DVV

En memoria de Jakob Horn

 

Jakob Horn

Nacido en Bacsszentivan el 22 de octubre de 1935

Fallecido en Schönram el 17 de enero de 2009

 

 

 

Fuente: DVV International

 

Me encontré por primera vez con Jacob Horn en 1981, durante una conferencia organizada por la DVV en Bonn. A lo largo de las siguientes dos décadas nos encontramos en muchas ocasiones; él viajaba a la India y pasaba temporadas con nosotros en la PRIA; estuvimos trabajando juntos en el comité ejecutivo internacional del Consejo Internacional de Educación de Adultos durante 8 años, de 1986 a 1994; en las décadas de los años ochenta y noventa él asistió a muchos encuentros y conferencias de la ASPBAE; en 1992 pasé un par de veladas con él en Budapest. Como suele ocurrir en una interacción así, de largo plazo, desarrollamos relaciones de amistad y mutuo respeto. Encontré en Jacob una persona fácil para la convivencia, además de un educador de adultos dedicado.

Lo más importante es que encontré a Jacob promoviendo la idea de profesionalizar la educación de adultos. Para él esta búsqueda de profesionalización implica varias cosas. Significa mejorar la calidad de quienes practican la educación de adultos; implicaba una investigación y un análisis más profundos de la práctica de la educación de adultos; implicaba también la superación profesional de las instituciones de educación de adultos, tanto en sectores gubernamentales como no-gubernamentales. Si bien Jacob no estaba vinculado con instituciones académicas, como de hecho se creía de él, estaba preocupado por la calidad de los programas de educación de adultos relacionados con la investigación y la enseñanza. Con su visión internacionalista, el compromiso de Jacob con el profesionalismo no se limitaba a Alemania o Europa; estaba también profundamente comprometido con la profesionalización de la educación de adultos en las sociedades en vías de desarrollo.

He decidido compartir mis reflexiones precisamente sobre este tema y para este Número Especial. El mes pasado invitaron a pronunciar una conferencia sobre el Memorial Rajan para estudiantes y facultativos del Instituto de Gestión (Institute for Rural Management – IRMA) en Anand, Gujerat, India. Les hablé largamente acerca de los desafíos enfrentan los profesionales del desarrollo; situé mi presentación en el marco de la gobernabilidad democrática la India hoy día. Lo que expliqué en aquella conferencia, una parte de la cual la comparto más abajo con algunas modificaciones, puede aplicarse perfectamente a profesionales de educación de adultos, no sólo en India sino de manera global. A tiempo de enviar líneas para el número especial de la revista, me acuerdo de la pasión que sentía Jacob por la educación adultos en sus innumerables formas y trayectorias. La tarea de profesionalizar la educación de adultos todavía está pendiente, y los desafíos para los profesionales de la educación de adultos siguen siendo amenazadores. Pode mos contribuir al legado de Jacob empezando por examinar y estudiar esos desafíos que enfrentan los profesionales de la educación de adultos en todo el mundo.

Rajesh Tandon, Presidente de PRIA,Nueva Delhi 

Querido Dr. Hinzen, queridos colegas, queridos amigos y amigas:

Hemos quedado muy tristes al saber del fallecimiento del Sr. Jakob Horn. Todavía recordamos los años de intensiva cooperación cuyo resultado, gracias al cabildeo del Sr. Horn, fue que la Asociación Croata pasó a ser miembro de la AEEA. Hemos perdido un buen amigo. Expresamos nuestra simpatía tanto a la familia del Sr. Horn como a la DVV.

Damir Matkovic Presidente de la Asociación Croata de Educación de Adultos

Querido Heribert:
Es una noticia muy triste.

Recuerdo muy bien a Jakob: yo acababa de ingresar a la ASPBAE como responsable de programa y estaba atemorizada de tener como huésped a ese «gran hombre», el más antiguo socio de la ASPBAE. Él me tranquilizó muy pronto, con su aire informal y tan accesible. Tanto Azeez como yo recordamos todavía una cena memorable con él en Delhi, donde nos contó de su infancia durante la guerra y de cómo creció en esas difíciles circunstancias. De mis interacciones con él y con el CIEA aprendí un montón de cosas acerca de la dinámica y la complejidad de las ONGs internacionales, como también acerca de la familia global de la educación de adultos. Recuerdo que él mantuvo un fuerte apoyo a la ASPBAE y que era un fi rme creyente en el valor y la enorme importancia que tiene la cooperación internacional para la educación de adultos, a la cual él dedicó una buena parte de su vida profesional.

Estoy segura de que ustedes van a echar mucho de menos a este querido colega y gran amigo.

La ASPBAE les envía sus profundas condolencias a usted y a nuestros amigos y amigas de la DVV. Por favor haga llegar también las simpatías personales de Azeez y mías a su esposa y familia.

Con mis mejores consideraciones, María Khan

Durante cerca de treinta años Jacob Horn fue una figura estelar en la Asociación Alemana para la Educación de Adultos (DVV). Su visión y su duro trabajo jugaron un papel central a la hora de sentar las bases de lo que hoy viene realizando, junto a sus socios, el Instituto de Cooperación Internacional alrededor del mundo. Hasta su muerte, él mantuvo un intenso interés por el progreso de la educación de adultos internacional.

Las experiencias de su infancia y juventud lo influyeron profundamente y cultivaron las cualidades especiales que determinaron el curso de su vida. Nació en la región de Vojvodina, en el Norte de lo que ahora es Serbia. Las consecuencias de la guerra y sus secuelas fueron severas y angustiosas para él y su familia. En 1947, después de que sus abuelos y su hermano menor murieran por inanición en un campo de concentración, él y sus dos hermanos más jóvenes se las arreglaron para escapar a Austria, a través de Hungría.

