Lali Santeladze

En este texto se presentan dos centros comunitarios de aprendizaje y su labor en las poblaciones de refugiados en Georgia. Tienen como objetivo integrar a estas personas, mejorar su situación mediante la adquisición de habilidades profesionales y otras capacidades, y estimularlas para participar en la vida comunitaria. Lali Santeladze describe la labor y también da a los afectados la oportunidad de opinar. La autora es Directora de la oficina del DVV International en Georgia desde principios del año 2010.

Promoción de la integración a través de educación comunitaria no-formal

Contexto

Entre el colapso de la URSS y la conquista de la independencia en 1991 y 1993, hubo en Georgia dos conflictos étnicos, el de los osetios y el de los abkazianos, ambos de Georgia. El resultado fueron 240 mil personas internamente desplazadas (Internally Displaced Persons – IDPs) de las provincias abkazianas de Georgia a territorio propiamente georgiano. La mayor parte de los mismos eran de Abkazia, donde prácticamente toda la población étnicamente abkaziana huyó sobre todo a la parte de Georgia que limita administrativamente con Abkazia, y a Tbilisi, la capital de Georgia. El conflicto en Osetia del Sur provocó el desplazamiento de 60 mil personas, principalmente de la etnia osetia, tanto del territorio limítrofe como de otras partes de Georgia; la gran mayoría de ellas encontraron refugio en Osetia del Norte y en la Federación Rusa. Asimismo se vieron desplazadas del Sur de Osetia alrededor de 10 mil personas étnicamente georgianas que se establecieron en el interior de Georgia.

En agosto de 2008 estalló un conflicto entre Georgia y la Federación Rusa a causa de Osetia del Sur. Centenares de personas resultaron muertas, y por lo menos 158 mil georgianos y osetios abandonaron sus hogares en Osetia del Sur, Georgia propiamente dicha y Abkazia. De las personas desplazadas, 128 mil eran étnicamente georgianas y procedían de Osetia del Sur, de las áreas que son propiamente georgianas pero que limitan con Osetia del Sur, y de Kodori Gorge en Abkazia.

La gran mayoría de los georgianos desplazados en agosto de 2008 fueron acomodados en Tbilisi, concretamente en edificios públicos como escuelas y jardines de infancia. Una minoría fuer alojada temporalmente en campamentos con tiendas de campaña. En los meses que siguieron al conflicto una parte de las personas desplazadas estuvieron en condiciones de retornar a sus hogares en áreas adyacentes al límite administrativo con Osetia del Sur. Sin embargo en agosto de 2008 había todavía 37.600 personas desplazadas, las que en un futuro previsible no podrán regresar a sus hogares.

La ayuda que presta la Comisión Europea a Georgia con el fin de crear condiciones de vida adecuadas para las personas internamente desplazadas

La guerra de 2008 con la Federación Rusa y la crisis financiera global socavaron seriamente la economía de Georgia, y es probable que la disminución del crecimiento económico afecte a la mayor parte de los grupos vulnerables, como es el caso de las personas internamente desplazadas (IDPs). En la medida en que se las sigue considerando forasteras, dichas personas se ven obligadas a luchar por encontrar trabajo, y muchos habitantes de los centros colectivos siguen viviendo en extrema pobreza y dependen de la ayuda exterior. No parece que haya suficientes oportunidades de generación de ingresos para las personas internamente desplazadas, ni que dichas personas cuenten con suficiente información acerca de las oportunidades que existen. Diferentes organizaciones internacionales han respondido rápidamente a las necesidades de Georgia.

Luego del conflicto abierto entre Rusia y Georgia en agosto de 2008, la Comisión Europea asumió el compromiso de apoyar a las personas que se han visto afectadas por el conflicto de Georgia. Esto incluye tanto las necesidades de las nuevas personas desplazadas como de las antiguas personas desplazadas, y en lo posible las de la población local que vive en las áreas afectadas por el conflicto. La Comisión Europea proporciona ayuda para el reasentamiento de personas internamente desplazadas, como también para la reactivación y recuperación económica de las regiones donde viven dichas personas.

