy.

Jacob Horn y mi camino hacia el departamento técnico

Cuando más tarde este autor se acercó a la DVV a mediados de los años setenta, Jakob Horn ya dirigía el por entonces llamado Departamento Técnico de Educación de Adultos en Países en Desarrollo. Contaba con un subdirector, Bernd Pflug, que demostraba un especial interés por Asia. Junto a Sigrid Elflein como jefa administrativa y Marita Kowalski en la secretaría, se generó una estrecha cooperación que duraría por años. Quiso el destino que los primeros contactos que yo estableciera tuvieran un carácter más bien técnico: aprovechar la bibliografía especializada de la pequeña, pero bien provista biblioteca; redactar un informe para una conferencia sobre las estructuras de la educación de adultos; acompañar a un grupo de estudio de la India en un recorrido por universidades populares alemanas; y relacionado con ello, naturalmente, sostener un sinnúmero de conversaciones con útiles indicaciones sobre lo que acontecía en las organizaciones de cooperación para el desarrollo.

Globales Lernen in der Volkshochschule

Pero fue finalmente el azar el que cumplió una importante función: desde hacía largo tiempo el BMZ había querido lanzar un proyecto en conjunto con la Conferencia Permanente de los Ministros de Cultura de los Estados Federales (Kultusministerkonferenz – KMK), para introducir la educación sobre políticas de cooperación en los programas escolares. A fines de 1976 quedó claro una vez más que la iniciativa no prosperaría. Pero en el BMZ se habían asignado fondos del presupuesto del año entrante. Y fue entonces cuando de pronto las buenas relaciones entre el BMZ y la DVV resultaron ser decisivas: ¿Podría la DVV fortalecer la formación sobre políticas de desarrollo en las universidades populares a través de un proyecto financiado por el BMZ? Esa fue la pregunta que formuló el funcionario correspondiente del BMZ. Los colegas Horn y Pflug vislumbraron una gran oportunidad para el departamento técnico y desarrollaron en el breve lapso de tiempo que restaba para finalizar el año un anteproyecto en que el asesoramiento de las universidades populares, la capacitación de quienes colaboraban con éstas y la provisión de materiales y recursos constituían tareas centrales. El BMZ fue convencido y el proyecto fue autorizado (inicialmente) por un período de nueve meses. Luego, a comienzos de 1977, Jacob Horn me preguntó si yo querría implementar ese proyecto para DVV. Y si bien entonces yo tenía otras dos opciones con plazos de contratación más extendidos, una en la cooperación educativa internacional y otra en una universidad popular, opté por la DVV debido a esa vinculación de contenido entre la educación de adultos y el desarrollo, y hoy puedo constatar en retrospectiva que para mí esa fue una decisión más que correcta. Por lo demás, dicho proyecto sigue vigente también en 2009, con algunas actualizaciones y ampliaciones, ahora con el nombre de Aprendizaje Global.

Sin embargo, a estas alturas resulta necesario actualizar la información: sí, el director del departamento técnico Jacob Horn y su segundo, Bernd Pflug, se habían decidido por mí y el director de la asociación, Helmuth Dolff, tampoco me objetó. Empero, este proyecto trataba precisamente sobre el punto de intersección de las universidades populares en Alemania con aspectos de la ayuda para el desarrollo, al igual que sobre la cooperación internacional, pues la política, la teoría y la práctica de las contrapartes del Departamento de Educación de Adultos en países en desarrollo deberían cumplir al interior de Alemania un importante papel en la labor educativa en materia de política de desarrollo. De modo que tuve que aguantar otra ronda de presentación, esta vez con Hans Tietgens, el director de PAS, la instancia más importante para todas las innovaciones en las universidades populares. Esa conversación sostenida en Fráncfort fue altamente interesante, pues en ella se abordaron desde los llamados desarrollos en todo el mundo hasta la formación política en las universidades populares, y se acordó que ningún camino habría de soslayar las asociaciones de los estados federados, y en que tal vez para contar con una garantía científica debería comenzarse por analizar los planes de trabajo de la VHS vinculados a temas de política de desarrollo y geografía política. Este intenso intercambio de opiniones, realizado con un alto grado de compromiso por ambas partes, habría de situarme en el carril adecuado.

A todas luces fue suficiente para lograr una reacción positiva desde Bonn respecto de poner en marcha un proyecto al cual todavía hoy dedico gustosamente mucha atención, pues es de suma importancia para que el Instituto logre afianzarse en la asociación. Para el departamento técnico constituyó un reconocimiento positivo de que también debía preocuparse del plano interno alemán en el contexto de su área de especialidad. Y a mí personalmente me comprometió por un plazo considerablemente más extenso que los nueve meses del primer contrato para un proyecto de la DVV.

Fue Jacob Horn quien siguió marcándome profundamente durante esos primeros años. Su compromiso con la política de desarrollo, determinado especialmente por sus múltiples experiencias en África y Latinoamérica, su habilidad administrativa para convertir la difícil etapa inicial en un procedimiento ordenado con la entidad que entregaba las subvenciones (el BMZ), su sagacidad para descubrir nuevas oportunidades y actuar de manera adecuada en el ámbito del lobby, aptitudes que quedaron impresionantemente corroboradas durante la fase de la llamada expansión hacia el Este tras el cambio de sistema, permitieron desarrollar el trabajo internacional de la DVV hasta llegar a obtener los resultados que exhibe hoy en día. También le debo a Horn el que, sólo al cabo de un año de funciones en la DVV y de labor educativa en el ámbito de la política de desarrollo de la VHS, yo ya hubiera sido nombrado subdirector del departamento, con una nueva área de responsabilidad, gracias, eso sí, a que Bernd Pflug había decidido trasladarse una vez más a otro sector de la educación. Posteriormente me concentré en el plano regional, sobre todo en los proyectos y socios en África y Asia.

Como director de la DVV, Jacob Horn había generado el espacio necesario para desarrollar el departamento técnico en términos de organización y área de especialidad. En este empeño nunca perdió de vista a la DVV en su conjunto, ni la importancia que tenía para su departamento técnico. Durante dos difíciles etapas que se presentaron en los años ochenta cumplió en sendas ocasiones la función de director interino de la asociación —cargo que también me tocaría asumir a mí en una ocasión posterior— y logró que la DVV saliera adelante en medio de épocas turbulentas, período durante el cual yo, como su sustituto, pude compartir éxitos y preocupaciones, hasta que finalmente sintió una vez más el llamado del extranjero. Cuando en 1990 abrimos una oficina del proyecto en Hungría, la DVV lo destinó a ese país, pues había expresado su interés en realizar su labor profesional una vez más cerca de su patria. A mí se me encomendó la dirección. A comienzos de 1996 volvimos a intercambiar tareas. En 1999, Horn finalmente jubiló y yo regresé des Budapest para asumir la dirección en Bonn.

Personalidades internacionales de la educación de adultos

Durante estas cuatro décadas de desarrollo del Instituto no sólo se verifican las conferencias internacionales de la UNESCO sobre educación de adultos de Tokio en 1972, de París en 1985 y de Hamburgo en 1997. La CONFINTEA VI (sigla derivada del francés) tendrá lugar durante el 2009 en Belem, Brasil. Dichas conferencias son ampliamente consideradas en los documentos a continuación. El ámbito de la UNESCO, aparte de las CONFINTEA cabe mencionar aún las «Recomendaciones sobre el Desarrollo de la Educación de Adultos» de 1976, puesto que codifican las principales afirmaciones sobre nuestra profesión con carácter de declaración. Resulta interesante señalar que el borrador de la declaración final para Belem incluye la recomendación de someterlas a una nueva redacción.

Durante esta etapa también tiene lugar la fundación, en 1973, del Consejo Internacional de Educación de Adultos (ICAE), activamente impulsada por los padres fundadores: Roby Kidd, secretario general de la Asociación de Educación de Adultos de Canadá; Paul Mhaiki, del Instituto de Educación de Adultos de Tanzania; Paul Bertelson, de la Sección de Educación de Adultos de la UNESCO en París; y Helmuth Dolff, por entonces director de DDV. Yo tuve la gran fortuna de conocerlos todavía personalmente a través de diversos contactos de trabajo. Los cuatro eran personalidades que causaban una honda impresión, especialmente para el aún joven colega que necesitaba encontrar su lugar. Lo que tenían en común era que en ellos parecían diluirse las fronteras entre la profesión y la pasión.