Fue recién entonces, a la edad de doce años, que pudo empezar la escuela y aprender a leer y escribir. A lo largo de los seis años siguientes fue recuperando el tiempo perdido, completando a veces dos años de escolaridad en uno solo. En 1957 recibió su diploma de ingreso a la universidad y empezó a estudiar derecho, economía y ciencias políticas en Múnich y Berlín. Se adhirió al movimiento estudiantil y terminó involucrándose activamente en dicha organización, sirviendo como representante ante el consejo de estudiantes de su facultad y como miembro de la Asociación de Juntas de Gobierno Estudiantil de Alemania. En 1963 recibió su diploma de ciencias políticas en el Instituto Otto Suhr, de la Universidad Libre de Berlín. Fue co-fundador de la Asociación Alemana de Estudios Políticos, de la que más tarde llegaría a ser presidente.

Su carrera profesional empezó en 1963, en la Academia de Relaciones Exteriores de la Universidad Libre de Berlín, donde adquirió una mirada penetrante y una experiencia valiosa en su trabajo junto a estudiantes de todo el mundo, y con sus muchos viajes al exterior.

El 1º de julio de 1971 se integró a la Asociación Alemana para la Educación de Adultos como su coordinador y asesor para el trabajo con contrapartes de América Latina. El año siguiente fue designado subdirector de la Unidad de Educación de Adultos en Países en vías de Desarrollo, de la Asociación, lo que actualmente es el Instituto de Cooperación Internacional. El 1º de octubre de 1975 asumió el cargo de director y continuó dirigiendo el Instituto hasta su jubilación en 1999. Cuando empezó a vislumbrarse el cambio en Europa Central y Oriental, él identificó nuevos desafíos para el Instituto y para él mismo. A iniciativa suya, el Instituto lanzó un programa de cooperación en Hungría, que él mismo dirigió exitosamente desde la oficina de proyectos de la DVV en Budapest durante los años 1990 a 1995. En mérito a sus destacados esfuerzos en beneficio de la educación de adultos en Hungría, fue honrado por el Gobierno de Hungría con la otorgación del Premio Nacional de Cultura.

Muchas iniciativas que arrancaron bajo su liderazgo son todavía vitales y relevantes hoy día. Entre ellas están las líneas maestras desarrolladas en la década de los setenta para los programas de cooperación internacional de la DVV, una serie de principios que venían a subrayar la importancia de la asociación para la cooperación y la responsabilidad social respecto de la educación de adultos, tanto como su relevancia en la lucha contra la pobreza. Los primeros años de la década de los setenta se vieron marcados también por la aparición de los primeros números de «Educación de Adultos y Desarrollo», la revista especializada internacional multilingüe de educación de adultos de más amplia difusión. Su compromiso especial con los países de África oriental, desde Etiopía y Sudán hasta Somalia, así como los muchos cursos que dirigió especialmente para educadores de esa región, fueron el ímpetu inicial que estuvo tras el comienzo de un programa de capacitación de educadores de adultos, que con el tiempo se convirtió en un esfuerzo realizado en todo el mundo. Durante los muchos años en que los esfuerzos de la DVV en América Latina estuvieron concentrados en Colombia, su especial énfasis por expandir los contactos de la DVV y reforzar las estructuras de las organizaciones asociadas empedraron el camino para que el Instituto abriera nuevas oficinas de proyectos de la DVV en otros países de la región.

Él estuvo dedicado a promover las asociaciones regionales de educación de adultos en África, Asia, Europa y América Latina. Apoyó al Consejo Internacional de Educación de Adultos tanto en tiempos buenos como en malos, asumió responsabilidades como miembro del directorio allí donde se lo requería, y estuvo personalmente comprometido en la búsqueda de soluciones constructivas en situaciones de crisis. Con el talento único que tenía para la comunicación, se dedicó a establecer y desarrollar contactos internacionales en todos los niveles, reuniendo a los educadores de adultos para tejer redes efectivas en ese campo. Su consejo era altamente valorado y constantemente buscado, y fue una figura prominente y popular en las conferencias internacionales. En las conferencias internacionales de la UNESCO sobre educación de adultos fue un importante defensor del aprendizaje de por vida y de su significación para el desarrollo social, tanto en Alemania como en cualquier otra parte del mundo.

Jacob Horn construyó una base sólida de confianza para la relación entre el Instituto y sus financiadores. Él tenía una visión clara de lo que era posible, y siempre estuvo dispuesto a explorar nuevas ideas e intentar nuevos enfoques que permitieran efectuar cambios en el mundo.

Él promovió una atmósfera colegiada y cooperativa en el Instituto y se interesaba de manera activa y genuina por todos los miembros de nuestro equipo. Abrió espacios para la iniciativa personal y estimuló la comunicación abierta. Lo recordaremos y apreciaremos siempre por su inspiración incansable y vigorosa, así como por su leal solidaridad.

En junio del 2009 el Instituto de Cooperación Internacional cumplirá 40 años de servicio. Habría sido un honor y un privilegio tener con nosotros a Jacob Horn para la celebración de este evento. La publicación de nuestro 40 aniversario estará dedicada a él como expresión de gratitud y homenaje a su memoria.

Deutscher Volkshochschul-Verband, Bonn, Alemania
Prof. Dr. Rita Süssmuth, Presidenta
Dr. Ernst Dieter Rossmann,
Miembro del Parlamento Alemán, Presidente ejecutivo
Ulrich Aengenvoort,
Director de la Asociación
Prof.(H) Dr. Heribert Hinzen, Director de DVV International

CONFINTEA V 1997 in Hamburg

 

 

 

 

 

 

 

CONFINTEA V 1997 en Hamburgo
Fuente: Jost Reischmann