En efecto, como parte del presupuesto del Instrumento Europeo de Vecindad y Asociación (IEVA), actualmente se están procesando 31 millones de euros, de los 50 millones de ayuda adicional prevista, a fin de apoyar a personas internamente desplazadas (incluyendo la cantidad de casos anteriores) en términos de alimentación, asistencia social y económica, y todo lo que tiene que ver con su alojamiento. En estos momentos está en trámite una solicitud de reforzamiento de la línea presupuestaria del IEVA en 19 millones de euros (con lo que igualmente se pretende seguir apoyando a las personas internamente desplazadas). Además de esto se ha adoptado para 2009 el programa bilateral regular del IEVA 2009, equivalente a 30,4 millones de euros. El mismo incluye, entre otras cosas, un programa sectorial de apoyo presupuestario para el área de Educación y Capacitación Profesional por un monto de 19 millones de euros.

La Comisión Europea financia además otros proyectos que se proponen ayudar a personas afectadas por el conflicto. Las siguientes organizaciones contraparte, con sus respectivos proyectos, han sido seleccionadas para la ejecución de diferentes proyectos que apuntan a apoyar la integración socio-económica de las personas internamente desplazadas en nuevas comunidades:

     

  • Consejo Danés de Refugiados: Estabilización comunitaria para personas internamente desplazadas, comunidades anfitrionas y personas que retornan (1 millón de euros, 18 meses, arranque en septiembre 2009).
  • DVV International en sociedad con Acción Contra el Hambre: Apoyo socioeconómico para la integración de personas internamente desplazadas en la región de Samegrelo-Zemo Svaneti (1 millón de euros, 18 meses, arranque en septiembre 2009).
  • Fundación Acción Contra el Hambre en asociación con DVV International y con Georgian CiDA: Apoyo para la integración de personas internamente desplazadas en la región de Kvemo Kartli (1 millón de euros, 18 meses, arranque en agosto 2009).
  • Oxfam: Apoyo para la integración socio-económica de personas internamente desplazadas y sus comunidades anfitrionas mediante la participación en un diálogo activo y en la toma de decisiones (1 millón de euros, 18 meses, arranque en septiembre 2009).
  • People in Need: Apoyo para la integración socio-económica de la población internamente desplazada en el distrito de Zugdidi (500 mil euros, 18 meses, arranque en septiembre 2009).
  • Save the Children: Centros comunitarios para comunidades afectadas por conflictos en Georgia (1 millón de euros, 18 meses, arranque en septiembre 2009).
  •  

Proyectos de DVV International – cifras y opiniones

DVV International es una de las contrapartes formales de la Comisión Europea que actualmente está llevando a cabo dos proyectos análogos en Georgia: Apoyo socio-económico a la integración de personas internamente desplazadas en Samegrelo-Zemo, región de Svaneti y Apoyo a la integración de personas internamente desplazadas en Kvemo, región de Kartli. El costo total de ambos proyectos es de 2 millones de euros. La duración de los dos proyectos es de 18 meses. El objetivo principal de los proyectos es contribuir a la creciente integración y cohesión social de personas internamente desplazadas en las regiones georgianas de Kvemo Kartli y Samegrelo-Zemo Svaneti. Este ambicioso objetivo se logrará a través de un programa integrado de desarrollo comunitario, iniciativas de construcción de capacidades (para autoridades locales y miembros de la comunidad) y asistencia socio-económica. Todas las actividades que son parte del programa implican la creación de un entorno adecuado en el que las personas internamente desplazadas y las comunidades anfitrionas tengan la oportunidad de participar de manera conjunta. Este enfoque contribuye a la remoción de la barreras invisibles, pero no por eso menos reales, que separan a los diferentes grupos comunitarios.

