Maria Lourdes Almazan Khan

La enseñanza formal por sí sola no puede ofrecer las medidas educativas que los ciudadanos y las sociedades requieren para superar los crecientes desafíos que actualmente afronta la humanidadŸ, sostiene María Lourdes Almazan Khan, quien desde 1995 ocupa el cargo de Secretaria General de la Oficina del Asia y el Pacífico Sur para la Educación de Adultos (Asian South Pacific Association for Basic and Adult Education – ASPBAE), organismo que se enorgullece de celebrar medio siglo de compromiso y acción en favor del aprendizaje de adultos en la vasta región de Asia y el Pacífico. Habiendo comenzado como un reducido grupo de dedicados especialistas y educadores, se ha desarrollado hasta transformarse en una red formada por 179 organizaciones, reconocida como socio indispensable para la elaboración de políticas de educación a nivel regional y mundial.

Atreverse a perseverar: ASPBAE @50

La ASPBAE es una de las redes regionales de educación de adultos más antiguas del mundo. el 30 de enero de 2014 conmemorará 50 años de labor y de contribuciones al fomento de la educación y el aprendizaje de adultos.

Surgida gracias a la visión y la audacia de un pequeño grupo de entusiastas educadores de adultos, la aSPbae perseveró y sobrevivió gracias a que sus posteriores miembros y dirigentes demostraron la misma determinación, lo que permitió que el organismo evolucionara y reaccionara de acuerdo con los numerosos contextos en que se insertó, y contribuyera a perfilarlos.

Según el dr. W.M.K. Wijetunga, Secretario General de la aSPbae entre 1985 y 1995, el origen de este organismo puede atribuirse al impulso generado por la Segunda conferencia internacional de la uneSco sobre educación de adultos, celebrada en agosto de 1960 en Montreal, canadá.1 La conferencia de Montreal hizo un llamamiento en favor de una mayor cooperación internacional y regional, un mayor grado de intercambio e interacción entre investigadores y proveedores de educación de adultos de diferentes países, a fin de mejorar la práctica en este ámbito. alentados por la exhortación a realizar actividades de extensión a nivel internacional, un grupo de profesionales del área de la educación de adultos en la región de asia y el Pacífico se reunió durante la conferencia de Montreal para explorar la posibilidad de crear una red de educación de adultos en esa zona. arnold Haley, de la universidad de adelaida, en australia, fue quien encabezó estos esfuerzos. aprovechando esta extensa red de contactos internacionales, Haley finalmente logró reunir los recursos y los medios necesarios para organizar un seminario regional de la uneSco destinado a catalizar la formación de una plataforma regional sobre educación de adultos. así pues, se convocó un seminario de la uneSco sobre El papel de las escuelas y las universidades en la educación de adultosŸ, que tuvo lugar entre el 18 de enero y el 1 de febrero de 1964 en el college Femenino de la universidad de Sídney, en australia. Según escribe roger Morris, representante de adult Learning australia y miembro vitalicio de la aSPbae, diversos aspectos del seminario no resultaron particularmente útiles para abordar el tema de la conferencia. un participante observó que: … predominaron las deliberaciones entre especialistas angloparlantes, quienes al parecer conocían escasamente las necesidades y potencialidades de la región. Pese a lo anterior, este encuentro será recordado como un valioso acontecimiento en la historia de la educación de adultos, cuyo resultado más importante y duradero fue la creación de la oficina del asia y el Pacífico Sur para la educación de adultos (asian South Pacific bureau of adult education – aSPbae). La reunión inaugural se celebró el 30 de enero de 1964, y a ella asistieron 33 miembros fundadores. el primer Secretario General elegido fue arnold Haley y el primer Presidente, Siva dutta, de india.2

Las aspiraciones iniciales de la aSPbae eran poco ambiciosas, debido a los limitados recursos de que disponía la organización recién formada. como primera medida se acordó elaborar un registro de profesionales del área de la educación de adultos que trabajaban a tiempo completo en su especialidad en la región de asia y el Pacífico.3

La década de la fundación de la aSPbae estuvo plagada de dificultades, y el organismo apenas logró sobrevivir tras el prematuro fallecimiento de arnold Haley en 1967. La entidad carecía de fondos efectivos, de modo que solo podía organizar unos cuantos eventos regionales celebrados como agregado a actividades financiadas por otras fuentes.4 en 1972, el dr. chris duke, quien se convertiría en el segundo Secretario General de la aSPbae, describió su primer encuentro con la organización y su posterior participación en ella:

Se trataba de un pequeño club de especialistas sin una profunda raigambre, pertenecientes a universidades, dependencias gubernamentales y, en algunos casos, asociaciones nacionales. Mi primer encuentro con esta entidad tuvo lugar durante un taller regional financiado por una stiftung, celebrado en Nueva Delhi en 1972. Allí me enteré (·demasiado tarde!) de que el precio de la participación consistía en acceder a encargarse de la labor de secretaría e insuflarle vida a aquello que se había transformado en una organización de papel. Durante los siguientes dos años la principal señal de la existencia de la ASPBAE fue un boletín (Courier)Ÿ5.

