Editorial

Para nuestra revista constituye un asunto especial la celebración de cuarenta años de existencia de lo que al comienzo se denominó Departamento de Educación de Adultos en Países en Vías de Desarrollo, después Departamento de Cooperación Internacional, más tarde Instituto de Cooperación Internacional, y que ahora llamamos DVV International. En medio de todos esos cambios nunca deberemos olvidar que siempre se ha tratado de una sección especializada de la Asociación Alemana para la Educación de Adultos, la Deutscher Volkshochschul-Verband, que es la asociación nacional de universidades populares, las Volkshochschulen (VHS), y sus representaciones en el nivel estatal, todas ellas parte de la bien conocida y establecida DVV y que actúan en los niveles local, nacional, regional y global.

En 1969 se vivió un momento decisivo durante el cual las actividades europeas e internacionales de las universidades populares y de la DVV fueron creciendo hasta el extremo de que se necesitaba una estructura más formalizada, algo así como un departamento dentro de la Asociación. Todavía al comienzo de la década de los setenta el número de colegas, proyectos y contrapartes era muy pequeño, pero sin embargo no dejó de aumentar constantemente, hasta llegar a las casi ciento cincuenta personas que actualmente trabajan para DVV International en Alemania y en las numerosas oficinas regionales y nacionales que tenemos alrededor del mundo.

Jakob Horn, el primer director, que además ejerció el cargo por mucho tiempo, ha muerto el 17 de enero de 2009. Se había retirado en 1999, después de haber servido como conductor del Instituto durante un período sustancial y de máxima importancia, período en que se estableció al interior de la DVV una estructura de cooperación sobre una base sólida, especialmente con la participación de nuestras organizaciones fundadoras, y también de todas nuestras contrapartes profesionales en un número de países que no cesaba de crecer; con la participación de gobiernos, universidades y organizaciones de la sociedad civil, en la medida en que se encontraban involucradas en la educación de adultos. En memoria de sus servicios, dedicamos a él este número especial, a la vez que ofrecemos un capítulo con materiales escritos por él mismo o por sus amigos y colegas.

Michael Samlowski se retiró del Instituto el año pasado en calidad de Vicedirector, después de más de veinte años de trabajo al servicio de la DVV. Él sigue todavía apoyando nuestro trabajo como secretario general de la Junta Consultiva de la DVV, y en muchos aspectos su experticia sigue siendo útil para DVV International. Tuvimos la suerte de que él pudiera escribir el capítulo histórico de este número, ofreciendo su punto de vista acerca de cómo el Instituto ha llegado a ser lo que es hoy día. Además ha contribuido con una mirada de conjunto de las actividades que actualmente se lleva a cabo, y con una nota muy personal en recuerdo de Jakob Horn, sus relaciones y su internacionalismo en el campo de la educación de adultos.

Ahora bien, este número que se publica a propósito de los cuarenta años sigue en gran medida la estructura del número especial que publicamos en 1994, cuando el Instituto cumplía veinticinco años. Nuevamente tenemos una sección sobre las actividades actuales con todos los detalles necesarios referidos a los últimos dos años, sobre dónde, en qué y con quién trabajamos. Esto deberá verse en el contexto de toda la información que se ofrece en nuestra página Web, y además de ella.

Luego hay dos capítulos que presentan artículos individuales. Hemos invitado a colegas de fuera del Instituto a que examinen las tendencias y temas que nos rodean y que tienen que ver con educación de adultos y desarrollo, y nos ofrezcan una perspectiva; la mitad de ellos lo hicieron hace ya 15 años. Y la otra sección presenta contribuciones de colegas de dentro del Instituto, tanto de la sede central como de las diferentes oficinas, que analizan temas cercanos a sus experiencias y preocupaciones profesionales.

Una sección más amplia recoge documentos que cubren el período que siguió a los primeros veinticinco años, incluyendo los últimos del 2009. Una vez más intentamos mostrar cómo hemos sido influidos por ideas, políticas y recomendaciones que han ido llegando hasta nosotros en nuestras múltiples áreas de educación de adultos, desarrollo y cooperación. Y al mismo tiempo presentamos lo que ha ido saliendo de nosotros a través de las múltiples intervenciones en que hemos estado involucrados. Por supuesto muchos de estos artículos están ahora disponibles a través de diferentes páginas Web; pero hemos decidido tenerlos impresos aquí, ya que consideramos que este número especial es algo así como un manual para nuestros lectores, la gran mayoría de los cuales todavía no tienen acceso al Internet.

Finalmente hay un apéndice con toda clase de información sobre el Instituto y su trabajo, como ser estudios, publicaciones y otros detalles.

Queremos expresar nuestro sincero agradecimiento a todas aquellas personas e instancias que apoyan nuestro trabajo. Nuestro mayor y más antiguo financiador es el Ministerio Federal Alemán para la Cooperación Económica y el Desarrollo (BMZ), al que agradecemos precisamente el apoyo prestado desde el año 1973 a esta revista, vía un proyecto de información y comunicación sobre temas de educación de adultos y desarrollo.

Heribert Hinzen