Se prevé que con la realización de estos proyectos se alcanzarán los siguientes resultados:

En la región de Kvemo Kartli (Georgia Oriental):

     

  • Se habrán mejorado las condiciones socio-económicas y se habrá logrado una mayor participación de las personas internamente desplazadas en la vida de la comunidad.
  • Se habrá mejorado el diálogo y la comunicación entre autoridades locales y personas internamente desplazadas.
  • Por medio de actividades de educación y capacitación no-formal se habrá incrementado la adquisición de conocimientos/destrezas por parte de las personas desplazadas, así como su autoestima, y también la interacción entre las mismas y las comunidades anfitrionas.
  •  

En la región de Samegrelo-Zemo Svaneti (Georgia Occidental):

     

  • Se habrá mejorado la integración y cohesión social con las comunidades meta y se habrá empoderado a las personas internamente desplazadas y a los/as representantes de las comunidades anfitrionas para que puedan jugar un rol activo en la vida pública, económica, social y cultural de la región y del país.
  • Se habrá mejorado el diálogo político y la comunicación entre autoridades y actores relacionados con las personas desplazadas en los niveles local, regional y nacional; se habrá creado conciencia respecto de los problemas de las personas desplazadas, y se habrá contribuido a una mejor gobernabilidad.
  •  

En Georgia Occidental se calcula que el número de personas que se beneficiará directamente del programa superará las 6 mil, entre personas desplazadas anteriormente y miembros de las comunidades anfitrionas, en tres asentamientos, y autoridades de dos municipios.

En la región de Kvemo Kartli el número de beneficiarios puede alcanzar a 3 mil personas reasentadas y miembros de la comunidad anfitriona, en 5 lugares de reasentamiento, y autoridades locales de 4 municipios de Kvemo Kartli. De manera indirecta es posible que con las actividades del programa se llegue a cerca de 17 mil personas.

Creación de centros de educación comunitaria

Con el fin de ayudar a las personas internamente desplazadas y a los habitantes de las dos regiones de Kvemo Kartli y Samegrelo-Zemo Svaneti para que desarrollen nuevas destrezas y conocimientos que les sirvan para participar en la vida de la sociedad, DVV International, juntamente con Acción Contra el Hambre (y en el caso de Kvemo Kartli con CiDA), han creado centros funcionales de educación comunitaria. Dichos centros han sido fundados en asentamientos de personas internamente desplazadas de Jvari y Senaki, en Georgia Occidental, y de Koa y Shaumiani, en Georgia Oriental.

Después de consultar con los gobiernos locales y las comunidades meta, DVV International ha rehabilitado y equipado edificios comunales ya existentes pero parcialmente dañados. En Senaki y Shaumiani se han construido dos edificios nuevos.

Los centros que se han construido son atendidos por personal local y proporcionan oportunidades de empleo para personas interiormente desplazadas. La mayor parte de las personas que ocupan cargos de dirección y administración, o de coordinación, limpieza y seguridad en los programas de Educación y Capacitación y en los programas de Juventud y Ciudadanía, están viviendo en sus respectivos edificios.

Desviación lírica Nº 1 – Cómo empezó todo

Todo empezó con dos estructuras desmoronadas y dos patios cementados y sin ninguna construcción. Cualquier espectador ingenuo que hubiera observado esos restos habría tenido la impresión de que en ese lugar no era posible construir ni rehacer nada. Parecía que restaurar esas construcciones, e incluso en un plazo corto, era una misión imposible. Sólo aquellas personas que tuvieron la oportunidad de presenciar cómo empezó la construcción y cuál fue el resultado de su evolución final están en condiciones de valorar estas fotos.