Atreverse a crecer

La labor sustantiva de la ASPBAE como red regional comenzó realmente en 1977, coincidiendo con el inicio de su asociación con la DVV (la asociación alemana para la educación de adultos) y su instituto de cooperación internacional (IIZ), actualmente DVV International. ese año, chris duke asistió a una reunión de educadores de adultos en teherán, donde sostuvo extensos debates sobre la ASPBAE con bernard Pflug, de DVV. este no fue el primer encuentro entre la aSPbae y DVV, ya que Helmut dolff, a la sazón Secretario General de DVV, participó en un seminario realizado en 1964 en Sídney, australia, ocasión en que la aSPbae fue fundada. Y por cierto esa reunión no iba a ser la última.

La ASPBAE con que se encontró la DVV en 1977 había progresado desde la época de su fundación en cuanto a su estructura y su quehacer. el esfuerzo de los dres. joan allsop, arch nelson y chris duke, que cimentaron en australia un sistema en permanente expansión de correspondencia e información por medio de un boletín (ASPBAE courier), supuso una importante contribución a la definición del perfil de la aSPbae.6 La organización de una serie de eventos internacionales sobre educación de adultos a comienzos de la década de 1970 también sirvió para estimular la actividad de la ASPBAE y su identificación con un objetivo: la tercera conferencia internacional de la uneSco sobre educación de adultos, celebrada en 1972 en tokio, catalizó la formación del consejo internacional de educación de adultos (CIEA) en 1973, siendo la ASPBAE uno de sus miembros fundadores y su brazo regional para la región de asia y el Pacífico. en 1976 se organizó la primera asamblea Mundial del ciea en dar es Salaam, tanzania, cuyo discurso inaugural estuvo a cargo del entonces presidente de ese país, julius nyerere. en noviembre de 1976, la conferencia General de la UNESCO aprobó la Recomendación relativa al desarrollo de la educación de adultos, un instrumento normativo clave de la uneSco en ese campo, que ofrecía principios rectores y un enfoque mundial destinados a promover y desarrollar la educación de adultos al interior de sus estados miembros.

Así pues, como señala chris duke, existía un clima propicio para unir y movilizar a individuos con intereses afines de toda la región (apasionados por la tarea de educar a adultos, desarrollar comunidades y respaldar un desarrollo humano equilibrado en el que se combinen los objetivos económicos y sociales con un énfasis en ‘los más pobres entre los pobres’)7 a fin de que se reunieran y cuestionaran los discursos mundiales sobre educación de adultos en los que cada vez con mayor frecuencia se hablaba de ella como de un instrumento de democracia, justicia social y liberación.

Fue dentro de este contexto que la DVV y la ASPBAE organizaron conjuntamente un taller en chiangmai, tailandia, en 1977, con el propósito de definir de común acuerdo las características de la asociación entre ambas entidades. La relación debía tener un carácter insrtrumental para expandir la labor de la aSPbae en ese entonces y en las décadas venideras. durante los años posteriores se desarrollaron y prosperaron las asociaciones en que participaban profesionales de la educación de adultos de universidades y del sector público. en la región de asia y el Pacífico se organizaron cursos de capacitación, talleres y conferencias a nivel nacional y transnacional, además de intercambios a través de becas de viaje. Se fortaleció la estructura de gobernanza de la ASPBAE gracias a la celebración de reuniones ejecutivas anuales, y el intercambio de información se vio favorecido con la expansión del boletín (courier) de la aSPbae. asimismo, la ASPBAE intensificó su labor al ampliar los intercambios internacionales y fomentar el diálogo Sur-Sur, especialmente a través del ciea.8 junto con otras onG, la aSPbae y sus miembros cumplieron un importante papel al dar a conocer la resolución acerca del derecho a aprender adoptada durante la cuarta conferencia internacional de la UNESCO sobre educación de adultos celebrada en 1985 en París, y al cabildear en su favor.