Budd Hall, quien sucedió a Roby Kidd en el cargo de secretario general del ICAE, también había escrito su tesis doctoral sobre la educación de adultos en Tanzania. Él, junto con John Lowe, que en ese tiempo era responsable de la educación de adultos en la OCDE, enriquecieron con sus experiencias la ya mencionada conferencia de la UNESCO sobre las estructuras de educación de adultos en África, celebrada en 1975 en el Kikuyu College de Nairobi, Kenia. Y Chris Duke era a la sazón secretario general de ASPBAE, al igual que Secretario General Adjunto del ICAE, cuya presidencia fue ocupada sucesivamente por Julius Nyerere, Paulo Freire, Madame Nita Barrow, Francisco Vio Grossi, Lalita Ramdas y, finalmente, Paul Bélanger. Durante una década este último había encabezado el IUAL como director. Hace poco declaró durante un seminario que para él, como estudiante, la CONFINTEA II de Montreal había sido la primera a la que le tocó asistir y que desde entonces había podido tomar parte en todas las demás conferencias mundiales. En todo caso, gracias al decidido respaldo a las ONG y a su desarrollo en el ámbito de la educación de adultos, el ICAE experimentó un período de florecimiento que permitió establecer vínculos con una serie de congresos mundiales sobre educación de adultos. El primero se celebró en 1976, en Dar es Salaam, y versó sobre «Educación de adultos y desarrollo»; posteriormente, en 1982, tuvo lugar otro sobre «Desarrollo auténtico» en París; en Buenos Aires, en 1990; en Bangkok, sobre «Alfabetización, educación popular, democracia, construcción del movimiento»; en 1994 en El Cairo; en 2001 en Ocho Ríos; y el por ahora último, en Nairobi en 2007, sobre el tema «El derecho de los adultos a aprender: convergencia, solidaridad y acción». Los dos últimos serán comentados más adelante en la documentación.

Dos estudios encargados por la UNESCO constituyeron en su respectivo momento hitos decisivos para hacer un balance de lo realizado, para reflexionar y para abrir perspectivas: Edgar Faure y su equipo publicaron en 1972 sus «fundamentos para un plan mundial de educación» bajo el título de «Aprender a ser. Informe de la UNESCO sobre objetivos y futuro de nuestros programas educativos». Contenía una serie de ideas para una reforma, y naturalmente lo deseable hubiera sido que tuvieran un mayor poder de penetración. Posteriormente, en 1995 se publicó el Informe Delors: «La educación encierra un tesoro», que con sus cuatro pilares (aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a vivir juntos, aprender a ser) procuraba dirigir la mirada hacia objetivos esenciales de la educación y el desarrollo del ser humano y de la sociedad. La comisión que preparó el Informe Delors había instado al ICAE a asumir una posición. Durante un taller celebrado en Toronto, en el que pude representar a la DVV, se elaboró un documento sobre educación de adultos mediante el aprendizaje a lo largo de toda la vida, y en el último de un total de 25 puntos se establecía que:

«En la educación de adultos, al igual que en otras áreas, debemos poner la mira tanto en nuevas asociaciones como en las antiguas responsabilidades. Las instituciones públicas y las empresas privadas, las organizaciones de voluntariado y las asociaciones profesionales, como asimismo las iniciativas en áreas relacionadas, deben compartir sus experiencias y todas ellas pueden insuflar nueva vida a la educación permanente de adultos, incluida la investigación en las universidades y los institutos de investigación. La competencia y las fuerzas del mercado no deben rehuir la cooperación. Más aún, los gobiernos deben aportar una legislación constructiva y una marco de apoyo financiero y logístico que permita emprender la gigantesca tarea de las próximas décadas, en las que seremos testigos de un aumento sin precedentes en la cantidad de adultos que pueblan el planeta».6

Esta cita puede también entenderse como un pasaje entre paréntesis, pues con este texto concluía la parte documental del volumen editado para el vigésimo quinto aniversario; nada ha variado en lo que respecta a la importancia de la «política educativa, la legislación y la financiación» para la educación de adultos y la cooperación.

En el cuadragésimo año del Instituto

Michael Samlowski, subdirector del Instituto durante largos y provechosos años, ha presentado en el primer capítulo de este volumen numerosos argumentos y pruebas respecto de la manera en que el Instituto ha seguido desarrollándose exitosamente a lo largo de las dos últimas décadas. Esto ha sido posible gracias a nuevas expansiones regionales, enfoques esenciales complementarios, una mayor responsabilidad y una adecuada combinación de estructuras centrales y descentralizadas, basadas sobre todo en colegas calificados (mujeres y hombres), como también en socios profesionalmente activos en todo el mundo. Todo lo anterior no sería posible sin un aumento sustancial de la capacidad financiera, que se ha logrado merced a una exitosa cooperación con los organismos que actualmente aportan su ayuda y a la contribución de otras entidades.

Geschichte - Geschichten - Gesichter

Tal vez no sea exagerado afirmar que DVV International en su conjunto no ha tenido nunca tan buen pasar como durante estos últimos años. La reforma estructural de los años noventa, que adolece todavía de algunas deficiencias, ya ha superado sus desventajas o simplemente las ha archivado. La plana mayor, con Rita Süssmuth en la presidencia general, cargo que ha ocupado ya por veinte años además de formar parte del Consejo Asesor de la DVV, las sucesivas presidencias de Ernst Küchler y Ernst-Dieter Rossman, ambos activos parlamentarios federales dedicados a asuntos educativos, como asimismo Ulrich Aengenvoort como director de la asociación, sucesor del recientemente fallecido Volker Otto, además de la subdirectora de la asociación, Gundula Frieling, cuya primera etapa en DVV International transcurrió en el Instituto, ha vuelto a conferir a la DVV un peso político en materia de educación. Las gestiones exitosas para obtener recursos financieros y el desarrollo del proyecto en materia de educación primaria y alfabetización, eventos en gran escala de enorme impacto público, como el Día de las Universidades Populares Alemanas y el Día de la Educación Permanente, a lo que se suman filiales orientadas a la calidad, que se ocupan del premio de televisión que otorga el Instituto Adolf Grimme (AGI) y de los Certificados de Idiomas Europeos (The European Language Certificates – TELC), han permitido que la sigla la DVV ya no haga pensar en la Federación Alemana de Volleyball (Deutscher Volleyball-Verband). Lo anterior queda comprobado de manera impresionante en el volumen «Geschichte – Geschichten – Gesichter. Ein halbes Jahrhundert Deutscher Volkshochschul – Verband e. V. (Historia, historias, rostros: medio siglo de la Asociación Alemana para la Educación de Adultos», presentado en 2003, aunque también de un modo siempre actualizado en la revista de la DVV, dis.kurs.7

Al momento de celebrar sus cuarenta años, el Instituto ocupa una posición muy favorable al interior de la DVV en atención a las iniciativas de cooperación con las universidades populares y sus asociaciones federales en Alemania, aunque también en toda Europa y en el plano internacional. Se encuentra sólidamente integrado en todo tipo de redes, está representado en muchas entidades y organizaciones importantes, y se solicita su asesoría. Lo anterior es válido tanto para la sede central en Bonn como para las oficinas en países asociados y en las regiones, a las que también se integra.

Lo demostraremos con mayor detenimiento basándonos en el caso de la sede central. El Instituto ha llegado a una fase intermedia de consolidación en su sostenido proceso de desarrollo como organización, que se inició con un alto espíritu de cooperación y fue activamente fomentado por el subdirector del Instituto, Uwe Gartenschlaeger, también con especial preocupación por el planteamiento de las nuevas exigencias relacionadas con la supervisión y la evaluación, que actualmente están en manos de Monika Bayr. También se trataba de encauzar los cada vez mayores, y a la vez diversificados, recursos financieros; es en este ámbito donde la llamada obtención de fondos de terceros en el contexto de la Unión Europea (UE), tarea a la que se dedica especialmente Laurence Gillois, marcha cada vez mejor. Organizar estos nuevos aportes es una labor para cual se requiere especial-mente la participación de Gaby Kleinen-Rätz como directora administrativa y de Ursula Bücking, su colaboradora. Y colegas como Henner Hildebrand mantienen en funcionamiento el modelo de rotación entre la sede central y los proyectos. Hildebrand fue descubierto por la DVV en Sierra Leona, luego fue trasladado a Bonn; posteriormente estuvo estacionado en Etiopía y Guinea, y en la actualidad es coordinador para África en la sede central. También es posible seguir el otro camino: tras pasar varios años en la sede central, luego en Madagascar, para más tarde regresar a Bonn, Wolfgang Leumer, quien pronto también cumplirá treinta años en el Instituto, optó por ocuparse de las actividades de la DVV en África Meridional, y probablemente ya no regresará a la sede central desde nuestra oficina regional en esa área. Por otra parte, Mathias Klingenberg comenzó en la oficina regional de Tashkent y hoy refuerza la sede central.

Mientras tanto, el Instituto está representado al interior de la DVV en todos los ámbitos importantes. La coordinación entre la administración general federal y el Instituto se realiza a través de conversaciones a nivel directivo, a las que también se integra la comisión interna mediante una reunión en fecha fija (jour fixe) en la que participa Eva König como colega del Instituto, quien a su vez informa a la ronda consultiva del mismo. El director del Instituto participa en las reuniones de afiliados y en el consejo de afiliados. Es miembro asesor del consejo directivo de la DVV, invitado permanente de la comisión de organización y finanzas, del consejo consultivo de la DVV, como asimismo del consejo administrativo de DVV International y del la junta directiva de TELC.