El Centro de Educación Comunitaria de Jvari

…antes                             y después…

 

 

 


Programas y actividades

Los centros de educación comunitaria (CECs) de las regiones de Kvemo Kartli y Samegrelo se instituyeron a sí mismos como fuente vibrante y única de vecindad, que resulta de importancia estratégica como espacio de encuentro para la construcción de una base común y para nutrir un sentimiento de comunidad compartido por personas con diferentes antecedentes sociales y geográficos. Sirven como fundamento importante para el crecimiento ciudadano, educativo, empresarial, artístico y de otras energías en las comunidades. Encaran las necesidades de las personas que residen en el área proporcionándoles acceso a actividades libres de tipo educativo, cultural y familiar, como también un espacio público que pueden aprovechar para reuniones ciudadanas y eventos sociales. Al mismo tiempo proporcionan espacio y apoyo técnico a líderes grupales, a organizaciones comunitarias de base, y también a grupos e individuos no organizados, que no suelen tener acceso a espacios adecuados para el trabajo de oficina, para reuniones, ensayos y actuaciones. Esto implica ciertamente que los centros de educación comunitaria sirven adicionalmente como lugares de reunión y de audiencias públicas sobre temas que preocupan a la comunidad, o para debates y campañas de información.

La misión de los centros de educación comunitaria es proporcionar oportunidades educativas, en la línea de facilitar el desarrollo de competencias básicas, destrezas significativas y avances profesionales, todo ello en un entorno que estimule la búsqueda permanente de conocimientos. Los objetivos institucionales se concentran en la provisión de programas educativos de calidad que puedan ser completados en un período de tiempo relativamente corto y que proporcionen a los beneficiarios los instrumentos necesarios para el empleo o autoempleo inmediato y productivo, así como la participación en diferentes actividades sociales y culturales.

DVV International – Georgia cuenta con una experiencia de muchos años en el diseño y ejecución de actividades educativas no-formales que sirvan como instrumento para la integración/reintegración y el desarrollo de los sectores desfavorecidos de la población. El involucramiento de las comunidades meta en el proceso educativo organizado por los centros de educación comunitaria les ayuda a recuperar su autoestima, a creer en sus propias capacidades, a superar la frustración y a encontrar su lugar en la sociedad. Este enfoque fue desarrollado y mantenido por DVV International en Georgia entre los años 2006 y 2008, cuando se puso en marcha el proyecto Centros de Educación de Adultos en Samtskhe-Javakheti

Una oportunidad para la integración de las minorías. Dos de los centros que se establecieron en aquel momento siguen operando exitosamente hasta el día de hoy, después de que el proyecto ya hubiera concluido, y sirven como excelente ejemplo de lo que es una institución sostenible y de largo plazo.

En 2010 se han ofrecido (o se tiene previsto ofrecer) los siguientes programas para las personas internamente desplazadas y para la población local, en los cuatro centros de educación comunitaria que están a cargo de DVV International:

     

  • Programa de Educación Profesional (cursillos de capacitación en diferentes tipos de artesanía, costura, carpintería, agricultura, construcción).
  • Programas de Desarrollo Personal (cursos computarizados de alfabetización; capacitación lingüística; cursos de gestión/emprendimiento de pequeños negocios; contabilidad).
  • Programa de Destrezas Vitales y Competencias Clave (p.ej. capacitación en comunicación y presentación efectivas, manejo de conflictos, solicitud de puestos de trabajo, elaboración de propuestas y gestión de proyectos, etc.).
  • Programas juveniles.
  • Programas de Rehabilitación psico-social.
  • Información, asesoría y asistencia legal.
  •  

De acuerdo con el plan de acción, los centros comunitarios desarrollarán programas de capacitación y ofrecerán diferentes servicios, sin costo alguno, al menos durante 12 meses.

Al final del programa (enero-febrero de 2011) se transferirá la propiedad de los edificios y del equipamiento a las organizaciones comunitarias locales o a las municipalidades.

Programas de desarrollo personal

La línea de los cursos y talleres que forman parte de este componente ayudan a los beneficiarios a asumir el control de su futuro, a superar las barreras que les dificultan sus logros personales y profesionales, a alimentar sus potencialidades y a desarrollar la capacidad de comprender los desafíos que plantean la diversidad y la diferencia. Los/as participantes aprenden a identificar —en términos claros, prácticos y realistas— cuáles son los pasos que tienen que dar, y aprenden también a desarrollar las destrezas y la seguridad necesaria para darlos.