Atreverse a cambiar de rumbo

Con todo, a mediados de los años ochenta la ASPBAE estaba atravesando una crisis. el panorama de la educación de adultos había cambiado considerablemente desde las últimas dos décadas con el florecimiento y el desarrollo de las onG y las organizaciones de la sociedad civil (OSC) en la región. La dinámica y altamente creativa práctica de la educación de adultos, y la reflexión en torno a esta disciplina, claramente ya no estaban circunscritas a los círculos universitarios ni a los departamentos de educación del sector público. esas actividades estaban teniendo lugar cada vez más frecuentemente en las comunidades, cuando los agricultores se organizaban para exigir una auténtica reforma agraria; en el contexto de la lucha de los pueblos indígenas por la autodeterminación y en defensa de sus derechos de dominio ancestrales; entre las agrupaciones femeninas que exigían el fin de la discriminación y la desigualdad; en los movimientos contra las dictaduras y en las luchas en favor de la democracia popular; al interior de las organizaciones populares que reivindicaban la participación de los ciudadanos en el sistema administrativo y en la toma de decisiones a fin de introducir una dimensión humana y adoptar un curso de desarrollo más justo y sostenible.

Curso de desarrollo de las capacidades básicas de liderazgo
Fuente: Maria Lourdes Almazan Khan

Y altamente creativa práctica de la educación de adultos, y la reflexión en torno a esta disciplina, claramente ya no estaban circunscritas a los círculos universitarios ni a los departamentos de educación del sector público. esas actividades estaban teniendo lugar cada vez más frecuentemente en las comunidades, cuando los agricultores se organizaban para exigir una auténtica reforma agraria; en el contexto de la lucha de los pueblos indígenas por la autodeterminación y en defensa de sus derechos de dominio ancestrales; entre las agrupaciones femeninas que exigían el fin de la discriminación y la desigualdad; en los movimientos contra las dictaduras y en las luchas en favor de la democracia popular; al interior de las organizaciones populares que reivindicaban la participación de los ciudadanos en el sistema administrativo y en la toma de decisiones a fin de introducir una dimensión humana y adoptar un curso de desarrollo más justo y sostenible.

La ASPBAE necesitaba adaptarse al ritmo de estos profundos cambios, variando la manera en que definía y organizaba sus esfuerzos y modificando su comunidad de miembros. La ASPBAE condujo un proceso de evaluación estratégica, que se extendió entre 1989 y 1990, en estrecha colaboración con los socios más poderosos del ciea en la región de asia y el Pacífico: por ejemplo, rajesh tandon, de Pria en india; carol añonuevo (actualmente directora adjunta del instituto de la UNESCO para el aprendizaje a lo Largo de toda la Vida), del centro de recursos para la Mujer, en Filipinas; el fallecido om Shrivatsava, de ashta, india; y W.M.K, Wijetunga, el entonces Secretario General de la ASPBAE. Lo que se pretendía era identificar a los nuevos actores en el campo de la educación de adultos en la región, insertos en las ONG y en grupos de la sociedad civil, y determinar los problemas de desarrollo fundamentales en la región de asia y el Pacífico, con los que la educación de adultos debería interactuar y frente a los cuales tendría que reaccionar. Los resultados de ese estudio fueron puestos en conocimiento del consejo ejecutivo de la ASPBAE durante su reunión celebrada en septiembre de 1990 en Macaos. una las recomendaciones más encarecidas fue convocar una asamblea de todos los miembros potenciales de la aSPbae para así asentar más sólidamente la labor de dicha institución en la realidad de la región, y redefinir su estructura y sus prioridades a este respecto.

La primera asamblea General de la ASPBAE tuvo lugar entre el 8 y el 14 de diciembre de 1991 en tagaytay, Filipinas, un año después de la histórica conferencia Mundial sobre educación de jomtien, tailandia, donde los gobiernos de 155 países se habían comprometido a universalizar la educación básica, erradicar el analfabetismo para el año 2000 y garantizar la educación para todos.

La primera asamblea General marcó el inicio de cambios estratégicos en la conformación y en el funcionamiento de la asociación regional para la educación de adultos (que en ese entonces celebraba 27 años de existencia). desde una estructura exclusiva de un miembro por país (asociaciones nacionales), la aSPbae pasó e aceptar la afiliación directa de entidades individuales, ampliando así su base de organizaciones no gubernamentales y de la sociedad civil (ONG/OSC). La asamblea General reconstituyó el consejo ejecutivo para garantizar la existencia de un equilibrio geográfico y, por primera vez, de género. a partir de entonces, los integrantes del consejo ejecutivo fueron elegidos por los miembros de la ASPBAE. a fin de respaldar los nuevos programas y apoyar la participación de su ampliado contingente de miembros, la ASPBAE también expandió su plantilla de profesionales.