En Alemania, Eva König es relatora para el Aprendizaje Global en el consejo asesor del BMZ para la formación en política de desarrollo, representa al Instituto en diversos organismos de pedagogía para el desarrollo, y ocupa la presidencia del grupo de trabajo sobre educación extracurricular y educación permanente en el marco del Decenio de las Naciones Unidas de la Educación con miras al Desarrollo Sostenible. Hans Pollinger representa a la DVV en el grupo de trabajo sobre Aprendizaje y Ayuda en Ultramar, y a DVV International en el Grupo de Trabajo sobre Educación para la Cooperación al Desarrollo (AKBiEZ). El director del Instituto es miembro electo en representación de la DVV ante la Comisión Alemana de UNESCO (DUK) y su comisión técnica para la educación. De gran importancia es también su participación en el Grupo de Trabajo sobre Estructura Social (Arbeitsgemeinschaft Sozialstruktur – AGS), la totalidad de cuyos integrantes recibe subvenciones del BMZ sobre la base de la correspondiente partida presupuestaria. El BMZ también aprovecha esta oportunidad para obtener información e intercambiar ideas de manera regular.

DVV International tiene un consejo administrativo, en el cual se expone y se analiza el desarrollo del Instituto y de los proyectos insertos en el contexto de la cooperación internacional. Dagmar Engels, miembro del directorio de la DVV, ocupa la presidencia; los profesores Veronika Fischer y Joachim Knoll cumplen el papel de bisagra con el consejo consultivo; y además participan personas que representan una vasta experiencia en los ámbitos político, práctico, administrativo y científico.

AGS

A nivel europeo es ahora Uwe Gartenschlaeger quien actúa como vicepresidente de la Asociación Europea para la Educación de Edultos (EAEA); de este modo se incorpora a la tradición que en su tiempo fue iniciada por Helmuth Dolff, y que posteriormente pudo alcanzar un alto grado de continuidad gracias a Wolfgang Leumer, Michael Samlowski y este autor. Beate Schmidt-Behlau nos representa en diversos proyectos europeos para el aprendizaje intercultural y la diversidad religiosa. Gisela Waschek colabora en el proyecto “Información y Communicación” y en Infonet, la red europea para información sobre educación de adultos en países individuales y en los programas de la UE.

A continuación se procurará establecer, sobre la base de organizaciones, personas, conferencias y documentos escogidos, de qué manera precisamente en el último decenio es posible advertir en la educación de adultos —y también en la cooperación al desarrollo— un acelerado e intensivo intercambio internacional de ideas, concepciones y modelos bajo la forma de un proceso mutuo de influencia e integración de la teoría y de la práctica. De manera consciente optamos por limitarnos —también por restricciones de tiempo— a unos pocos aspectos esenciales: ¿Cómo se impuso el paradigma del aprendizaje a lo largo de toda la vida? ¿Cómo se inserta allí la educación de adultos? ¿Qué importancia se asigna a las estructuras? ¿Qué variantes se ofrecen y se analizan con miras al «triángulo de oro» de educación de adultos sobre política, legislación y financiación? No resulta difícil reconocer que lo anterior también podría dar pie para preguntas y demostraciones similares respecto de áreas no menos importantes como la calidad, la formación y capacitación del personal, la investigación, la accesibilidad y los grupos beneficiarios.

En definitiva, con ello se alude a algo similar a lo que Wolfgang Seitter destacó en relación con una fase más temprana: que

«en el contexto de la reforma educativa, la educación de adultos se ha modernizado y profesionalizado en su calidad de programa internacional, adaptando de paso conceptos fundamentales que – como «aprendizaje a lo largo de toda la vida», «educación recurrente» o «educación permanente» – fueron puestos en prática principalmente por la UNESCO y la OCDE con argumentos de economía educativa y democracia educativa...».8

Eso sí, debería quedar en claro que desde mediados de los años noventa también intervienen, aparte de la UNESCO y la OCDE, el Banco Mundial, la ICAE, la EAEA y también la DVV, organizaciones que participan de manera intensiva en estos procesos políticos y que al mismo tiempo influyen y son influenciadas.

II. Posturas, recomendaciones y documentos

En el volumen con que se conmemoraron los 25 años de historia del Instituto ya se habían reunido algo más de veinte documentos que pueden considerarse hitos a todas luces en el sentido de que demostraban cómo el trabajo del Instituto fue influenciado desde fuera. Ente ellos se cuentan especialmente las declaraciones de las conferencias mundiales de la UNESCO sobre educación de adultos, del Consejo Internacional de Educación de adultos (ICAE) y de otras instituciones educativas. Por otra parte, los numerosos documentos de la DVV, tanto de la sección técnica como de otras áreas, y de personalidades administrativas, demuestran que el ideario que ahí predomina se aproximaba mucho a las tendencias europeas e internacionales, y por cierto no cabe descartar que desde la DVV se hayan transmitido impulsos hacia las discusiones sobre política educativa y de desarrollo.

Adult Education and Development

El autor ya había seleccionado y comentado los documentos para el volumen conmemorativo de los primeros 25 años, y esa selección seguramente estuvo marcada por los intereses que guiaban sus percepciones con respecto a la educación de adultos, el desarrollo y la cooperación. Como los números 30 a 65 de la revista EAD han sido digitalizados y adjuntados como CD al número 66, pueden ser solicitados a DVV International. A continuación entregamos un cuadro sinóptico en forma de listado de los títulos abreviados:

 

 

1960 UNESCO:  Declaración de la Conferencia Mundial de Montreal: CONFINTEA II

1962 DVV:

Memorándum: Instituto de capacitación para alumnos adultos de países en desarrollo

1966 Becker: 

Educación de adultos a nivel mundial: nuevas dimensiones
1969 Dolff:

 

Las universidades populares y su labor internacional
1971 DVV:Objetivos del Departamento de Educación de Adultos en los países en desarrollo
1972 UNESCO: Tercera conferencia sobre educación de adultos celebrada en Tokio: CONFINTEA III
1976 Nyerere:La Declaración de Dar es Salaam del ICAE
1976 UNESCO:Recomendación relativa al Desarrollo de la Educación de Adultos
1976 Meissner: ¿Educación de adultos a nivel mundial? Informes de UNESCO e ICAE
1978 DVV:La Universidad Popular Alemana: su situación y su función
1980 DVV/FS:Planificación de proyectos y asesoramiento sobre proyectos
1982 DVV/FS: Capacitación inicial y ulterior para educadores de adultos de países en desarrollo
1983 Hinzen, Horn, Leumer, Niemann:Iniciativas de cooperación o campañas en favor de la Horn, Leumer, alfabetización
1985 UNESCO: Cuarta Conferencia celebrada en París: el Derecho a Aprender. CONFINTEA IV
1989 DVV/FS: La cooperación internacional de la Asociación Alemana para la Educación de Adultos
1991 Schlutz:Las universidades populares alemanas y el internalismo
1992 DVV/FS: Propuestas para la implementación de los planes sectoriales del BMZ
1993 IIZ/DVV:Educación de Adultos en Europa del Este
1994 IIZ/DVV: Educación de adultos en Europa: eliminar los límites y traspasar las fronteras
1994 ICAE:Educación de adultos y aprendizaje a lo largo de toda la vida
1994 DVV:Educación permanente para el futuro: Declaración de Schwerin
1994 EC:Declaración de la Primera Conferencia Europea sobre Educación de Adultos, celebrada en Atenas.

Examinemos ahora los nuevos documentos del actual volumen. Están ordenados en forma más o menos cronológica, son comentados brevemente a continuación, y están remitidos a su contexto de origen. Pueden ser localizados en la sección de documentación por su respectiva cifra.

Convintea V

DOC 1 La tesis anteriormente expuesta sobre una influencia mutua en cuanto a tendencias, y su visualización indirecta a través de documentos sucesivos, no fue menos importante para el período de los últimos quince años; antes bien se ha vuelto aún más fructífera gracias a los resultados obtenidos al ampliar la labor de DVV International. Una vez más cumplen un especial papel las conferencias mundiales de la UNESCO sobre educación de adultos celebradas cada doce años. En 1997 tuvo lugar en Hamburgo la llamada CONFINTEA V (sigla de la denominación en francés: Conférence Internationale sur l’Éducation des Adultes), tal vez el mayor evento internacional sobre educación de adultos, con más de 1500 participantes, en la cual se aprobaron dos documentos que aún vale la pena consultar: la «Declaración de Hamburgo sobre la educación de adultos» y el «Plan de acción para el futuro». En ese entonces la Hamburger Volkshochschule y la DVV eran socios muy activos. La profesora Süssmuth fue elegida presidenta de la Conferencia Mundial —en esa fecha ya había ocupado por casi una década la presidencia del Parlamento Federal Alemán, además de la presidencia de la DVV desde hacía veinte años— y colaboró exitosamente en la estructuración de las a menudo difíciles rondas de negociaciones. En esta conferencia participaron numerosos socios de la DVV.