Se han diseñado programas de capacitación acelerada (de 2 a 5 meses) que apuntan a un conjunto de destrezas transversales a las diferentes áreas de actividad que actualmente forman parte de la demanda del mercado laboral. Cursos de computación (a diferentes niveles, desde el básico hasta el avanzado); idioma inglés (niveles A-B-C); idioma georgiano (para ciudadanos de origen armenio o azerí, en Shaumiani, región de Kvemo Kartli); conocimientos básicos de gestión empresarial y contabilidad; todos ellos muy populares entre los participantes.

Desviación lírica Nº 2 – Planes para el futuro

Los dos relatos que siguen tienen que ver con las vidas de mujeres desplazadas de Osetia del Sur. Ahora ellas viven en dos lugares diferentes (una en la aldea Koda, la otra en el distrito municipal de Shaumiani). No se conocen una a otra y nunca se han encontrado personalmente. Pero tienen una cosa en común: Ambas mujeres soportaron momentos de pánico que a otras personas las retrae de todo encuentro. Ambas se encontraban en una situación en la que se ha perdido toda esperanza y no hay perspectivas de una vida mejor.

Venera Arbolishvili (73 años):

Antes de la guerra yo vivía en la aldea de Eredvi, y toda mi vida trabajé como contadora. He dado a luz cuatro hijos. Tengo 11 nietos y 10 bisnietos. Durante la guerra de 2008 fui testigo de cómo los que nos invadieron brutalmente torturaron y asesinaron a mi esposo porque se negaba a abandonar su casa. Me las arreglé para trasladarme a Tbilisi con mis hijos y nietos y viví allá durante un tiempo. Después nos asentamos aquí en Koda. En nuestra familia hay veinte personas, sin contar a los niños. Sólo uno de mis nietos trabaja; los otros viven del subsidio, que apenas alcanza para comprar pan. Usted no se hace una idea de lo agradecida que estoy a esa gente que abrió el centro en nuestra aldea. Yo estaba tan desesperada, usted no se puede imaginar. Cuando se abrió el centro, fui a ver de qué se trataba. Me enteré de que en el centro se ofrecían cursillos de costura, y decidí inscribirme. Mis nietos solían reírse de mí: ·la abuela está estudiando! Pero ahora que ven mi entusiasmo y compromiso han empezado a respetarlo y se fueron acostumbrando a este hecho. ·Lo bueno es que estoy teniendo mucho éxito en esta tarea! Somos 10 las mujeres que asistimos al curso. Recientemente recibimos un encargo de una organización no gubernamental que supone la costura de 200 piezas de mobiliario. Nos han pagado por ello. Ahora estoy penando cómo gastar ese dinero. Una cosa que no sé es si ese monto de dinero será suficiente para satisfacer las necesidades de todos los miembros de mi familia…

Elizaveta Manjikashvili (47 años):

Mi esposo era osetio, nos divorciamos antes de que empezara la guerra en 1991. Nada más empezar la guerra, unos tipos armados irrumpieron en mi casa y ordenaron: ‘Deje a su hijo aquí, él es osetio, y usted lárguese de aquí, de lo contrario la vamos a matar’. Apenas pude escapar y tuve que asilarme en la aldea de mi madre que estaba controlada por el bando georgiano. Durante la segunda guerra también fuimos expulsados de ese lugar. Aquella aldea georgiana fue totalmente destruida, ya no queda nada de ella; así que en mi vida he sido desplazada dos veces. Mi hijo creció, se casó y ahora tienen una hermosa hija. Para nosotros es difícil vivir aquí en Shaumini. Sólo trabaja mi nuera, las condiciones de vida son insoportables. Nunca soñé que alguna vez pudiese tener la oportunidad de arreglar más o menos mi miserable vida. Mi vecino me contó que en nuestro distrito habían abierto un centro en el que se puede estudiar gratuitamente computación e idiomas extranjeros. ·Decidí inscribirme! Es difícil quedarse sola en la casa todo el día. De pronto esos cursos despertaron m interés. Me gustaría retornar nuevamente a mi profesión. Antes sabía trabajar como vendedora (trabajaba en un almacén; y es que antes de la guerra tenía mi pequeño negocio propio). Cuando termine mis cursos de computación y de inglés, estoy pensando inscribirme en los cursos de negocios y contabilidad. Ahora hay una ligera esperanza de que la vida podría mejorar.