Atreverse a marcar una diferencia

Durante los años posteriores a la asamblea de tagatay, los esfuerzos se dedicaron a crear y fortalecer una red capaz de llevar a cabo esta misión. en 1995, la ASPBAE escogió por primera vez a una mujer, María Lourdes almazan Khan, para ocupar la secretaría general, lo cual representó otro cambio significativo en el liderazgo de la organización. Poco después se producirían más transformaciones importantes: durante su tercera asamblea General, que tuvo lugar el año 2000 en chiangmai, los miembros analizaron las conclusiones de una amplia revisión de su labor y del contexto actual, resumidas en un documento titulado Aprender para marcar una diferencia. el él se observaba que:

Como red y como movimiento para una educación de adultos que promueve la transformación y el empoderamiento, la ASPBAE ha actuado de manera acertada.

     

  • La ASPBAE ha creado su red. Se trata de una red con un alto grado de profundidad y de alcance.
  • Ha proporcionado una plataforma para un intercambio que abarca una diversidad de grupos bastante amplia; ha fomentado un mayor grado de valoración de la diversidad, de respeto y tolerancia de las diferencias, además de una cosmovisión más amplia.
  • Ha desarrollado un considerable contingente de miembros, se trate de organizaciones o de individuos; sus afiliados y patrocinadores poseen la capacidad y la disposición para dedicar tiempo y energías en pos de objetivos comunes. Su programa para el desarrollo del liderazgo no solo ha permitido mejorar las capacidades de la ASPBAE como organización regional, sino que además ha contribuido a fortalecer la sostenibilidad institucional de sus miembros.
  • Ha creado un mecanismo transparente de gobernanza y rendición de cuentas, con una tradición de liderazgo visionaria y proactiva.
  • Los valores y la filosofía de una educación de adultos transformadora se encuentran ahora más profundamente arraigados en la organización. Los compromisos con la justicia social, la justicia de género, el desarrollo humano sostenible, la igualdad y la paz se enuncian explícitamente en la filosofía de la organización.
  • Por el momento es la única organización regional que se ocupa de asuntos relativos a la educación de adultos.
  •  

     

     

Sin embargo, en dicha revisión se señalaba que todavía no se habían aprovechado eficazmente las fortalezas de la red para influir en las reformas de las políticas de educación o para cuestionar, cuando fuera necesario, los paradigmas predominantes en materia de educación y aprendizaje. el perfil mundial de la aSPbae como actor en el ámbito de las organizaciones de la sociedad civil también era limitado, y esa falta de visibilidad y su posicionamiento restringido reducían su capacidad para presentarse como un organismo relevante y movilizar fondos adicionales para financiar su labor.

Así pues, al definir la manera más adecuada en que la aSPbae puede marcar una diferencia, la asamblea General celebrada el año 2000 exigió resaltar con mucho mayor énfasis el papel de la ASPBAE como promotora de políticas.9

Las características de la labor, de los afiliados y de las estructuras de la ASPBAE en la actualidad han estado determinadas en gran medida por las decisiones adoptadas en la asamblea General del año 2000. durante el período posterior a esta reunión, los esfuerzos de la ASPBAE para formar alianzas y coaliciones estuvieron motivados esencialmente por imperativos asociados a la organización de campañas y a la promoción de políticas. Se emprendieron nuevas iniciativas tendientes a desarrollar el liderazgo y fomentar las capacidades, reforzándose así las capacidades de promoción de políticas de la ASPBAE en diversos niveles, y manteniéndose al mismo tiempo el apoyo al desarrollo de capacidades basado en la demanda para capacitar a los capacitadores, en especial a aquellos que trabajan con grupos marginales.