Literacy for life

Con el fin de destacar la importancia de las CONFINTEA, vaya la siguiente indicación: se trata de las así llamadas conferencias de categoría 2 de la UNESCO; los actores principales son los países miembros, es obligatorio presentar anticipadamente un informe nacional, y los acuerdos aprobados en el curso de las conferencias tienen un carácter obligatorio. El Instituto había acompañado la preparación —gracias a la especial participación de Jacob Horn y de Michael Samlowski— con un número especial de la revista EAD y se hizo directamente presente ofreciendo un taller durante la conferencia, relacionado con una de las diez áreas temáticas: «Aumentar la cooperación y la solidaridad a nivel internacional». Los delegados en su conjunto aprobaron un Manifiesto sobre el Futuro de la Educación de Adultos, que todavía hoy es digno de ser leído: La Declaración de Hamburgo sobre la Educación de Adultos.

DOC 2 Diez años después de la Conferencia celebrada en Jomtien, Tailandia, habría de examinarse hasta dónde se avanzó en la implementación de la «Declaración Mundial sobre Educación para Todos. Satisfacción de las necesidades básicas de aprendizaje». Por este motivo se había organizado en 2000 en Dakar, Senegal, el Foro Mundial sobre la Educación: «Educación para Todos» (EPT). Alemania envió una delegación en la que, aparte del BMZ, también estuvieron representados la Sociedad Alemana de Cooperación Técnica (GTZ) y la DVV. Las cifras —oficialmente más de 113 millones de niños en edad escolar no van a la escuela, 880 millones de adultos no saben, o apenas saben, leer, escribir y calcular— resultaban preocupantes y exigían un plan de acción de cobertura mundial: se mencionan expresamente calificaciones básicas para niños, jóvenes y adultos, aunque también se ofrecen posibilidades de formación complementaria a lo largo de toda la vida. Desde entonces se elabora cada año un informe sobre los progresos rea lizados a nivel mundial. Para mayor información, véase: www.efareport. unesco.org . Al mismo tiempo, la voluntad general y el compromiso de la comunidad de estados y entidades que entregan subvenciones, debería establecerse sobre una base más amplia. Una vez más la DVV acompañó este proceso mediante Cuadernos de Temas Esenciales: uno anterior y otro posterior, los cuales contenían los resultados más importantes (EAD 54 y 55). Nuestra evaluación la entregamos en forma de un comentario.

Training Adult Educators

En todo caso, y esto es algo que todavía puede afirmarse desde la perspectiva actual, los esfuerzos para arraigar la educación de jóvenes y de adultos, la alfabetización y el llamado desarrollo de aptitudes en el tercer y el cuarto objetivos de EPT fueron muy exitosos. Menos exitosa fue, sin embargo, su materialización, ya que después de Dakar, la Enseñanza Primaria Universal, especialmente por verse incluida en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), siguió siendo la aspiración principal y su financiación la primera prioridad, aunque por desgracia también durante mucho tiempo los recursos fueron insuficientes. El proceso de la EPT siguió siendo importante para el Instituto y sus socios durante la década siguiente, tanto por sus implicaciones para los ámbitos de la política educativa y del desarrollo, como por los potenciales de financiación. Cuando se preparaba El Informe de Seguimento de EPT en el Mundo 2006 sobre el tema «La alfabetización, un factor vital», el Instituto recibió el encargo de preparar un estudio relativo a «Políticas de educación básica y de adultos». Los materiales de referencia sobre la educación no formal para el informe de 2008 eran tan interesantes que fueron sometidos a un análisis secundario y publicados en el volumen 58 del IPE bajo el título «Knowing More, Doing Better. Challenges for CONFINTEA VI from Monitoring EFA in Non-Formal Youth and Adult Education».

DOC 3 La Capacitación y educación postsecundaria, especialmente en las universidades y en conjunto con ellas, había sido en los años setenta y ochenta un elemento esencial del trabajo de la oficina técnica con sus socios en África. En ocasiones hasta 500 becarios fueron patrocinados en diversas instituciones. Una evaluación realizada en los años noventa había solicitado una calificación del programa y la ampliación ha-cia la elaboración de manuales. Más adelante el IUAL y la Universidad de Botsuana se convirtieron en importantes socios en esta área, elaborando y distribuyendo a través de la serie APAL (African Perspectives on Adult Learning) libros sobre «Fundamentos de la educación de adultos en África», «La psicología del aprendizaje de adultos en África» y «Métodos de investigación para educadores de adultos en África». Al mismo tiempo, se revisó el papel de las universidades, las cuales pasaron a ser percibidas como centros para el aprendizaje a lo largo de toda la vida que debían hacer honor a su responsabilidad social tanto en materia de educación cívica como también en lo referente a la llamada «empleabilidad». La Declaración de Ciudad del Cabo emanada de la «Conferencia Internacional sobre Aprendizaje Permanente, Educación Superior y Ciudadanía Activa» se remitió a la conferencia celebrada en 1998 poco después de la CONFINTEA V, que había concluido con la «Declaración de Mumbai sobre el Aprendizaje Permanente, la Ciudadanía Activa y la Reforma de la Educación Superior».

 

DOC 4 Las nuevas discusiones y decisiones relativas a política de desarrollo en el BMZ pronto trajeron consigo grandes cambios. Respecto de una concentración de los recursos, los aspectos centrales y los socios, se dictaron disposiciones atingentes a todos aquellos que llegaran a ser o siguieran siendo países asociados o considerados actores esenciales para la política de desarrollo alemana, y a la manera en que, de manera conjunta con estas áreas temáticas, se definiría la cooperación. El resultado fue que el fomento de la educación en el contexto de convenios a nivel gubernamental o de proyectos pasaba a cumplir un papel claramente secundario, aun cuando precisamente en el área de la enseñanza primaria en los años noventa se había transitado por nuevas sendas muy exitosas. Estimulado por un debate y una presentación ante el Consejo Consultivo del Instituto, el directorio de la DVV publicó en 2001 una documento titulado «La importancia de la educación de adultos para la cooperación al desarrollo». Esto sirvió de motivación para que la presidenta de la DVV y el director del Instituto solicitaran audiencia al subsecretario del BMZ a fin de buscar caminos para revertir esta tendencia. Apenas una semana después el director del Instituto fue visitado por uno de los principales funcionarios de GTZ (el subsecretario del BMZ es el presidente del consejo de administración de la GTZ), y tras una intensa conversación se adoptó la decisión de formar el Grupo de Trabajo sobre Educación en la Cooperación al Desarrollo (AKBiEZ), que hoy goza de mucho renombre; aparte de los fundadores, GTZ y la DVV, participan el KFW (Instituto del Crédito para la Reconstrucción), InWent (Capacitación y Desarrollo Internacional), Welthungerhilfe (Ayuda Alemana Contra el Hambre), la Comisión Alemana de la UNESCO (DUK) y numerosas otras organizaciones. La finalidad es informarse mutuamente y fortalecer la importancia de la educación en la cooperación al desarrollo.

DOC 5 Asimismo, en el Parlamento Federal se impulsó el esclarecimiento de las orientaciones de la política de desarrollo. Al informe del BMZ al Bundestag, que en el año 2001 versaba sobre estrategias de autoayuda y las ventajas comparativas de la colaboración con organizaciones no gubernamentales (ONG) en el proceso de desarrollo, el Instituto le incorporó las experiencias adquiridas por la educación de jóvenes y adultos en la lucha contra la pobreza, y las ilustró con ejemplos de proyectos de cooperación con socios en África, Asia y Latinoamérica.

DOC 6 En Alemania, un clima de creciente xenofobia planteó un desafío a las universidades populares en lo referente a la solidaridad y la profesionalidad. En 2001, DVV convocó su asamblea de afiliados con el tema «El papel de las Universidades Populares en la nueva Política de Integración», ocasión en que pasó a exigir como calificaciones fundamentales la enorme importancia del aprendizaje de idiomas, al igual que la competencia intercultural y social. Se aprobó la declaración adjunta.

DOC 7 En los años noventa el ICAE tuvo que atravesar una fase difícil en cuanto a organización y financiación, lo que también condujo al traslado de la Secretaría General de Toronto a Montevideo, aunque más tarde los problemas fueron superados. Se eligió como nuevo presidente a Paul Bélanger, quien anteriormente, durante una década, había forjado el destino del IUE en calidad de director. El ICAE se hizo presente con una conferencia que como Sexta Asamblea Mundial aprobó la «Declaración de Ocho Ríos. Aprendizaje de las Personas Adultas: Una llave para la ciudadanía democrática y la acción global».