Programa de educación profesional

La educación profesional representa una parte esencial de los programas que se ofrece en los centros de educación comunitaria. En el programa de Educación Profesional los participantes son capacitados en destrezas y competencias, y obtienen los conocimientos requeridos por el mercado laboral. Se hace hincapié en aquellos cursos que son objeto de mayor demanda y que capacitan a los beneficiarios para que consigan trabajo y generen ingresos mediante el autoempleo.

Tanto a las personas internamente desplazadas como a la población local se les ofrece cursos de carpintería, cursos para distribuidores (elementos básicos de comercio, contabilidad, cultura de la comunicación con los clientes, al mismo tiempo que cursos de conducir); capacitación en agricultura (cultivo de vegetales, de granos, cultivos estacionales); costura, tejido a mano, bordado con pedrería, tapicería y otros, y todo ello sin ninguna limitación de edad. Hay muchos otros cursos planificados que empezarán a operar en un futuro próximo. La duración promedio de los cursos ofrecidos es de 2 a 5 meses, dependiendo de la calificación de los participantes y de las peculiaridades del programa.

En los centros comunitarios y en los centros profesionales estatales (en caso de que los cursos profesionales se desarrollen en ellos) se ha incorporado un equipamiento especial para los talleres de capacitación profesional. Una vez concluido el programa, este equipamiento podrá ser entregado a los beneficiarios para actividades de generación de ingresos.

Programa de destrezas vitales y competencias clave

Este componente de las actividades educativas de los centros de educación comunitaria pretende crear en los beneficiarios aquellas destrezas y actitudes que representan un valor agregado para el mercado laboral, la cohesión social y la ciudadanía activa. La capacitación en manejo de conflictos y tensiones, comunicación efectiva, resolución de problemas, cooperación y tolerancia, está diseñada como una combinación de conocimientos, destrezas y aptitudes adecuadas al contexto. Estas actividades de formación son particularmente necesarias para el desarrollo y la realización personal, para la inclusión social, la ciudadanía activa y el empleo.

A la hora de organizar este tipo de actividades, los centros de educación comunitaria intentan contar tanto con jóvenes —a los que se trata de equipar para la vida adulta, en particular para la vida laboral— como con adultos —con el fin de facilitarles el proceso de enfrentar las demandas cambiantes de la vida moderna y del mercado de trabajo—.

Desviación lírica Nº 3 – La única oportunidad

Koba Khvedeliani (19 años, persona internamente desplazada de
Shida Kartli actualmente residente en el distrito de Shaumiani) :

Crecí en un lugar donde no teníamos escuela. Por tanto de vez en cuando tenía que ir a la ciudad para recibir educación, y el resto del tiempo lo dedicaba a ayudar a mis padres. No pude terminar la escuela, mi educación sólo llega hasta el noveno grado. En la práctica no he tenido una infancia normal. No he tenido ocasión de comunicarme con mis iguales. Vivíamos en constante miedo y tensión. Después de agosto de 2008 ya no tuve tiempo en absoluto para estudiar. Mi padre murió. Ahora vivo en el exilio, en el distrito de Shaumiani, con mi madre, mi abuela, mi hermano y la mujer de mi hermano. Ninguno trabaja. Hace poco se abrió el Cento en Shaumiani, considero que es la única oportunidad en mi vida. Aquí puedo recibir una educación y estaré en condiciones de interactuar con otros jóvenes como yo. Siento que ahora estoy más abierto y soy capaz de participar en discusiones y de expresar libremente mi opinión. La gente con que me encuentro en el Club de la Juventud son jóvenes igual que yo. Han experimentado en su vida un montón de cosas negativas, también ellos tienen que superar infortunios cada día, pero creen, al igual que yo, que ·es posible cambiar la vida para mejor!