Los procesos de seguimiento de la educación para todos (EPT) ofrecieron, con mucho, el espacio más eficaz y útil para participar en la formulación de políticas de educación durante ese período. en abril de 2000 se celebró el Foro Mundial de educación en dakar, Senegal. reconociendo que las metas de jomtien no habían sido alcanzadas, la comunidad internacional renovó su compromiso de acelerar los esfuerzos por alcanzar la educación para todos, aspiración que fue redefinida en seis objetivos y metas, fijándose el año 2015 como nueva fecha límite. Los objetivos 3 (relativo a las competencias para la vida de jóvenes y adultos) y 4 (vinculado a la alfabetización de adultos) revistieron especial importancia para los promotores de la educación de adultos. en los compromisos asociados a la ePt se entregaban claros puntos de referencia para donantes y gobiernos, al igual que para oSc que procuraban definir las políticas. Se estaban ampliando los espacios para la participación de las oSc en los procesos de formulación de políticas de EPT: la voz de las onG del Hemisferio Sur fue escuchada cada vez con mayor atención en los foros mundiales; se abrieron nuevos escenarios políticos a nivel regional y nacional; las oSc fueron objeto de un progresivo reconocimiento no solo por su contribución a la labor educativa, sino además por su papel y sus capacidades en el diseño de políticas. Por tanto, la ePt ofreció la principal plataforma para que la aSPbae promocionara ciertas políticas y se comprometiera con ellas.

Posteriormente la ASPBAE se alineó en forma decidida con las principales iniciativas de oSc dedicadas a la EPT: la campaña Mundial por la educación (CME) y la consulta colectiva de las ONG sobre la ePt emprendida por la UNESCO. al mismo tiempo, mantuvo su sólida asociación de larga data con el consejo internacional de educación de adultos (CIEA) y con DVV international. La ASPBAE expandió progresivamente su interacción con la comunidad más amplia de actores y grupos de interés vinculados a oSc dedicadas a la EPT, a saber grupos promotores de los derechos de niños y niñas, sindicatos de maestros, redes asociadas al cuidado y el desarrollo de niños y niñas en la primera infancia, las cuales, junto con las asociaciones de alfabetización, las onG dedicadas a la educación y la capacitación, y los grupos de educación popular, iban a constituir los pilares de las coaliciones nacionales para campañas de educación en los distintos países de la región, que encabezaron la labor de promoción de la EPT.

El compromiso fundamental de la aSPbae en cuanto a promover el derecho de todas las personas —en especial de los grupos más marginados— al aprendizaje de por vida (aprendizaje a lo largo de toda la vida) convirtió a dicho organismo en un participante natural y en un socio importante en los procesos de educación para todosŸ. La alfabetización de adultos, la educación sobre habilidades para la vida, la educación sobre el ViH/Sida y la educación para grupos marginados terminaron, después de todo, formando parte de los objetivos y metas de EPT.

Foro de los miembros de ASPBAE – Jakarta
Fuente: Maria Lourdes Almazan Khan

Asimismo, la ASPBAE se percató gradualmente de que, a fin de obtener beneficios para la educación de adultos dentro del actual contexto de políticas, ha sido necesario subrayar, desde una perspectiva basada en los derechos, la indivisibilidad de la agenda de la educación para todos (niños y niñas, adultos, hombres y mujeres): que la educación primaria y secundaria universal de calidad no podrá lograrse en una situación caracterizada por la continua ausencia de ambientes de aprendizaje seguros y propicios para niñas y niños, los cuales les podrían ser proporcionados en sus hogares y comunidades por padres y madres alfabetizados y con conciencia crítica. Por el contrario, el potencial de todos los ciudadanos para participar de manera significativa en el aprendizaje a lo largo de toda la vidaŸ reside en la existencia de un sólido cimiento de educación básica. Sin lugar a dudas, y especialmente en la región de asia y el Pacífico, los promotores de la educación de adultos no pueden sino transformar también la defensa de la educación primaria universal en parte de su quehacer principal.10

En 2008, en la Quinta asamblea General de la ASPBAE se dispuso introducir una importante enmienda en su constitución: se acordó cambiar la denominación anterior por la de Asociación de Educación Básica y de Adultos para Asia y el Pacífico Sur (Asia South Pacific Association for Basic and Adult Education), manteniendo su sigla original de aSPbae. La palabra oficina fue sustituida por asociación para subrayar la modificación en la estructura y en la comunidad de afiliados de la organización a partir de 1991; asimismo, se introdujo la expresión educación básica para reflejar así el apoyo de la organización a la agenda de ePt en general, conservando al mismo tiempo una clara preocupación y prioridad con respecto a la promoción de la educación y el aprendizaje de adultos.

La asamblea también ratificó la visión de la ASPBAE:

El objetivo fundamental de la ASPBAE es promover y defender el derecho de todas las personas a aprender y a gozar de un acceso igualitario a una educación pertinente y de calidad, y a oportunidades de aprendizaje a lo largo de toda la vida, capacitándolas para afrontar, superar y trasformar sus condiciones de vida y definir su propio destino.

La asamblea reafirmó, asimismo, su compromiso con la función transformadora de la educación básica y de adultos, especialmente en lo relativo a promover los intereses de aprendizaje de los grupos desfavorecidos y vulnerables.