DOC 8 an pronto como el BMZ fijó sus nuevas prioridades, al Instituto le quedó claro que debía contrarrestar esa pérdida de importancia de la educación. Había que lograr explicar de un modo convincente el significado y la utilidad de la educación para los procesos de desarrollo. Esto coincidió con los intereses del Banco Mundial, que justamente en esa época volvía a preguntar por los efectos de la educación, no sólo como análisis de costo-beneficio, sino más bien en relación con la implementación de la «Educación para todos» en beneficio de jóvenes y los adultos, al margen del sistema educativo formal. El Banco Mundial le encomendó al Instituto que planificara y acompañara un estudio sobre «Desarrollo de aptitudes y alfabetización para mejorar los medios de subsistencia». De lo anterior surgió una combinación sumamente interesante de análisis de documentos hallados en los archivos de diversas organizaciones para el desarrollo, especialmente de aquellas que no necesariamente consideraban la alfabetización y la enseñanza primaria como sus objetivos prioritarios, pero que aún así las implementaban en el marco de proyectos de desarrollo. El breve texto – el informe completo puede hallarse en la sección Publicaciones en el sitio www.worldbank.org – entrega una panorámica de resultados que hoy tienen tanta actualidad como ayer: ¿Primero viene la alfabetización, luego sigue la formación práctica para la vida o la formación técnico-profesional… o al revés… o paralelamente?

DOC 9 La muy positiva cooperación entre el IUAL y la DVV condujo a la organización en 2002 de un gran evento en Sofía, Bulgaria: «Aprendizaje a lo largo de toda la vida en Europa: Avanzar hacia el cumplimiento de los objetivos de EPT y de la Agenda de la CONFINTEA V», destinado a explorar las diferencias y las semejanzas entre las conferencias internacionales sobre educación en cuanto a su desarrollo en Europa. Esto también permitió hacer justicia al importante paso que había dado la UE el año 2000 al aprobar el memorando sobre aprendizaje a lo largo de toda la vida; así, la UE se convirtió definitivamente en una importante instancia en el sector educativo, naturalmente cimentada también en la aportación de recursos para proyectos, que fueron ofrecidos bajo nombres tan ilustres como Comenius para el área escolar, Leonardo da Vinci para el área de la formación profesional, Erasmus para las universidades y Grundtvig para la educación de adultos en el marco de «convocatorias de propuestas». La conferencia y su declaración constituyeron una importante señal para la labor del Instituto, primero dentro de Europa y más tarde con orientación mundial.

DOC 10 Las dos principales entidades que aportan subsidios, el BMZ y el Ministerio Federal de Relaciones Exteriores (AA), reaccionaron muy oportunamente ante los atentados del 11 de septiembre de 2001. El BMZ estableció dos áreas especiales de fomento, conocidas bajo los nombres de «Pacto Antiterrorista» y «Lucha Contra la Pobreza». El AA comenzó con el «fomento del diálogo cultural europeo-islámico». El Instituto se comprometió con un gran número de proyectos individuales. Entre estos se incluyó una serie de conferencias que debían fortalecer el Diálogo en torno al aprendizaje a lo largo de toda la vida en la región del Mediterráneo. En ellas participaron casi todos los países que bordean el Mediterráneo, los cuales aprobaron una declaración que sentó las bases para nuevas iniciativas de cooperación.

DOC 11 El Pacto de Estabilidad de los Balcanes permite al Instituto fortalecer la cooperación en los diversos países de Europa Sudoriental y, especialmente, ampliar la cooperación regional. En 2003 los Ministros de Educación y Educación Superior de Europa Sudoriental, reunidos en Skopje, FYROM, aprobaron y rubricaron en el marco de la «Conferencia Internacional sobre Educación a lo Largo de Toda la Vida, Educación de Adultos y Empleabilidad», una declaración que aparte de una laudable declaración de intenciones, también dejó establecidas algunas medidas individuales orientadas a una colaboración transnacional. Tres años después, en 2006, en una conferencia complementaria realizada en Sarajevo, Bosnia–Herzegovina, se procedió a analizar el grado de avance hacia los objetivos.

DOC 12 El ámbito universitario volvió a cobrar importancia para el Instituto cuando en el marco de la labor de proyectos para Europa central y Oriental se incrementó la formación y capacitación de personal, especialmente de empleados subalternos, aunque al mismo tiempo quedó de manifiesto que las universidades tradicionales no estaban suficientemente preparadas para esta tarea. El Proceso de Boloña destinado a estructurar un área educativa unitaria para la educación superior en Europa, iniciado en 1999 por la Conferencia (Europea) de Ministros de Educación, exigía mayor movilidad, es decir, el reconocimiento mutuo de los grados académicos en el formato escalonado de programas de licenciatura y magíster. Lo anterior también era aplicable a la educación de adultos. La declaración «Llamamiento a cooperar en la educación y capacitación de educadores de adultos a través de la educción superior» fue aprobada al final de la conferencia celebrada en Pécs, Hungría. Esta conferencia fue concebida en sí como una instancia para evaluar un estudio que había sido efectuado de manera responsable por la Universidad de Torun, en Polonia; al respecto véase el volumen 34 de IPE, «Training of Adult Educators in Institutions of Higher Education. A Focus on Central, Eastern and South Eastern Europe». Fue desde Torun —véase también www.teach.pl— que puso en práctica entre los años 2004 y 2006 el exitoso Projecto Teach (Teaching Adult Edcators in Continuing and Higher Education) destinado a formar educadores de adultos especializados en educación permanente y superior, en el cual tomó parte un consorcio de más de diez universidades y entidades patrocinadoras de programas de educación de adultos, con el fin de elaborar módulos para los nuevos currículos.

DOC 13 + 14 En 2003 se efectuó en Bangkok la Revisión a Mitad de Período de la CONFINTEA V a fin de verificar la materialización de los objetivos convenidos en Hamburgo en 1997. En el camino hacia la CONFINTEA VI, que se celebrará en Belem, Brasil, hubo que determinar oportunamente los logros realizados entre-tanto y dónde estribaban los mayores déficit. El ICAE había contribuido con un informe sombra sobre este inventario crítico. El IUAL dio a conocer más adelante el documento «Renovación del compromiso con la educación y el aprendizaje de adultos», en el que abogaba porque se tuvieran más en cuenta los objetivos, los compromisos personales y las promesas respecto del desarrollo de la educación de adultos en forma de aprendizaje a lo largo de toda la vida y ante todo en relación con la agenda de la EPT. El Instituto, ciñéndose fielmente a la tradición de Hamburgo, organizó un taller sobre cooperación internacional, cuyas recomendaciones también se recogen aquí.

DOC 15 La intensificación de la prioridad de «Luchar contra la pobreza mediante la educación de adultos», y la concentración en la misma, la cual se vio reforzada por el Instituto gracias a un programa especial fomentado por el BMZ, permitió al mismo tiempo reanudar la cooperación iniciada con el Banco Mundial mediante el estudio relativo a «Desarrollo de aptitudes y alfabetización para mejorar los medios de subsistencia». El Banco Mundial disponía en ese tiempo de recur sos de fomento especiales en el marco del Fideicomiso Noruego, que también podían aprovecharse para proyectos, estudios y conferencias, especialmente en África. La Conferencia Internacional «Educación de Adultos y Reducción de la Pobreza: Una Prioridad Mundial» fue financiada en 2004 conjuntamente por el Banco Mundial y el Instituto. Está extensamente documentada en la revista EAD 63. El documento «Declaración de Gaborone y recomendaciones de acción» contiene propuestas relativas al aprovechamiento de la educación de adultos para fines de lucha contra la pobreza. Con esta orientación más acentuada hacia la educación de adultos para fines de lucha contra la pobreza, se cumplió, al mismo tiempo, con una importante exigencia de la Evaluación del BMZ, que había analizado la organización de los proyectos apoyados con recursos de la partida presupuestaria «Fomento de la estructura social en países en desarrollo». Se establecía allí expresamente que las experiencias de los proyectos exitosamente llevados a cabo con recursos del BMZ debían aprovecharse también para lograr el consentimiento de parte de otras entidades proveedoras de subvenciones.

DOC 16 Luego se efectuó una evaluación de las actividades de formación y capacitación de agentes multiplicadores en el marco de las negociaciones previas a una solicitud presentada al BMZ para el programa de formación y capacitación de educadores de adultos en países en desarrollo, la que pudo ser aprovechada para obtener una perspectiva más global respecto de los socios en la implementación, y también para extender la anterior orientación en ese ámbito a África. De esta manera, en conjunto con los socios de un sinnúmero de países, en la conferencia «La formación de educadores de adultos: experiencias y expectativas», realizada en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, se procuró pesquisar nuevos objetivos, aspectos esenciales y tareas. Con esa finalidad el Instituto había preparado una declaración titulada «Sugerencias, inquietudes y reflexiones». Toda la conferencia, con sus estudios preparatorios, está documentada en IPE 52.