Programa de juventud y ciudadanía

El elevado nivel de pobreza que padecen las familias desplazadas impide que muchos de sus miembros jóvenes tengan acceso a la educación y a oportunidades de trabajo. La escasa motivación para el trabajo, los bajos niveles de responsabilidad e iniciativa, la falta de capacidades para la resolución de problemas y las precarias destrezas comunicacionales, constituyen otras tantas limitaciones adicionales a sus oportunidades de desarrollo. La evaluación realizada en los centros para personas internamente desplazadas ha mostrado que la mayoría de ellas presentan baja autoestima y falta de destrezas que son esenciales para la propia promoción y para la obtención de empleo, como ser la búsqueda de información laboral relevante, o cómo elaborar una solicitud para un puesto de trabajo, planificar la propia formación profesional, identificar los propios recursos, etc. (Evaluación rápida de Protección y Sobrevivencia de la juventud internamente desplazada, La vida en los centros colectivos de Georgia [Rapid Assessment of Protection and Livelihood of IDP Youth and Children, Living in Collective Centres in Georgia], UNICEF/NRC Report, 2006).

Juntamente con estas preocupaciones —y en cierto sentido como resultado de ellas— muchos jóvenes desplazados/as están expuestos al abuso del alcohol, la adicción a las drogas y el comportamiento violento (Evaluación rápida de Protección y Sobrevivencia de la juventud internamente desplazada, La vida en los centros colectivos de Georgia, UNICEF/NRC Report, 2006; Historias de vida/IDP, Proyecto Voces en Georgia, NRC Tbilisi/NRC Ginebra, 2007) y se encuentran marginados tanto social como económicamente.

En los centros de educación comunitaria se han diseñado diferentes proyectos educativos y de desarrollo para gente joven (de 17 a 25 años). Estos programas contribuyen al desarrollo de la personalidad de los y las jóvenes, refuerzan la interacción entre desplazadas y anfitriones en las comunidades de personas internamente desplazadas, promueven la ciudadanía activa y comprometen a la juventud en actividades útiles.

Al interior de los centros de educación comunitaria se han establecido cuatro clubes juveniles. Los miembros de dichos clubes están involucrados en un proyecto de Capacitación de Destrezas Vitales (cuyos temas son destrezas de presentación/ comunicación, estilo de vida saludable, prevención del VIH/SIDA y de la adicción a las drogas, género, no-violencia, tolerancia y otros), un proyecto de Arte, un proyecto de Fotografía y un proyecto Deportivo. Se presta especial atención a las actividades de educación ciudadana. Para asegurar la participación activa de los jóvenes beneficiarios se organiza lecturas públicas y debates, y se invita a participar en los mismos a personalidades de los campos político, cultural o deportivo. Además de esto, los jóvenes participan en excursiones, reuniones con gente interesante, etc.

Todas las actividades, incluidas las de capacitación, son llevadas por capacitadores y facilitadores jóvenes. Los métodos y enfoques clave que se utilizan en el trabajo con jóvenes son el teatro-forum, la dramatización educativa, los métodos artísticos y la educación paritaria.

Desviación lírica Nº 4 – Dos relatos

Tamuna y Verónica viven en Jvari, pero recién se encontraron una con otra en el Centro de Educación Comunitaria de Jvari cuando asistían a una de las asambleas del Club Juvenil del Centro. Desde el primer contacto se dieron cuenta de que tenían un montón de cosas en común: intereses, sueños, energía e ideas que hasta entonces no habían podido hacer realidad.