La asamblea reiteró la voluntad de la aSPbae de aplicar cuatro estrategias principales para promover su visión: 1) desarrollo del liderazgo y de capacidades; 2) promoción de políticas que permitan el acceso equitativo a oportunidades para un aprendizaje de calidad a lo largo de toda la vida y a la educación para todos; 3) formación de asociaciones estratégicas; y 4) fortalecimiento institucional.

Atreverse a perseverar: la ASPBAE en la actualidad

La sabiduría y la decidida ambición demostradas por los miembros y las autoridades de la ASPBAE a lo largo de los años han resultado ser de gran utilidad para la organización.

En la actualidad, la aSPbae cuenta con 179 organizaciones afiliadas y cerca de un centenar de miembros individuales en 33 países de toda la región de asia y el Pacífico. La comunidad de miembros de la aSPbae, unidos en torno a una visión común, está formada por un extenso abanico de ONG, organizaciones comunitarias, coaliciones de educación, profesionales y promotores en el área de la educación de adultos, investigadores y activistas, quienes trabajan en una amplia variedad de contextos: comunidades, universidades y escenarios políticos.

La aSPbae ha contribuido eficazmente a fomentar una práctica de la educación de adultos transformadora en la región de asia y el Pacífico. Ha ofrecido oportunidades para que facilitadores e instructores de educación de adultos perfeccionen sus competencias, creando una comunidad ampliada de formadores con la capacidad y la disposición para trabajar no solo a nivel nacional, sino además en contextos regionales y transnacionales de enseñanza y aprendizaje. ello ha permitido expandir la base de recursos de profesionales altamente capaces en el área de la educación de adultos, a cuyos servicios recurre la aSPbae para poner en práctica sus programas. Gracias a su labor dedicada a fomentar el liderazgo, la aSPbae ha ayudado a fortalecer las aptitudes directivas en el nivel intermedio de sus organizaciones integrantes a través de su curso sobre Habilidades básicas de Liderazgo, de un año de duración, y ciertamente al involucrar a sus miembros en los diversos programas que emprende, ya sea como organizadores, especialistas o participantes. La renovación del directorio de la propia aSPbae ha sido fomentada por las oportunidades que ofrece la red, ya que varios de los miembros del consejo ejecutivo de este organismo han sido formados en el curso sobre Habilidades básicas de Liderazgo.

La labor de la ASPBAE en áreas tan diversas de la educación de adultos y del aprendizaje a lo largo de toda la vida como la alfabetización de adultos, la educación para el empoderamiento de la mujer, la educación para la paz y la prevención de conflictos, la educación y capacitación técnica y profesional (ectP) y las habilidades para la vida, la educación para el desarrollo sostenible y el cambio climático, la educación para pueblos indígenas, la educación para la ciudadanía y la buena gobernanza, la educación para trabajadores migrantes, la educación para adultos mayores, han ofrecido plataformas para que los profesionales del área de la educación de adultos de la región aprendan de las experiencias de los demás y así refuercen sus competencias prácticas. Gracias a su trabajo de documentación, edición de publicaciones, información y comunicaciones, que ofrece oportunidades para que la experiencia y los contextos de los profesionales a nivel de las bases sirvan como referencia para la labor asociada a políticas y becas de educación de adultos, la aSPbae ha permitido que la actividad altamente creativa y dinámica de las onG y de las agrupaciones basadas en la comunidad adquiera mayor visibilidad.