DOC 17 Nuevamente una breve mirada retrospectiva: el año 2000, el Departamento Central de Cultura y Educación de la Comisión de las Comunidades Europeas publicó el «Memorándum sobre el aprendizaje Permanente», que todavía vale leer, y lo hizo circular masivamente por los estados miembros. Más adelante elaboró miles de comentarios y luego, en 2001, emitió una declaración complementaria de la Comisión titulada «Generar un espacio para el aprendizaje a lo largo de toda la vida». A este texto antepuso un proverbio chino que reza: «Si quieres producir un efecto que dure un año, siembra trigo. Si quieres producir un efecto que dure diez años, planta un árbol. Si quieres producir un efecto que dure cien años, educa a un ser humano». Lo importante para nosotros es que en el curso de este proceso nuestra comprensión de la educación de adultos pasó a cumplir un papel cada vez más importante; hablamos de una educación de adultos que opera sobre áreas extensas, de forma descentralizada, cercana a la ciudadanía, con objetivos de aprendizaje propios y en centros de aprendizaje propios, que se dedica a la educación general y cívica, y cuyas ofertas apuntan además a una capacitación laboral. Sólo fue cuestión de tiempo el que la Comisión de la UE sacara a luz una comunicación sobre aprendizaje en la edad adulta.

Como suele ser habitual, semejantes documentos de principios son preparados mediante estudios. En este caso, la Comisión licitó varios de una vez. El estudio sobre «Cuestiones y tendencias relativas a la educación de adultos en Europa» despertó especialmente el interés de la EAEA. Trabajaron en él la EAEA, la dirección del consorcio, y por parte de la DVV, este autor. El estudio – véase www.eaea. org – investigó más adelante la situación de la política educativa, la legislación y la financiación, discutió los motivos para abstenerse de participar y las facilidades de acceso, sentó las bases respecto de aptitudes básicas y calificaciones clave, trató el aspecto de la certificación y la acreditación, arrojó luz sobre la calidad de la formación y de la capacitación, y estrechó los vínculos con la demografía y la migración. En el capítulo final figuran, aparte de un sinnúmero de conclusiones y recomendaciones, cinco mensajes que vale la pena apoyar y transformar en hechos. El documento fue ampliamente difundido y considerado, también a través de diversas traducciones.

DOC 18 Lo que siguió ya el año 2007 fue una positiva comunicación de la Comisión de la UE sobre aprendizaje de adultos, «Nunca es tarde para aprender», que para los estados miembros resultó ser un documento revolucionario. Ella debía desglosar los aspectos específicos de la educación de adultos en el aprendizaje a lo largo de toda la vida, mostrar una perspectiva de política educativa ante la Comisión y los estados miembros, concretándola más adelante en un plan de acción. El proceso de elaboración de esta comunicación transcurrió paralelamente a la preparación de los estudios que diseñados previamente —al igual que el plan original— debían servir de punto de partida. De este modo todo se convirtió —eso sí, desde la perspectiva de la EAEA— en una fructífera cooperación y en parte hasta en interacción.

Los funcionarios/as competentes de la Comisión de la UE, con asesoramiento de la EAEA, debatieron un total de cuatro borradores de la comunicación en que fueron recogidos los resultados del estudio y su discusión. Es innegable que se produjo un fértil intercambio de ideas. Ya la constatación inicial, «el aprendizaje de adultos es un componente clave y esencial del aprendizaje a lo largo de toda la vida», constituye un planteamiento claro, que perfectamente podría figurar en otras declaraciones sobre política educativa, sea a nivel nacional, regional o mundial.

DOC 19 Este desarrollo político europeo fue presentado en la «Conferencia y estudio internacional sobre educación de adultos para sociedades de aprendizaje: perspectivas asiáticas y europeas para un mundo globalizado», que sesionó del 28 de octubre al 4 de noviembre de 2007 en Beijing. Se trataba de la primera conferencia organizada conjuntamente por la Asociación China de Educación de Adultos (Chinese Adult Education Association – CAEA) y la Oficina del Asia y el Pacífico Sur para la Educación de Adultos (Asian South Pacific Bureau of Adult Education – ASPBAE), así como la EAEA y la DVV. Aproximadamente 150 participantes de más de 50 países aprendieron unos de otros. La conferencia sacó enorme provecho de tres componentes: la delegación china informó con gran sinceridad sobre los gigantescos avances pero también ingentes problemas en el intento de alcanzar la educación para todos, que resulta inimaginable con una población total de 1.300 millones de personas. La ASPBAE integró a la conferencia su «Taller de capacitación para el liderazgo femenino», de modo que en términos generales fue posible asegurar una participación paritaria de géneros. Finalmente se hizo una particular referencia a la migración y la integración, en la que se discutió sobre todo la importancia del aprendizaje de idiomas extranjeros y su certificación en la educación de adultos, comprometidamente apoyada por TELC, una filial de la DVV en cuyo consejo de administración también se halla representado el Instituto.

DOC 20 La DVV es desde hace tres décadas un socio estable del Ministerio Federal de Relaciones Exteriores de Alemania en materia de cooperación internacional para el área de la educación de adultos. La reorganización en dicho ministerio trajo consigo una pérdida de importancia de la educación de adultos en la política exterior cultural y educativa (AKBP), que se hizo sentir en los años siguientes a través de un cambio en la fijación de prioridades, la escasez de recursos y las transformaciones. Este amenazador escenario se presenta aun más problemático para el Instituto y el consejo consultivo de la DVV, puesto que a nivel europeo e internacional la educación de adultos aumenta su importancia, y desde la perspectiva de la DVV el intercambio internacional en el marco de la AKBP debiera corresponder a dicha tendencia, especialmente considerando que los puntos de interés temáticos y regionales son a menudo congruentes. La educación de adultos es un gran tema para el futuro en el contexto del aprendizaje a lo largo de toda la vida, lo que ha quedado confirmado muchas veces a nivel europeo e internacional. En este sentido, la DVV aboga en favor de un mayor reconocimiento y fomento de la AKBP, como también de su implementación, también como una necesaria muestra de coherencia política; el consejo de afiliados de la DVV aprobó la declaración impresa.

DOC 21 La importancia de la alfabetización de los jóvenes y adultos no ha disminuido en los últimos años (mejor dicho, en las últimas décadas). El crecimiento demográfico es equiparable al incremento de las escolarizaciones. Además, muchas de las cifras aún no son demasiado fiables: si se comparan cifras de la UNESCO respecto de los niños que no asisten a la escuela con aquellas relativas al trabajo infantil, entonces éstas resultan casi dos veces superiores. O en lo referente a la alfabetización: si se comparan los resultados de encuestas incluidos en estudios especiales con aquellos de las estimaciones efectuadas en el marco de censos nacionales, se alcanzan niveles un tercio más altos que las cifras entregadas oficialmente, de modo que habrá que partir de un universo de mil millones de seres humanos con aptitudes insuficientes de lectura y escritura. En este sentido es menester apoyar todos los esfuerzos que hagan frente a esta situación desde puntos de vista cualitativos y cuantitativos. El «Llamamiento a la acción de Abuja» refleja estos esfuerzos, y la enorme repercusión de los puntos de referencia sobre la alfabetización debatidos en esa conferencia, en la que también estuvo representado el Instituto, ha quedado demostrada posteriormente; la propia conferencia está reproducida en AED 71. El Decenio de las Naciones Unidas para la Alfabetización, proclamado en 2002, ha de realizar una contribución esencial al objetivo de fomentar la lectura y la escritura en todos los países del mundo, y de disminuir a la mitad la actual tasa de analfabetismo. El Instituto respalda al grupo de expertos convocado por la UNESCO, el cual también ha preparado la Revisión a Mitad de Período para la Asamblea General de las Naciones Unidas. (Véase: www.unesco.org/uii/en/focus/undecade.htm)

DOC 22 + 23 Durante el año 2007 prosiguieron a nivel europeo los debates en torno a un plan de acción para la educación de adultos. El Instituto tomó parte en las consultas regionales y en la asamblea de afiliados de la DVV, y publicó una declaración titulada «Siempre es un buen momento para aprender». Este plan de acción de la UE superó finalmente todas las etapas para su aprobación oficial, y tiene por objeto apoyar a los países miembros en la tarea de mejorar y extender la educación de adultos en su territorio.