Tamuna Nadaraya (25 años), residente local:

Los jóvenes de Jvari siempre hemos soñado con un club como éste. Desgraciadamente no teníamos un lugar donde pudiéramos reunirnos para realizar diferentes actividades y actuaciones. Hablando con franqueza, solíamos haraganear durante todo el día, y no sabíamos qué hacer, sintiéndonos además culpables por ello. Cuando escuché la noticia de que se iba a crear un Club Juvenil en Jvari me puse eufórica. El Club Juvenil me permite realizar las potencialidades que tengo. ¿Sabe usted cuántas ideas tenemos los jóvenes? Con un poco de apoyo que nos den, en poco tiempo usted no reconocería este lugar. ·Ciertamente somos capaces de cambiarlo para mejor! Nos estamos reanimando y haremos que otros jóvenes también se revitalicen.

Verónica Tsaava (18 años, persona desplazada de Abkazia), actualmente resi dente en Jvari (Samegrelo):

Cuando asisto a las reuniones del Club Juvenil tengo la oportunidad de expresar mis opiniones libremente. Hablando con sinceridad, sólo aquí, en el Club Juvenil, la gente joven ha mostrado interés por escuchar mis puntos de vista sobre ciertos temas, fue la primera vez en mi vida. Cuando me di cuenta, me volví más activa, especialmente durante las discusiones. ·Estoy tan contenta de haber venido aquí! Apenas hemos empezado nuestras actividades ·pero estamos empezando a comprender muchas cosas que puedo aprovechar en mi vida! Los y las jóvenes que estamos en el Club Juvenil hemos llegado a la conclusión, después de muchas conversaciones, de que si queremos tener una vida interesante debemos cambiar las cosas nosotros mismos. No podemos seguir esperando que nos llegue el apoyo de alguna otra gente

Asesoría en asuntos legales y psico-sociales

Muchas personas internamente desplazadas se quejan de la falta de información y de una conciencia limitada respecto de sus propios derechos. Es por eso que resulta vital ofrecer servicios de asesoría sobre temas sociales y de derechos legales. Esa asesoría es suministrada por profesionales de alto nivel, del campo jurídico, que tienen amplia experiencia en la prestación de información y en el asesoramiento de proyectos para personas internamente desplazadas.

A causa del ambiente que se formó después del período de guerra, y de los acontecimientos totalmente negativos que tuvieron que enfrentar las personas internamente desplazadas, por razón de ese mismo desplazamiento, todos los centros educativos comunitarios ofrecen terapia post-conflictual y apoyo psico-social a las personas afectadas por los conflictos.

En la región de Kvemo Kartli, en los centros educativos comunitarios de Koda y Shaumiani (donde están viviendo la mayor parte de las personas internamente desplazadas), hay educadores y sicólogos que también trabajan con grupos de niños y niñas que tienen diferentes problemas sicológicos: dificultades en el aprendizaje, problemas comunicacionales, pesadillas nocturnas, etc. Se organizan talleres especiales para padres de familia y profesores con el fin de dotarlos de instrumentos y métodos de trabajo específicos con niños en situación de estrés, y cuyo tema por tanto es Trauma y estrés: Cómo tratar a niños traumatizados.

En la región de Samegrelo se ofrece consejería tanto individual como grupal para personas desplazadas anteriormente. Los temas que se trabaja están relacionados con la exclusión de la vida social, la violencia doméstica, la inequidad de género, la falta de comprensión entre padres e hijos.

Última desviación lírica, pero no por eso menos importante

Ésta es la foto de una clase en uno de nuestros centros. Estas aulas cómodas y hermosas solían verse vacías en una sola ocasión, precisamente antes de la solemne ceremonia de apertura de clases

 

 

 

 

 

 

Ahora los centros recuerdan una zumbante colmena de abejas, … Fuente: Lali Santeladze

 

 

 

 

 

 

… donde cada esquina está …

 

 

 

 

 

 

… llena y ocupada.