Editorial

Cada 12 años, la UNESCO convoca una conferencia mundial sobre educación de adultos, ampliamente conocida como CONFINTEA, sigla que se basa en la versión francesa: Conférences Internationales sur l´Éducation des Adultes. En diciembre de 2009, la ciudad brasileña de Belém fue anfitriona de la CONFINTEA VI. La UNESCO había dado inicio a esta serie de conferencias con la celebrada en Elsinor (Dinamarca) en 1949, a la cual siguió la CONFINTEA II, que tuvo lugar en Montreal (Canadá) en 1960; luego vinieron las de Tokio (Japón) en 1972, París (Francia) en 1985, y la CONFINTEA V en Hamburgo (Alemania). Todas ellas contaban con prioridades específicas que se adecuaban al desarrollo de la educación de adultos como profesión, influidas e inspiradas por sus contextos históricos.

Teniendo en cuenta las dimensiones culturales y ambientales propias de una ciudad de la región amazónica situada en el estado nororiental de Pará, la realidad de Belém sin duda influyó poderosamente en la preparación e implementación de la CONFINTEA VI. El alto grado de compromiso del Gobierno brasileño ya se hizo sentir en la etapa preparatoria encabezada por el Grupo Consultivo de la CONFINTEA VI, que había sido formado años antes de la reunión por el IUAL (el Instituto de la UNESCO para el Aprendizaje a lo Largo de Toda la vida), y que estaba compuesto por representantes de gobiernos, de organizaciones de la ONU, de ONG y de instituciones profesionales. Si bien dicho período preparatorio fue muy fructífero, en estas líneas cabe mencionar expresamente dos resultados: nunca antes tantos gobiernos, a menudo en colaboración y previa consulta con la sociedad civil y sectores más amplios del sector de la educación de adultos, habían elaborado sus informes nacionales sobre la situación actual. Estos pudieron ser publicados en el sitio web del UIAL para su análisis, y más adelante pudieron ser utilizados para redactar un informe mundial sin precedentes relativo a nuestro ámbito, el Informe Mundial sobre el Aprendizaje y la Educación de Adultos o GRALE (Global Report on Adult Learning and Education).

Este número de Educación de Adultos y Desarrollo nos permite conocer el más importante documento final: el Marco de Acción de Belém. Como miembro del Comité de Redacción debo confesar que no ha sido tarea fácil conseguir el resultado al que finalmente llegamos, dada la diversidad de los miembros, intereses y opiniones que intervinieron en el análisis de un borrador susceptible de mejora, en especial cuando se trataba de encontrar un conjunto de prioridades y compromisos que pudieran contar con la aprobación mayoritaria de los participantes. Asimismo, en esta edición reproducimos algunos de los principales discursos pronunciados por colegas que para nosotros, los miembros de DVV International, el instituto especializado de la Asociación Alemana para Educación de Adultos, revisten especial importancia: la alocución de la profesora Rita Süssmuth, Presidenta de la DVV y Presidenta de la CONFINTEA V; las ponencias de nuestros socios por largos años, Khunying Kasama Varavarn, de Tailandia, y el profesor Paul Bélanger en su calidad de Presidente del ICAE; una importante declaración de la Campaña Mundial por la Educación, además de dos presentaciones de talleres en los que nos involucramos profundamente. Como no nos cabe duda de que los lectores desearán conocer más detalles acerca de la CONFINTEA VI, les comunicamos que el informe completo acaba de ser publicado en distintos idiomas por el IUAL.

En la segunda sección de nuestra revista se analiza a fondo el proceso preparatorio de la sociedad civil y las instituciones profesionales en el campo de la educación de jóvenes y adultos, encabezado por el Consejo Internacional de Educación de Adultos, ICAE, fundado en 1973, poco después de celebrada la CONFINTEA III, y cuya sede se encuentra actualmente en Montevideo, Uruguay. En un comienzo, el Comité Ejecutivo del ICAE debatió en torno a la importancia de la CONFINTEA y decidió adoptar tres modalidades de aportación de datos, centradas en preocupaciones temáticas asociadas a políticas, legislación y financiación; alfabetización, pobreza, trabajo y formación profesional; y migración. En consonancia con estas decisiones, el ICAE publicó un número especial de su revista Convergencia, organizó un seminario virtual seguido de un intercambio directo de puntos de vista en Leicester, Inglaterra, con el respaldo del Instituto Nacional de Educación Permanente y de Adultos (National Institute of Adult and Continuing Education – NIACE), para culminar con el Foro Internacional de la Sociedad Civil, que se celebró inmediatamente antes de la CONFINTEA VI en Belém. Deseamos agradecer al ICAE y a su Secretaría por toda la ayuda prestada al facilitar los documentos relacionados con este proceso y sus eventos. Ello contribuirá sin duda a mejorar el proceso de seguimiento que ya se inició mediante la labor del Grupo Consultivo del IUAL, el cual acaba de celebrar su primera reunión, y a través del Foro Internacional de Shanghai sobre Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida, que tuvo lugar en mayo último. El ICAE también mantiene su decidido compromiso con esta área, y en su más reciente Seminario Estratégico y Reunión del Consejo Ejecutivo, que se celebró en junio de 2010, se determinó que la CONFINTEA VI, los objetivos 3 y 4 de EPT, al igual que los ODM, constituyen una de las tres áreas fundamentales de preocupación para las fuerzas de tarea que trabajan con miras a la Asamblea Mundial del ICAE, que se verificará en 2011 en Suecia, y a iniciativas ulteriores. Para obtener mayor información, el sitio web de ICAE resulta de gran utilidad.

La primera edición de Educación de Adultos y Desarrollo en la que trabajé como jefe de redacción fue la número 10, en marzo de 1978, hace ya más de tres décadas. Disfruté enormemente desempeñando esa labor, que ha sido una experiencia muy estimulante, y aprendí mucho de los debates con lectores y autores. Ha llegado el momento de despedirme, luego de que en el otoño boreal del año pasado transfiriera el cargo de Director del Instituto en Bonn al Dr. Roland Schwartz, y desde entonces he asumido la apasionante y desafiante función de Director Regional para Asia Meridional y Sudoriental, con la misión de poner en marcha la nueva oficina de DVV International en Vientiane, República Democrática Popular Lao. Agradezco a la DVV por todo el apoyo prestado en el pasado, y tanto a la revista como a todos quienes participan en esta labor editorial les deseo el mayor de los éxitos para el futuro.

Heribert Hinzen