La ASPBAE ha ayudado a fortalecer la infraestructura de las oSc a nivel nacional, con el objeto de promover el derecho a la educación y el aprendizaje mediante una labor eficaz de fomento de políticas, empleando una amplia gama de métodos para desarrollar capacidades: programas de capacitación; investigaciones sobre políticas; creación de conjuntos de herramientas; apoyo al desarrollo institucional; y tutorías sobre la organización y gestión de campañas e iniciativas para promoción de políticas. durante la conferencia de dakar celebrada el año 2000 existía solo una coalición para campañas de educación en la región de asia y el Pacífico (caMPe, bangladesh). desde entonces, la aSPbae ha contribuido a crear y a potenciar 12 coaliciones nacionales para campañas de educación en países en desarrollo de la región. estas agrupaciones han adquirido credibilidad entre los encargados de tomar decisiones en el sector público de sus respectivos países: 8 son miembros de importantes comités de educación; 7 participan en Grupos Locales de educación formados por múltiples actores (sector público y donantes); y 5 representan a la sociedad civil en las revisiones anuales del sector educativo a nivel nacional. Varias de las coaliciones pueden preciarse de haber realizado modestos avances en materia de políticas: las coaliciones de Papúa nueva Guinea (PNG), islas Salomón y Vanuatu han vuelto a conferirle relevancia y carácter prioritario a la alfabetización de adultos en las políticas y planificaciones sobre educación y en la conciencia pública, luego de poner en conocimiento de los gobiernos los resultados de las encuestas sobre evaluación del alfabetismo, los cuales reflejan una amplia variación entre las estadísticas oficiales basadas en autoinformes y los resultados de las evaluaciones del alfabetismo, que indicaron la existencia de una profunda brecha en esta área. en camboya, las directrices propuestas por la coalición en cuanto a eliminar los derechos de matrícula fueron incorporadas en el Plan nacional de desarrollo Social (2009-2013) y en el Plan para el Sector educativo (2009-2013) del Gobierno de su país. La coalición de Vietnam ha mantenido un diálogo cercano con el Gobierno en cuanto a la posibilidad de fortalecer los centros comunitarios de aprendizaje (CCA) sobre la base de criterios de evaluación claros propuestos por dicha agrupación. el Plan de vía rápida para atender a las necesidades de los marginados ha sido empleado como referencia en los planes y presupuestos del departamento de educación para 2013. Los recientes esfuerzos de la aSPbae en el área del fomento de capacidades para promover la alfabetización femenina, que cuentan con financiación de la ue, han permitido ampliar el número de beneficiarias de programas emprendidos en india, indonesia, Filipinas y Papúa nueva Guinea, gracias a la formación de redes de alfabetización femenina (en india e indonesia) que han comenzado a comprometer la participación de los gobiernos en la formulación de políticas sobre esta materia; y gracias, también, al fortalecimiento de las competencias de las coaliciones nacionales de educación de Filipinas y de Papúa nueva Guinea para formular políticas sobre alfabetización femenina. Los favorables y positivos términos del documento de conclusiones (Marco de acción de belem) emitido por la Sexta conferencia internacional sobre educación de adultos (conFintea Vi) celebrada en 2009, obedecen en no escasa medida a la intensa labor de cabildeo de las OSC en este proceso de formulación de políticas, y a la altamente organizada presencia de la aSPbae y sus contribuciones dentro de este marco.

La ASPBAE continúa siendo un altamente reconocido portavoz de las OSC en los contextos regionales y mundiales para la formulación de políticas de educación, planteando en los debates las perspectivas y las preocupaciones de las oSc de asia y el Pacífico, sobre la base del bagaje de percepciones y prácticas de la extensa red de aSPbae, y a través de un sólido trabajo de investigación y análisis de políticas. La aSPbae ha representado en numerosas oportunidades los intereses del aprendizaje de adultos en el Grupo de alto nivel sobre ePt, el Grupo de trabajo sobre ePt, el Grupo de trabajo temático sobre ePt a nivel regional, la junta consultiva sobre el informe de Seguimiento de la ePt en el Mundo, el Grupo de expertos sobre el decenio de las naciones unidas para la alfabetización, por nombrar algunas instancias. La aSPbae fue uno de los representantes de las oSc en el comité de redacción y en el Grupo consultivo Mundial de la conFintea Vi. asimismo, la aSPbae ha trabajado incansablemente con el fin de ampliar las oportunidades para que sus miembros participen directamente en instancias asociadas a la formulación de políticas a nivel regional y mundial, convencida de que si las enérgicas opiniones emitidas directamente por los activistas a nivel de las bases se hacen oír en los debates regionales y mundiales, ello redundará en el beneficio colectivo de los promotores del derecho a la educación.

La ASPBAE ha forjado una sólida tradición de liderazgo, con un órgano rector activo y altamente comprometido. Los miembros del consejo ejecutivo de la ASPBAE provienen de las cuatro subregiones de ese organismo: asia Meridional y central, asia oriental, asia Sudoriental y el Pacífico Sur; junto con el Presidente de ASPBAE, son elegidos cada cuatro años por la asamblea General. en la actualidad, la Secretaria General encabeza un competente y altamente dedicado equipo de 18 profesionales. La financiación básica ofrecida a través de una asociación de larga data entre ASPBAE y la DVV ha servido para cimentar los sostenidos esfuerzos de esta oficina, canalizados hacia el desarrollo de nuevas asociaciones y la diversificación de su base de recursos. en la década de 1990, el apoyo de dVV representaba más del 70% de las subvenciones básicas recibidas por la ASPBAE; en la década siguiente, la contribución de la DVV representó alrededor del 46% de las subvenciones recibidas por la ASPBAE. durante los últimos 3 años, esa suma disminuyó a menos de un tercio del total de subvenciones básicas. La activa demostración de apoyo, compromiso y solidaridad por parte de la DVV, en especial a través de Hanno Schindele, quien durante varios años ha sido el coordinador para asia, y de Heribert Hinzen en las numerosas funciones que ha cumplido en DVV, fue un estímulo decisivo para que la aSPbae adquiriera mayor confianza al forjar sus sueños y al adaptar su labor para responder con mayor eficacia ante los cambiantes contextos observados durante su larga existencia.