DOC 24 Los desafíos planteados a la educación de adultos, que emanan de la siempre creciente migración de personas, son múltiples y muy diferentes en cada país. Sería necesario preparar a las personas para la emigración a través de programas educativos; la inmigración plantea desafíos a las sociedades receptoras, y para superarlos la educación podría ser una herramienta provechosa. El Instituto trató el tema «El derecho a la educción en el contexto de la migración y la integración» en una conferencia celebrada en Bonn en conjunto con sus socios, como asimismo en tres foros sobre los temas «El idioma como herramienta clave para la integración y la participación», «El derecho a la educación: fundamentos para la igualdad de derechos, la integración y la participación de los migrantes» y «Migración y desarrollo: un aspecto que hay que tener en cuenta en la educación de adultos»; la conferencia está extensamente documentada en IPE 59 y EAD 70.

De Foro a Foro

DOC 25 En enero de 2007 se reunieron en Nairobi los miembros del ICAE para celebrar su asamblea mundial, dedicada al tema «El derecho de los adultos a aprender: convergencia, solidaridad y acción». En esa ocasión el Instituto formó la «Comisión para la organización y financiación del aprendizaje de adultos», cuyas contribuciones están contenidas en EAD 68. En el fondo, la asamblea mundial del ICAE fue un importante evento preparatorio con miras a la CONFINTEA VI, puesto que allí surgieron reflexiones para un posterior seminario virtual organizado desde Montevideo, así como para un encuentro realizado en 2008 en Leicester, en que se establecieron los temas esenciales en el documento «Literacy: Poverty and the World of Work; Migration, and Policy, Legislation and Financing» (Alfabetización: pobreza y el mundo laboral; migración, políticas, legislación y financiación), mediante el cual el ICAE se manifestaba dispuesto a concentrarse y comprometerse con miras a la CONFINTEA VI. Además surgió de ese proceso el documento político «Key Issues at Stake» («Aspectos fundamentales en juego»). La revista del ICAE, Convergence, publicó una Edición Especial al respecto, con más de veinte colaboraciones; más información puede obtenerse en: www.icae.org.uv 

DOC 26 La estructura federal de la República Federal de Alemania asigna gran importancia y responsabilidad a sus estados federados respecto de la educación y la cultura.

DialogoEn el curso de una Cumbre sobre Educación, que se celebró en Dresde en 2008 y que fue organizada por la Canciller Federal y los jefes de gobierno de cada uno de los estados alemanes, debían sentarse las bases de una iniciativa de calificación que habría de convertir a la República Federal en una «república educativa». La DVV —véase: también www.dvv.vns.de— aprovechó la oportunidad para establecer en su declaración objetivos y exigencias que reflejan de manera inequívoca los procesos internacionales: «destinar el 6 % del presupuesto de educación a la educación de adultos» y «reducir a la mitad la cantidad de analfabetos para el año 2015».

DOC 27 El Parlamento Europeo aprobó a fines de 2008 una resolución que resalta la importancia de la educación de adultos y del «aprendizaje a lo largo de toda la vida para el conocimiento, la creatividad y la innovación», insertándola en el contexto del futuro programa educativo de la UE. Aquí se incluye la solicitud de que se preste especial atención a los migrantes y las minorías, desfavorecidos por el mercado laboral, especialmente las personas jóvenes, las mujeres, los adultos mayores, y los habitantes de las regiones rurales.

DOC 28 Teniendo en cuenta a la principal entidad proveedora de subvenciones, el BMZ, el Instituto había preparado un documento estratégico, formulando y sintonizando sus objetivos y ventajas comparativas en función de un perfil de desempeño. De este modo se encuentra al mismo tiempo adecuadamente preparado para configurar eficazmente la evaluación de instrumentos del título «Fomento de la estructura social en países en desarrollo», anunciada por el BMZ, y que se realizará entre los años 2009 y 2011 en conjunto con otros organismos ejecutores del Grupo de Trabajo sobre Estructura Social (AGS); véase: www.sozialstruktur.org

DOC 29 La EAEA publicó una declaración relativa a la conferencia europea preparatoria de la CONFINTEA VI, en la que expone sus posturas y solicitudes, señalando que para desarrollar la educación de adultos es menester formular planes de acción que sean implementados a través de medidas concretas, destinadas a fortalecer las estructuras, a generar el apoyo estatal mediante normas legislativas y recursos financieros, a promover la formación y la capacitación de colaboradores, y asimismo a garantizar el reconocimiento de los resultados del aprendizaje.

DOC 30 + 31 + 32 A principios de 2007 se puso en marcha el proceso de preparación para la CONFINTEA VI. El IUAL de Hamburgo creó un grupo preparatorio internacional. Allí se realizan las planificaciones –desde el Informe Mundial sobre el Aprendizaje y la Educación de Adultos (Global Report on Adult Learning and Education – GRALE), pasando por las conferencias preparatorias regionales hasta el encuentro mundial «Vivir y aprender para un futuro viable: el potencial del aprendizaje de adultos» celebrado en Belem. Ciertamente, el hecho de formar parte de este grupo preparatorio, a nombre de DVV International y en calidad de director del Instituto, constituye a la vez un reconocimiento y un desafío. En todo caso, también facilita considerablemente la cooperación. El grupo preparatorio del IUAL se había impuesto la difícil tarea de elaborar un criterio de orientación para los informes nacionales. Difícil en el sentido de tener que, por una parte, aprehender, cuando fuera necesario, procesos y resultados en determinados países, y por otra, de manera unitaria, incluso establecer comparaciones. El que actualmente se disponga de más de cien informes nacionales, que pueden solicitarse en www.unesco.org/education/uie/confintea, constituye sin duda un gran éxito. Los informes de los países específicos se evaluaron desde una perspectiva que traspasaba las fronteras, luego se redactaron informes regionales que luego fueron discutidos en conferencias preparatorias regionales. Fue así como en septiembre de 2008 se organizó en México un encuentro sobre el tema «De la alfabetización al aprendizaje a lo largo de toda la vida: pasos para afrontar los desafíos del siglo 21»; otro en octubre, en Seúl, para el área Asia/Pacífico, sobre «Construcción de sociedades igualitarias y sostenibles en Asia y el Pacífico: los desafíos que afronta el aprendizaje de adultos», y en noviembre en Nairobi sobre «El potencial del aprendizaje de jóvenes y adultos para el desarrollo africano». Tanto los informes regionales como las declaraciones de las conferencias regionales son dignos de leerse, y se encuentran disponibles en la página web arriba indicada. En este volumen solamente se han documentado las respectivas recomendaciones, también con el fin de permitir apreciar los aspectos comunes, las semejanzas y las diferencias en las prioridades.

Financing Adult Education

DOC 33 Alemania pertenece a la Región Europa, Norteamérica e Israel de la UNESCO. Esta se reunió en diciembre último en Budapest en torno al tema «Aprendizaje de adultos para la equidad y la inclusión en un contexto de movilidad y competencia». Una vez más, tal como aconteció en la elaboración del informe nacional «The Development and State of the Art of Adult Learning» («El desarrollo y la situación actual del aprendizaje de adultos») —véase: www.bmbf.de—, la Comisión Alemana para la UNESCO (Deutsche UNESCO-Kommission – DUK) había organizado un taller en que las entidades responsables (BMBF y KMK), junto con otros participantes de delegaciones (Parlamento, DIE, DVV, DUK), pudieron debatir las líneas de contenido y los aspectos organizativos. Aspectos destacados de la conferencia fueron sin duda el discurso inaugural de la presidenta de la DVV, Prof.a a Dra. Rita Süssmuth, que efectuó un viraje hacia la CONFINTEA V de Hamburgo y, en ese contexto, hacia los éxitos pero también los déficit registrados desde entonces. El director del Instituto fue llamado a integrar el Grupo de Redacción y pudo presenciar la ardua batalla que supuso el esfuerzo por compatibilizar posturas divergentes, como asimismo por emplear determinadas palabras. Final-mente, se acordó una declaración final, que fue aprobada unánimemente y por aclamación en el plenario, en la cual se destaca la educación de adultos como un componente primordial del aprendizaje a lo largo de toda la vida, se recomienda el apoyo y el fomento de parte del sector público, y se solicita que se reconozcan también los títulos obtenidos mediante procesos educativos no formales.

DOC 34 Más adelante, en enero de 2009, se celebró en Túnez la conferencia regional para los países árabes: «Inversión en aprendizaje de adultos: creación de conocimientos y de sociedades de aprendizaje en la región árabe». En este caso cabe señalar que DVV International, en su calidad de organización acreditada ante UNESCO para la CONFINTEA VI, pudo enviar una delegación propia, de modo que aparte de la oficina central pudo participar un gran número directoras y directores de las oficinas en el extranjero; de este modo, el Instituto estuvo presente en todas estas conferencias preparatorias junto con sus socios.

