Satish Shirsath

Comentarios relativos a la revista «Educación de Adultos y Desarrollo»

Respetada señora
:

Le agradezco por solicitar a los lectores que envíen sus comentarios sobre la revista antes mencionada. Como usted acertadamente señaló en el artículo inicial (Evaluación de la revista «Educación de Adultos y Desarrollo», 76:2011), la publicación ofrece una plataforma para el intercambio de experiencias entre educadores de adultos. La frase siguiente también resulta apropiada («…y de esta manera contribuir a una reducción de la pobreza a nivel mundial»). La revista constituye, en efecto, una plataforma adecuada, por cuanto en ella podemos enterarnos de las experiencias (y por ende, de los métodos y las estrategias) de distintos lugares del mundo con respecto a la educación de adultos. Soy un asiduo lector de la revista, la cual me permite actualizar y enriquecer mi información. En India, la Comisión de Becas de la Universidad (organismo capital en la educación superior) ha incorporado el «aprendizaje a lo largo de toda la vida» en el importante ámbito de la extensión. En ese sentido, el número 74 de 2010 me pareció de gran utilidad, puesto que en él se dan a conocer experiencias relativas a centros comunitarios de aprendizaje (de Asia, África, Latinoamérica y Europa).

Usted ha solicitado, asimismo, el envío de sugerencias. En la revista deberían tener cabida las ponencias y los artículos referidos a las políticas de los diversos programas asociados a la educación de adultos. El 8 de septiembre se celebra el Día Internacional de la Alfabetización, y en esa ocasión se lleva a cabo un concurso de ensayos, de modo que la revista podría organizar una actividad similar. Ello contribuiría a ampliar su alcance (en cuanto a popularidad). Por mi parte, estaría absolutamente dispuesto a prestar mi colaboración.

En lo que respecta a los comentarios y sugerencias, ya la he remitido por correo una carta en la que manifestaba mi disposición de continuar colaborando con mis opiniones.

Reciba mis saludos y mejores deseos para la revista «Educación de Adultos y Desarrollo».

Atentamente,
Satish Shirsath