Juveniles en Rally Fuente: Maria Lourdes Almazan Khan

Existen, sin duda, muchos motivos de celebración en vísperas del 50 aniversario de la ASPBAE.

Sin embargo, el contexto actual plantea diversos desafíos a la capacidad de la ASPBAE para mantener su buen desempeño. La crisis financiera europea y estadounidense ha afectado el crecimiento económico en todo el mundo, lo cual se ha traducido en una reducción de los presupuestos para educación en muchos países pobres, y en una disminución de la ayuda oficial para el desarrollo. Pese a su pobreza persistente y en gran escala, el continente asiático está siendo percibido progresivamente como un polo de crecimiento, está albergando a una generación emergente de donantes no tradicionales, y está siendo considerado cada vez menos como receptor prioritario de ayuda. La educación y el desarrollo humano, que fueron sectores prioritarios durante la última década, están perdiendo fuerza en los debates sobre políticas, ya que ahora el énfasis se centra en el empleo, el crecimiento, la sostenibilidad, las economías verdesŸ y los conflictos y el terrorismo. Se ha afirmado que al subrayarse el papel y la contribución esenciales de la educación en los esfuerzos por afrontar las dificultades que predominan en el contexto actual, ella recibirá un impulso que le permitirá volver a ser considerada con mayor atención. Lo anterior ofrece una oportunidad para promover un marco de aprendizaje a lo largo de toda la vida en el discurso actual. Sin lugar a dudas, la enseñanza formal de calidad entrega las capacidades fundacionales esenciales que los ciudadanos necesitan y deberían adquirir por derecho. ahora bien, la enseñanza formal por sí sola no puede ofrecer las respuestas educativas que los ciudadanos y las sociedades requieren para superar los crecientes desafíos que afronta actualmente la humanidad.11 una enérgica y elocuente reivindicación del valor y las contribuciones del marco asociado a la educación no formal adultos y al aprendizaje a lo largo de toda la vida puede, efectivamente, ser la clave para mantener la atención y la preocupación prioritaria de las políticas con respecto a la educación en su contexto más amplio, ofreciendo así un ambiente más acogedor para las oSc especializadas en educación, y ciertamente para la aSPbae, a fin de que mantengan su labor y agilicen los esfuerzos destinados a satisfacer las necesidades de aprendizaje, en especial las de aquellas personas que han quedado rezagadas. La aSPbae está en condiciones de afrontar este desafío con la misma dedicación, audacia y pasión que han sido el sello distintivo de su trayectoria y su creación.

Notas

1 Wijetunga, W.M.K, ASPBAE (1964-1997), A Glimpse at its Past, Present and the Future, documento de debate interno de ASPBAE, 1997.
2 Morris, roger, Arnold Hely and Australian adult education, australian journal of adult Learning, Volumen 51, edición especial, diciembre de 2011.
3 ibíd.
4 Morris, 2011 y Wijetunga, 1997.
5 duke, chris, DVV y ASPBAE: los primeros años, educación de adultos y desarrollo (EAD), no. 60, iiz/ dVV, 2003.
6 Wijetunga, 1997.
7 ibíd.
8 ibíd.
9 ASPBAE, Summary of Discussions ASPBAE Executive Council Strategic Review and Planning, documento de debate de ASPBAE, 2000.
10 ibíd.
11 Khan, Maria Lourdes a., Transforming our Future: Opportunities and Challenges for Civil Society, aSPbae edlines, no. 5, ASPBAE, septiembre de 2012.

Ediciones

Búsqueda de artículos

Pueden buscar artículos en nuestro índice de artículos (ordenado por autor, tema, año, región y país). También ofrece una opción de búsqueda por texto completo.

Suscríbanse

La revista Educación de Adultos y Desarrollo se distribuye de manera gratuita en inglés, francés y español. Si desean recibirla, sírvanse suscribirse aquí.