DOC 35 + 36 La Asamblea General de las Naciones Unidas decidió lanzar en 2005 el Decenio de la Educación para el Desarrollo Sostenible. En Alemania, la correspondiente comisión del Parlamento Federal se ocupó intensamente del asunto, y se exigió al Gobierno Federal que elaborara un plan de acción para la educación y el desarrollo sostenible. La Comisión Alemana de la UNESCO se encargó de ejecutar el proyecto, formó una mesa redonda que opera la plataforma www.bne-portal.de, y DVV International es responsable del grupo de trabajo Educación Extraescolar y Formación Complementaria. En 2009 se realizó en Bonn una Revisión de Mitad de Período. También allí estuvo representado el Instituto, al igual que en la Conferencia Mundial de la UNESCO sobre la Educación para el Desarrollo Sostenible —véase la Declaración de Bonn—, y en la anterior sobre «Aprendizaje Global, weltwärts y más allá» que emitió la «Declaración de Bonn de las ONG».

Perspectivas

La cooperación práctica con los socios en los proyectos planificados en común, ya sea a nivel local, nacional o mundial, seguirá siendo un aspecto central de la labor del Instituto. Ellos influyen siempre de un modo muy concreto en la educación sobre salud y medio ambiente, en el fomento de la democracia y la acción cívica, en la empleabilidad y la formación profesional, en las contribuciones a la solución de conflictos y en la prevención de crisis, en la enseñanza primaria y la alfabeti-zación. Se seguirá considerando y apoyando los programas internacionales que procuran garantizar una buena educación para todos, es decir, una enseñanza primaria y complementaria de buena calidad para todos los jóvenes y adultos en la perspectiva de un aprendizaje a lo largo de toda la vida. Si bien aún persiste la imagen de los cuatro pilares de la educación —escuela, formación profesional, universidad, educación de adultos—, las transiciones entre los diversos sectores de la educación atraen mayor atención hacia el concepto de aprender a lo largo de toda la vida. Es aquí donde la educación de adultos cobra una importancia decisiva, al ser exigida por las transformaciones profesionales, tecnológicas y culturales en

La educación de jóvenes y adultos sigue careciendo del reconocimiento y significado que debiera tener para alcanzar los ODM y la EPT. Por tanto uno de los objetivos esenciales de la CONFINTEA VI de Belém deberá ser el de incrementar, a través de resoluciones obligatorias, las oportunidades de implementación en el futuro mediante garantías jurídicas, financieras y de política educacional, e iniciativas para fomentar el desarrollo de la profesión. Al mismo tiempo, las naciones ricas, como también las organizaciones para el desarrollo, deberían comprometerse a apoyar a las naciones pobres en su esfuerzo por alcanzar estos objetivos. Asimismo, es indispensable que esos mil millones de niños, jóvenes y adultos que no saben, o apenas saben, leer y escribir, puedan obtener algún provecho de estas iniciativas. En este proceso el Instituto deberá seguir alzando su voz, tendrá que involucrarse y ejercer su influencia, y documentar sus intervenciones según corresponda.

Ya un mes después del encuentro de Belém, en junio de 2009, DVV International se reunirá con sus socios BMZ, IUAL, ICAE, EAEA y ASPBAE en una conferencia internacional en Bonn, la que versará sobre el tema «Financiación de la educación de adultos para el desarrollo». De manera conjunta se intercambiarán experien cias y se debatirá en torno a cómo deben ser los mecanismos de cooperación más eficaces, y de qué manera la financiación del desarrollo estatal y multilateral puede aprovechar más ventajosamente la educación de adultos. Informaciones y documentos al respecto pueden solicitarse en www.DVV International.de .

La conferencia estará vinculada a un evento vespertino: los orígenes de la labor internacional de las universidades populares y de la DVV se remontan a los años cincuenta. El desarrollo organizativo e institucional de la DVV como organismo técnico propiamente tal comenzó en 1969. Es así como DVV International cumple cuarenta años. Una buena razón para celebrarlo como corresponde junto a los socios, para volver la vista atrás, para mirar hacia adelante … y festejar.

Literature

BMBF: Konzeption der Bundesregierung zum Lernen im Lebenslauf. Deutscher Bundestag. Ausschuss für Bildung, Forschung und Technikfolgenabschätzung. A-Drs. 16(18)353. Ingresado el 6.5.2008.

Delors, Jaques et. al.: La Educación encierra un tesoro. Informe a la UNESCO de la Comisión Internacional sobre la Educación para el Siglo XXI. París: Ediciones UNESCO, 1996. Dohmen, Günther: Lifelong Learning. Guidelines for a modern education policy. Bonn: BMBF 1996.

DVV: Aprendizaje a lo largo de toda la vida -necesidades y financiación. Respuestas a las preguntas para la audiencia del Comité de Educación, Investigación y Evaluación de las consecuencias de la tecnología del Parlamento Federal Alemán efectuada el 29 de enero de 2007 en Berlin, A-Drs. 16(18) 144. En: Educación de Adultos y Desarrollo, 68 o 69, 2007.

EAEA: Adult Education Trends and Issues in Europe. Restricted tender Nr. EAC/43/05 as completed by 11th of August 2006. Bruselas: EAEA 2006. Comisión Europea: Comunicación de la Comisión. Hacer realidad un espacio europeo del aprendizaje permanente. COM 2001, 678 final. Faure. E. et. al.: Aprender a ser. El Mundo de la educación de hoy y de mañana . París: Ediciones UNESCO, 1972.

Kidd. Roby A.: Tale of Three Cities, Elsionore – Montreal – Tokyo, the influence of three world conferences upon the development of adult education. Publications in Continuing Education. Syracuse University, 1974.

Knoll, Joachim H.: Internationale Weiterbildung und Erwachsenenbildung. Konzepte, Institutionen, Methoden. Darmstadt 1996. Lowe, John: The Education of Adults. A World Perspective. París: UNESCO 1975. OCDE, Centre for Educational Research and Innovation (CERI): Recurrent Education. A Strategy for Lifelong Learning. París 1973. IUAL: Informe Mundial sobre el Aprendizaje y la Educación de Adultos. Borrador. Manuscrito. Hamburgo: IUAL 2009.

OCDE, Centre for Educational Research and Innovation (CERI): Recurrent Education. A Strategy for Lifelong Learning. París 1973.

IUAL: Informe Mundial sobre el Aprendizaje y la Educación de Adultos. Borrador. Manuscrito. Hamburgo: IUAL 2009. 

 

Notas

1 Heribert Hinzen: Educación de Adultos y Desarrollo. 25 Años del Instituto de Cooperación Internacional de la Asociación Alemana para la Educación de Adultos. EAD 43. Bonn: DVV 1994.
2 Véase: Erhard Schlutz: Mein Weg in die Erwachsenenbildung – Kollegial Aufgaben- und Brufsentwicklung in den Siebzigern, p. 108; así como en la Introducción, pp. 4 y 5. En: Erhard Schlutz, Heinrich Schneider (Ed..) Berufsgeschichte der Erwachsenenbildner/innen – Geschichte als Berufswissen. Bremer Texte zur Erwachsenen-Bildungsforschung des Instituts für Erwachsenenbildungsforschung de la Universidad de Bremen: 2008.
3 Cf. Heinrich Roth (Ed.): Begabung und Lernen. Ergebnisse und Folgerungen neuer Forschungen. Deutscher Bildungsrat. Gutachten und Studien der Bildungskommission.Vol. 4. Stuttgart: Ernst Klett Verlag 1968, p.453; y Strzelewicz, W., H.D. Raapke, W. Schulenberg: Bildung und gesellschaftliches Bewußtsein. – Eine mehrstufige soziologische Untersuchung in Westdeutschland. Göttinger Abhandlungen zur Soziologie, Vol. 10, Stuttgart 1966.
4 Véase: Deutscher Bildungsrat: Strukturplan für das Bildungswesen. Citado en: Wolfgang Seitter: Geschichte der Erwachsenenbildung. Eine Einführung. En: Theorie und Praxis der Erwachsenenbildung. Bielefeld: Bertelsmann 2000, p. 140.
5 Joachim H. Knoll: The history of the UNESCO international conferences on adult education – from Helsingör (1949) to Hamburg (1997): International adult education policy through people and programmes. En: Convergence, Vol. XL (3-4) 2007, S. 21-41
6 ICAE: Adult education and lifelong learning: Issues, concerns and recommendations. Submission to the International Commission on Education and Learning for the Twenty-First Century. En: EAD 42. Bonn: DVV 1994, pp. 175-184.
7 Gundula Frieling, Gisela Waschek (Red.): Geschichte – Geschichten – Gesichter. Ein halbes Jahrhundert Deutscher Volkshochschul-Verband e.V. Bonn: DVV 2003.
8 Véase:: Wolfgang Seitter, Nota. 4, p. 108.

Ediciones

Búsqueda de artículos

Pueden buscar artículos en nuestro índice de artículos (ordenado por autor, tema, año, región y país). También ofrece una opción de búsqueda por texto completo.

Suscríbanse

La revista Educación de Adultos y Desarrollo se distribuye de manera gratuita en inglés, francés y español. Si desean recibirla, sírvanse suscribirse aquí.