Plataforma africana para la educación de adultos

Entre el 22 y el 24 de febrero de 2010, el Comité Directivo de la Plataforma Africana de Educación de Adultos se reunió en Addis Abeba, Etiopía, con el objetivo de deliberar sobre la nueva orientación que adoptará dicha Plataforma luego de concluida la CONFINTEA VI, que se celebró en Belém do Pará, Brasil, en diciembre de 2009.

Las redes africanas de educación de adultos se reúnen para desarrollar una estrategia posterior a la CONFINTEA


La Plataforma fue creada el 28 de marzo de 2008 con el fin de movilizar a la sociedad civil africana para que participe activamente en la promoción de políticas sobre educación y alfabetización de adultos, específicamente como preparativo con miras a la CONFINTEA, una conferencia de nivel 2 de la ONU que se celebra cada 12 años para verificar los progresos realizados en el ámbito de la educación y el aprendizaje a lo largo de la vida.

La Plataforma fue creada por cuatro redes regionales que trabajan en iniciativas de educación de adultos y con alumnos adultos, principalmente ANCELFA, FEMNET, PAALE y PAMOJA. Sus integrantes constituyen el Comité Directivo. Las actividades de la Plataforma son coordinadas por una pequeña secretaría con sede en Malí.

El mandato original de la Plataforma era poco ambicioso, y se concentraba en los procesos regionales e internacionales de la CONFINTEA. Los miembros de la Plataforma decidieron abogar en favor de un alto nivel de participación gubernamental en la conferencia preparatoria regional y en la Conferencia de la ONU, a fin de elevar el perfil de la educación de adultos y el grado de compromiso con la misma, tanto en los gobiernos como en las instituciones que adoptan las decisiones en África, al igual que en la población en general. Asimismo, la Plataforma ha ofrecido una perspectiva alternativa para el progreso de la educación de adultos en el continente, a través de un informe paralelo presentado por organizaciones de la sociedad civil (OSC), el cual fue incorporado en el Informe Regional para África que preparó la UNESCO. El informe regional sirvió de base para elaborar el Marco de Acción Mundial de Belém.

 

Participantes de Ghana
Fuente: Joseane Nunes

 

 

 

 

 

 

Además, la plataforma cumplió un papel decisivo en la difusión de la agenda de educación de adultos en diferentes foros de movimientos sociales, como el Foro Social Mundial o el Foro Social Africano, al igual que en diversas campañas mundiales, como la Campaña Contra la Pobreza o el Movimiento Mundial de Educación. Sus iniciativas colectivas permitieron asegurar que las organizaciones africanas de la sociedad civil no pasaran inadvertidas, y de que tanto sus opiniones como las de los alumnos pudieran exponerse detalladamente en la Conferencia Preparatoria Regional para la CONFINTEA que tuvo lugar en Nairobi hacia fines de 2008; en el Foro Internacional de la Sociedad Civil (FISC) sobre Educación de Adultos celebrado antes de iniciarse la CONFINTEA VI, y durante la propia CONFINTEA VI. El panorama actual es muy distinto del observado en la última CONFINTEA, que se verificó en Hamburgo en 1997, donde la presencia y el grado de compromiso de las OSC y los países africanos fueron insignificantes.

Lalla El Oumrany, actual coordinadora de la Plataforma, señala que

«somos capaces de alcanzar los cuatro principales objetivos que nos hemos impuesto, lo cual constituye un logro en sí mismo si se consideran las circunstancias en que surgió la Plataforma y la titánica tarea que aún queda por realizar».

La señora Jennifer Chiwela, presidenta de ANCEFA, concuerda con esta evaluación, y subraya que

«el proceso de la CONFINTEA nos confirmó que la Plataforma es una herramienta fundamental, pese a que desde entonces nuestra agenda original ha evolucionado, desafiándonos a replantear nuestra razón de ser y nuestra orientación futura».

Aun cuando los miembros del Comité Directivo se muestran enormemente satisfechos con los logros de la Plataforma, reconocen la necesidad de adoptar importantes reformas con miras a aumentar la relevancia y el valor estratégico de su labor. El principal desafío consiste en definir una clara identidad para la Plataforma y su arraigo. En el pasado, el hecho de que la Plataforma funcionara en el seno de otra organización dio lugar a tensiones a nivel operativo. Del mismo modo, la excesiva dependencia de (limitados) recursos aportados por donantes ha comprometido su integridad y su autonomía. También ha dado pie para que la Plataforma haya sido concebida como un organismo transitorio y no como una entidad con un carácter más estratégico y perdurable.

Los miembros de la Plataforma vislumbran un papel más activo para esta institución en la tarea de llevar a la práctica el programa del Marco de Acción de Belém, al igual que otros compromisos internacionales y regionales vinculados a la educación de adultos, el aprendizaje a lo largo de la vida y el empoderamiento de las personas. Específicamente, desean ver la Plataforma convertida en una instancia continental para la promoción de la educación de adultos y el aprendizaje a lo largo de la vida. Además, la perciben como el organismo que encabezará en África el desarrollo de los conocimientos en el ámbito de la educación de adultos y el aprendizaje a lo largo de la vida. Por último, desean que la Plataforma sincronice las iniciativas de los miembros (y de otros actores africanos) en las áreas antes mencionadas.

El Comité Directivo ha logrado elaborar un documento de estrategia que influye en la nueva orientación que adopte la Plataforma. El desafío consiste en despertar el interés de aquellos que perciben un vínculo entre la educación de adultos, el aprendizaje a lo largo de la vida y el empoderamiento de las personas, para que apoyen incondicionalmente los nuevos rumbos emprendidos por la Plataforma. Los miembros de la Plataforma comprenden la necesidad de que el impulso creado por la CONFINTEA se haga sentir con energía en el continente africano, donde las tasas de analfabetismo de adultos, en su mayoría mujeres, siguen siendo altas.