Declaración de Bonn sobre la Financiación de la Educación de Adultos para el Desarrollo

          Recomendaciones

  1. 1. Estas Recomendaciones para la Acción fueron desarrolladas en la Conferencia sobre Financiación de la Educación de Adultos para el Desarrollo, llevada a cabo en Bonn, Alemania, el 23 y 24 de junio de 2009. Tienen como finalidad brindar información sobre las acciones que se deben acordar en la Sexta Conferencia Mundial sobre Educación de Adultos (CONFINTEA VI) de la UNESCO, la cual tendrá lugar en Belém, Brasil, en el mes de diciembre próximo.

    La Conferencia de Bonn hace un llamado a los gobiernos nacionales a

  2. crear un fundamento legal e integral para la educación de adultos allí donde no exista, en calidad de pilar de apoyo financiero adecuado;
  3. asignar como mínimo un 6 % del PBI al sector de la educación, y de éstos, asignar nuevamente como mínimo un 6 % a la educación de adultos, reservando la mitad de dichos recursos para programas de alfabetización de adultos, allí donde sean necesarios;
  4. considerar el aprendizaje permanente así como el aprendizaje de adultos en todas las planificaciones estratégicas, asignaciones de recursos y procesos de implementación;
  5. lograr el objetivo en cuanto a Educación Para Todos y Todas, específicamente los objetivos 3 y 4, así como el abanico completo de los Objetivos de Desarrollo del Milenio;
  6. poner fin a las campañas de corto plazo de erradicación del analfabetismo y mantener la inversión en los programas requeridos, asegurando la continuidad de los programas de aprendizaje permanente;
  7. reconocer la importancia de apoyar el aprendizaje permanente, incluyendo las oportunidades de educación permanente posteriores a experiencias educativas para todos los grupos de personas e individuos, de todos los niveles y todas las edades, así como de todas las sociedades;
  8. trabajar con la sociedad civil en su totalidad, incluyendo organizaciones y grupos de interés del sector privado, con el fin de aprovechar al máximo los recursos disponibles;
  9. concentrarse más en las iniciativas financieras de educación de adultos para beneficiarios que se encuentran en la parte inferior y no superior de la escala;
  10. priorizar el desarrollo y la educación de la mujer, incluyendo el gender mainstreaming y el apoyo de acciones específicas para empoderar a la mujer;
  11. apoyar el desarrollo de habilidades, considerando debidamente las necesidades específicas de la pequeña empresa;
  12. hallar los vínculos entre la financiación de la educación de adultos y la salud, el desarrollo sustentable, etc; lograr una coordinación efectiva entre los diferentes departamentos del sector público y determinar el grado en el que las actividades llevadas a cabo a nivel interdepartamental fomentan u obstaculizan el aprendizaje.

    Hacemos un llamado a las organizaciones intergubernamentales a

  13. valorar y apoyar las finalidades y las acciones antes señaladas frente a gobiernos nacionales;
  14. Solicitamos a la OCDE en particual que incluya el concepto de educación de adultos en el código CAD 112.30 (alfabetización de adultos y educación) en sus estadísticas sobre educación con el fin de aprehender otros aspectos de la educación de adultos, como base para la elaboración de indicadores de monitoreo para esta área.
  15. El G20 debe insistir frente al FMI para que en los requerimientos macroeconómicos se refleje debidamente la importancia de invertir en desarrollo humano (y específicamente en la EPT) como un elemento clave de la respuesta a la crisis financiera.

    Hacemos un llamado a los donantes a

  16. asignar como mínimo un 6 % de la ayuda al sector de la educación a la educación de personas jóvenes y adultas con el fin de cerrar la brecha existente en la financiación de esta área, que es de alrededor de dos mil millones de dólares anuales;
  17. apoyar y fomentar la colaboración entre todas las partes capaces de contribuir a los esfuerzos realizados en el campo del aprendizaje de adultos en general, especialmente aquellos que tienen relación con los Objetivos 3 y 4 de la EPT, y al logro de los ODM;
  18. incluir los índices de alfabetización de adultos en los indicadores del ODM 1 relativo a reducir la pobreza a la mitad, así como del ODM 2 relativo a la enseñanza prímaria universal;
  19. reconocer que los gobiernos nacionales deberían proveer los recursos para asegurar el derecho a la educación de todos sus ciudadanos, pero que algunos países son tan pobres que aun si asignaran el 6 % de su PBI a la educación ello no sería suficiente para cubrir los costos de la EPT en sus países; reconocer que la ayuda externa es vital para brindar apoyo a estos países como parte de la Promesa de Dakar.

