CONFINTEA VI

¿Una bendición disfrazada?

 

Mensajes a propósito de la reunión postergada de la CONFINTEA

Cada doce años, desde 1949, ha habido una gran conferencia de Naciones Unidas sobre Educación de Adultos llamada CONFINTEA… pero la conferencia de este año, que debía de celebrarse en mayo de 2009 en Belém, Brasil, está ahora en duda. Temores a una fiebre porcina pandémica indujeron al gobierno de Brasil a posponer la reunión, y en este momento no está claro para cuándo será reprogramada. Esto resulta evidentemente muy frustrante para los activistas que han estado involucrados en la preparación de la CONFINTEA a través de conferencias regionales y procesos nacionales durante los dos o más últimos años. Sin embargo la postergación se puede convertir en una bendición disfrazada.

El actual diseño del «Marco de Acción de Belém», que debía ser el principal resultado y que circuló como un avance antes de la conferencia, es un documento débil que no llega a presentar ni una visión clara ni compromisos concretos. Algunos actores de la sociedad civil, convocados por el Consejo Internacional de Educación de Adultos, han estado trabajando un documento borrador de defensa de la sociedad civil que debía ser terminado en un foro de la sociedad civil inmediatamente antes de Belém. El mismo contiene una base mucho más fuerte para la acción. También la Plataforma Africana de Educación de Adultos ha preparado un documento fuerte que destaca las cuestiones centrales que ellos ven.

El desafío es reducir esas cuestiones a una agenda que pueda galvanizar la acción. La Campaña Global por la Educación ha intentado hacerlo, analizando los documentos existentes y subrayando los puntos clave que se tiene que defender durante la CONFINTEA (ver recuadro en la página siguiente).

En abril de 2009 se movilizó a más de diez millones de personas, en más de cien países, como parte de la Semana de Acción Global, de la Campaña Global por la Educación, que se centraba en torno al tema «La Gran Lectura». Ello demuestra que se cuenta con apoyo masivo a la acción nacional e internacional a favor de la alfabetización de jóvenes y adultos. Ahora que la CONFINTEA ha sido pospuesta, es el momento de convertir ese apoyo de masas en formas serias de compromiso político. La Campaña Global por la Educación está proponiendo que los activistas de la sociedad civil en todos los países del mundo convoquen sendas reuniones con los ministros, o sus técnicos, que quieran constituir en sus respectivos países una delegación de la CONFINTEA. Los diez puntos (a continuación) podrían proporcionar un marco sencillo que estimule un diálogo acerca de lo que debería acordarse en Belém, cuando sea que vaya a tener lugar la reunión. ¡Poco valor puede tener que en Brasil se reúnan 2000 personas si luego los resultados no son realmente sustanciales! Los diez puntos del recuadro son un simple punto de partida.

  1. La educación de jóvenes y adultos debe se reconocida como un derecho humano exigible (ver comentario 13 a propósito del Convenio Internacional sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales) y en su provisión no se puede tolerar ningún tipo de discriminación.
  2. Debería verse la educación de jóvenes y adultos como el pegamento invisible que resulta esencial para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y de los objetivos del desarrollo nacional, por lo que se requiere de colaboración inter-ministerial y de activa participación de la sociedad civil en todos sus niveles. La participación es esencial para asegurar que los programas tengan en cuenta las necesidades específicas de los grupos marginados, para estimular el desarrollo de una ciudadanía activa, así como mejores niveles de salud y supervivencia, y de equidad de género.
  3. La alfabetización debe verse como un proceso permanente, y debe abolirse la vieja dicotomía de alfabetismo y analfabetismo. En este momento se precisan encuestas nacionales que recolecten datos sobre el espectro de diferentes niveles de alfabetismo con el fin de mostrar la verdadera escala del desafío y de terminar con el mito de que hay una línea mágica que separa el analfabetismo del alfabetismo.
  4. Ya no debería haber más campañas de corto plazo para erradicar el analfabetismo de adultos. Lo que más bien se necesita es una investigación sostenida sobre programas que trabajen con los estudiantes durante un plazo mínimo de dos o tres años, y que luego continúen en programas de aprendizaje de por vida.
  5. Hay urgente necesidad de formar personal profesional y calificado para la educación de adultos, ya sean facilitadores, maestros, administradores e investigadores; como también de asegurar que sean bien pagados.
  6. Los Puntos de Referencia Internacional sobre Alfabetización de Adultos ( International Benchmarks on Adult Literacy), publicados por la Campaña Global por la Educación (ver Writing the Wrongs GCE 2005), deberían aprovecharse como punto de partida para un nuevo diálogo nacional, para el diseño de programas efectivos, y como base del seguimiento y evaluación de la oferta existente.
  7. Los Estados deben comprometerse a asignar a la educación un mínimo del 6 por ciento de su PNB, y a destinar, dentro de su presupuesto educativo, un mínimo del 6 por ciento a la educación de jóvenes y adultos, dándole prioridad a la alfabetización.
  8. Los donantes deben pagar la parte que les corresponde de los requerimientos de financiación externa para la educación de jóvenes y adultos. Por lo menos el 6 por ciento de la ayuda para educación procedente de los donantes debería ir a Educación de Jóvenes y Adultos con el fin de cubrir el déficit financiero de esta área que está por lo menos en dos mil millones de dólares.
  9. La Iniciativa de Vía Rápida, de Educación Para Todos, así como cualquier otro mecanismo de financiación global para educación, va a requerir activamente que los planes sectoriales de educación incluyan estrategias e inversiones realistas para encarar la alfabetización de adultos.
  10. Se deben cuestionar las condiciones macroeconómicas del Fondo Monetario Internacional que socavan la inversión en educación, de manera especial en el actual contexto de recesión global, de manera que los Estados puedan invertir adecuadamente en toda la agenda de la Educación Para Todos. El G20 no deberá entregar al FMI los fondos que ha prometido mientras no se reformen de verdad las condiciones que bloquean la inversión en educación.