    Por lo tanto hacemos un llamado a la Iniciativa Vía Rápida (IVR) a

  20. considerar la educación de adultos como parte integral de la EPT y como parte integral de los proyectos de la IVR.

    Hacemos igualmente un llamado a la Unión Europea y a la Comisión a

  21. lograr una mayor coherencia política entre los programas internos de la UE, los cuales son buenos en términos de educación de adultos y aprendizaje permanente, y los programas de ayuda exterior (incluyendo el Fondo Europeo de Desarrollo, el Instrumento de Cooperación para el Desarrollo y el Instrumento Europeo de Vecindad y Asociación), los que frecuentemente desconocen la importancia del aprendizaje y de la educación de adultos;
  22. incluir el aprendizaje permanente y la educación de adultos en todas sus políticas de desarrollo, evaluaciones de país, y documentos de estrategia país.
  23. y establecer el Grundtvig Mundus en los lineamientos del Erasmus Mundus, como un programa para el intercambio de educación de adultos y otros proyectos entre las comunidades de educación de adultos de los países de la UE y países que no forman parte de la UE.

    Recomendamos que el movimiento mundial de educación de adultos y aprendizaje permanente – reunido en Belém – se proponga

  24. reconocerle al menos igual importancia a la construcción del capital social y cultural como al ingreso y a la construcción del capital financiero, invirtiendo en la alfabetización y educación de adultos y en el aprendizaje permanente, en pro de una comunidad sustentable y del bienestar nacional.
  25. influenciar la voluntad política y ganar el apoyo de los medios para lograr una financiación adecuada, mediante ejemplos concretos del valor y el retorno de la inversión en educación de adultos.

    Contexto y Declaración

  26. Habiéndonos reunido en Bonn, Alemania, el 23 y 24 de junio de 2009, y preparándonos para participar en la Sexta Conferencia Internacional de Educación de Adultos (CONFINTEA VI) que fuera postergada para diciembre de 2009 y que se llevará a cabo en la ciudad de Belém, Brasil, reconocemos que estos tiempos son cruciales en la historia de la Humanidad.
  27. Sin embargo, enfrentamos el futuro con un espíritu optimista, pleno de propósitos. Podemos inspirarnos e ir con nuestra imaginación más allá del momento actual, pero con un espíritu realista y estableciendo prioridades para competir por recursos.
  28. Este mundo cada vez más interdependiente se encuentra suspendido entre una catástrofe evitable, creada por nosotros los seres humanos, por una parte, y la oportunidad de que la gente y los gobiernos, en todos los niveles, tomen el control inteligente de sus destinos compartidos, por la otra parte. La complejidad de lo que ahora se requiere de la educación de adultos se vio reflejada claramente en nuestros debates de Bonn.
  29. Los problemas crónicos de larga data generados por el crecimiento demográfico, la movilidad de los pueblos por motivos políticos y económicos, y las crecientes y marcadas desigualdades entre las personas, comunidades y naciones ricas y pobres, han alcanzado un punto crítico. Las presiones que soporta nuestro ecosistema pueden llevar a un colapso ambiental en el caso de que no modifiquemos nuestros comportamientos, aprendiendo y viviendo una cultura de suficiencia y custodia en lugar de explotación y crecimiento competitivos.
  30. Las crisis asociadas con el calentamiento global, la escasez de productos alimenticios y la competencia por ellos, por el agua y los recursos energéticos, pueden desatar una nueva ola migratoria, nuevos conflictos interculturales y luchas por los recursos. La necesidad de nuevas fuentes energéticas renovables apunta a una recuperación cooperativa más profunda que el mero resurgimiento económico.
  31. El reciente colapso de los sistemas fiscales globales, causado por la misma cultura inviable, ha llevado a la recesión económica y a la amenaza de que surja un nuevo nacionalismo egoista y proteccionista. Es muy probable que la actual crisis financiera tenga profundos efectos negativos y de largo plazo sobre los países en desarrollo, agudizando así las desigualdades. Se precisa con urgencia apoyo a gran escala.
  32. Sólo podremos superar esta crisis global compleja y multifacética mediante la participación activa, la capacidad de movilización, las competencias informadas, la sabiduría y la solidaridad de todos los pueblos y de todas las comunidades. Ello no se logrará ni gracias a la habilidad de los gobiernos más sabios ni como consecuencia del funcionamiento natural del libre mercado. Los gobiernos locales, regionales y nacionales y las agencias donantes deben esforzarse al máximo para movilizar y apoyar agencias y organizaciones a fin de trabajar en forma conjunta en favor de un sistema y una cultura de aprendizaje permanente.
  33. Declaramos que el aprendizaje permanente, incluyendo el aprendizaje de adultos, basado en la equidad, la sustentabilidad y un equilibrio entre los objetivos sociales y económicos, es un derecho humano universal. Yace en el corazón de la renovación global y es clave para abordar nuestros problemas más inextricables. Significa ver a todas las personas como recursos esenciales para un desarrollo efectivo y sostenible, enraizado en la habilidad y el compromiso de las personas mismas.
  34. Estos principios atañen a todas las naciones en todas las condiciones y al desarrollo cooperativo entre naciones, tanto Sur-Sur como Norte-Norte y Norte-Sur.
  35. El aprendizaje permanente es a su vez una condición esencial para que seamos capaces de adoptar una buena gestión y prosperar económicamente. La capacidad de aprender – de naciones, gobiernos y cuerpos internacionales, de individuos y comunidades, de la sociedad civil y sus ciudadanos y ciudadanas – fomenta la habilidad de discernimiento y promueve una actitud inteligente y eficiente en favor del interés público.
  36. Reconocemos que el movimiento de educación de adultos fracasó en cuanto a lograr que se reconociese la importancia del aprendizaje permanente para la economía y el bienestar social. Esto se debió en parte también a la naturaleza misma, indeterminada, de este campo.
  37. El aprendizaje de adultos es omnipresente, y la provisión para apoyar el aprendizaje en la forma de educación de adultos tiene lugar de forma amplia, no sólo en las aulas. El desarrollo de las competencias para el empleo es crucial, pero es solamente una parte de lo que la sociedad y la ciudadanía requieren. El aprendizaje permanente implica la creación de un entorno de aprendizaje para la participación activa y segura que ayude al surgimiento de sociedades de aprendizaje.
  38. Hemos comenzado a recopilar datos que deberían posibilitar una mejor gestión y cabildeo, pero es preciso recopilar más y mejores datos.
  39. En particular, los gobiernos deben integrar en todos los ámbitos políticos y en todos los departamentos gubernamentales sus esfuerzos en favor del aprendizaje permanente y de una sociedad del aprendizaje.
  40. El sector no gubernamental debe resaltar más enérgicamente el papel capacitador y el rol habilitante de una educación de alta calidad. Esto incluye una alfabetización plenamente funcional para las personas menos favorecidos así como para las más favorecidas, como una clave del desarrollo humano y del desarrollo de las naciones. No hay una línea mágica que divida el analfabetismo de la alfabetización, ni tampoco existe una línea entre las necesidades de aprendizaje permanente de las diferentes naciones, pobres o ricas, en la nueva era del conocimiento.
  41. Tal postura es política. Subrayamos la centralidad del interés público, expresado en la gobernanza de las naciones, para asegurar, allí donde sea necesario, la provisión directa: los medios y los recursos para asegurar un aprendizaje exitoso y de alta calidad para todas las personas, adultas y jóvenes, a lo largo de toda su vida; y para la asignación adecuada de recursos– infraestructura, personal, recursos para la enseñanza y el aprendizaje – para hacer que esto les sea posible y accesible a todas las personas.
  42. Declaramos que la voluntad política y los medios para lograr lo anterior se deben basar en compromisos legales transparentes y sólidos, en una planificación a largo plazo y asignación financiera adecuada en todos los niveles gubernamentales. Esto debe incluir, posibilitar y requerir la participación y la contribución activas del sector privado, especialmente para el aprendizaje y la capacitación profesional, y del sector terciario, o de la sociedad civil. Se debe construir una cultura marcada por la confianza y la corrección, basada en la equidad entre los géneros, sus responsabilidades y roles sociales, determinación de objetivos, y normas de monitoreo y elaboración y entrega de informes.