Para documentos más amplios de la sociedad civil ver www.campaignforeducation.org o tomar contacto con lucia@campaignforeducation.org

 

Fuente: EducationAction,
actionaid, issue 23, July 2009, p. 24.
 

El premio Grundtvig de la AEEA, versión 2009

Dos proyectos de DVV International son los ganadores del Premio Grundtvig, versión 2009, de la Asociación Europea de Educación de Adultos (AEEA)

1. Destrezas para la capacitación no-formal en el Kirguistán rural

El proyecto pretende proporcionar cursos de educación y capacitación a personas adultas desempleadas en 36 comunidades rurales donde no existen oportunidades de aprendizaje. Los cursos tienen que ver con áreas profesionales como la confección de ropa y el procesamiento de leche, como también con competencias sociales y desarrollo personal. Una vez completado, el proyecto habrá beneficiado a 540 personas con 150 horas de capacitación para cada una de ellas. El proyecto es innovador en cuanto a los métodos adoptados, que incluyen la modalidad de talleres itinerantes y también las clases nocturnas y de fin de semana. Los talleres de capacitación proporcionan un capacitador o capacitadora, además de todo el equipamiento y los instrumentos necesarios, los que son llevados a la comunidad y permanecen en ella hasta que el curso haya terminado. Las autoridades locales proporcionan las facilidades necesarias para instalar en la escuela de la comunidad los talleres itinerantes, una librería etc. Es la primera vez que comunidades locales pobres tendrán la oportunidad de acceder a capacitación en el lugar donde viven y en su propio idioma, lo que resulta relevante para la necesidad que tienen de encontrar empleo y de desarrollar la confianza en sí mismas. El personal y las organizaciones que contribuyen al proyecto se beneficiarán también con el desarrollo profesional y con la percepción adquirida acerca de cómo desarrollar módulos de capacitación para personas desempleadas que viven en áreas remotas.

2. Proyecto Europeo de Escolarización Penitenciaria Virtual (VEPS Virtual European Prison School Project)

El grupo meta principal para este proyecto son los internos de las cárceles. El objetivo era aumentar la oferta educativa, incrementar la participación, y ampliar el acceso a educación en las prisiones europeas. Las actividades primarias incluían la transferencia internacional de las mejores prácticas existentes y la creación de una Escuela Virtual Penitenciaria basada en el Internet. Los resultados incluían la transferencia de prácticas de tres sistemas nacionales a otros tres países. Uno de los aspectos más innovadores del proyecto ha sido la creación de la Escuela Virtual Penitenciaria, que viene a ser la depositaria de programas educativos, materiales de enseñanza y cursillos por medio de los cuales los educadores y educadoras penitenciarios pueden llegar a apoyar a internos de las cárceles a que estudien en su idioma materno y obtengan un certificado de su país de origen, aprovechando el tiempo que hayan estado en prisión en el extranjero. Los impactos exitosos del proyecto incluyen un mayor aprovechamiento del aprendizaje a distancia en las cárceles, así como un número creciente de usuarios finales; la atención a prisioneros juveniles y a estudiantes con necesidades especiales; y el mejoramiento de metodologías, tecnologías y enfoques de educación penitenciaria en los países contraparte con el fin de alinearlos con el desarrollo del aprendizaje en red (o a distancia) y con las mejores prácticas y las principales corrientes de la educación de adultos. El proyecto ha abierto también nuevas puertas para que los educadores y educadoras penitenciarios se organicen en redes internacionales e inicien procesos de desarrollo adaptados a su contexto tanto local como nacional.