    De forma más amplia, dirigiéndonos al movimiento mundial de educación de adultos y aprendizaje permanente, hacemos un llamado a las personas que se reunirán en Belém en diciembre de 2009 a
  43. ser ambiciosos e intrépidos al momento de especificar y demandar los niveles de asignación de recursos para la educación de adultos y el aprendizaje permanente en los programas internacionales de ayuda y en los presupuestos de todos los países, que estén a la altura de la importancia, la urgencia y la necesidad según han sido estipuladas en este documento; y que puedan compararse con las dimensiones de otros objetivos financieros, económicos y políticos, a los que se les atribuye una gran importancia.
  44. promover el aprendizaje de adultos como un elemento central en la toma de conciencia pública y en la aceptación de los desafíos que plantea el clima a nivel global, y ejercer presión en torno a este asunto en la Conferencia Intergubernamental que tendrá lugar en Copenhague en los próximos días.

    Recomendamos que se esfuercen por

  45. mejorar nuestra comprensión profesional, mejorar las bases de nuestros conocimientos, nuestras destrezas y nuestro ingenio en relación con la preparación del personal y de los facilitadores y el apoyo que se les brinda, determinando los mejores métodos, modalidades, elementos de ayuda, materiales y sistemas de entrega de enseñanza-aprendizaje;
  46. asegurar la transparencia y la credibilidad en aquello que logremos;
  47. elaborar un pronunciamiento sobre la función vital de la educación de adultos para el desarrollo sostenible, para ser presentado en la Cumbre de Copenhague, así como pronunciamientos sobre estrategias para el aprendizaje de los adultos con ocasión de la mitad del periodo de la Década Internacional de una Educación por la Sostenibilidad;
  48. recomendamos trabajar con los gobiernos de las más distintas orientaciones, y con todos los sectores y todas las partes, a nivel de gobierno así como de la sociedad civil, a fin de lograr la colaboración, el objetivo común y las asociaciones necesarias para hacer realidad el aprendizaje permanente.

    Exhortamos a los Gobiernos a

  49. convocar, donde sea necesario, mesas redondas sobre educación de adultos para el desarrollo nacional, reuniendo a todas las partes como base de una colaboración activa;
  50. crear mecanismos para dar seguimiento al apoyo brindado a la educación de adultos en todos los sectores y en todos los niveles;
  51. recopilar y agregar datos sobre los más distintos niveles de alfabetización, no solamente sobre alfabetización/analfabetismo, y sobre los niveles de participación en la educación de jóvenes y adultos;
  52. compilar expedientes nacionales sobre los beneficios de los programas de educación de adultos;
  53. recopilar datos iniciales antes de toda intervención de educación de adultos y realizar rigurosos monitoreos y evaluaciones;
  54. desarrollar puntos nacionales de referencia, y luego revisar políticas y programas nacionales a la luz de puntos de referencia internacionales establecidos y buenas prácticas.

    A partir de Belém sugerimos

  55. desarrollar planes de alfabetización de adultos y de educación de adultos que incluyan estrategias de sustentabilidad y objetivos para el 2012, e implementarlos como parte de los compromisos de CONFINTEA VI, como parte de la EPT y planes sectoriales de educación, y de planes generales de erradicación de la pobreza;
  56. planificar una estrategia que tome en cuenta las experiencias de los educandos adultos a través de organizaciones de base;
  57. establecer un mecanismo global de monitoreo para la política de educación de adultos que sirva de complemento e interactúe con mecanismos tales como el Informe Mundial de Seguimiento (GRALE, por sus siglas en inglés). El GRALE debería formar parte de un mecanismo regular para el monitoreo y el seguimiento.
  58. Los Gobiernos deberían comprometerse a realizar un monitoreo regular de los objetivos de CONFINTEA VI y llevar a cabo trabajo de investigación al respecto; a la vez deberían desarrollar un plan para realizar una sustanciosa revisión de mitad de periodo, que coincidirá con la fecha límite de la EPT y de los ODM, el año 2015.