La violencia doméstica entra en escena

Astrid von Kotze, Sudáfrica

 

 

 

 

 

 


Astrid von Kotze se dedica a impartir cursos de educación y desarrollo comunitario a comunidades de clase trabajadora dentro del marco del Programa de Educación Popular. Una de sus herramientas de enseñanza preferidas es el teatro popular.

Educación de Adultos y Desarrollo: ¿Qué es el “teatro popular”?

Astrid von Kotze: A diferencia del teatro para el desarrollo, en el que se procura sensibilizar a la gente para mejorar un aspecto de la comunidad, el objetivo del teatro popular es concientizar. Concientizar, tal como lo plantea Paulo Freire, significa identificar, analizar y focalizar una situación de relaciones de poder y restricciones sistemáticas subyacentes, y además movilizar a los participantes para que actúen y produzcan un cambio. Así pues, el teatro popular no consiste en “dotar de voz a los que no tienen voz”: considera que tanto los actores como el público son sujetos y agentes de su propio desarrollo y cambio, por lo que los incentiva y apoya en su lucha contra las fuerzas opresoras. Cuando se lo practica como es debido, el teatro popular se transforma en una estrategia válida en la permanente lucha por la justicia.

¿Por qué emplea este método en su trabajo?

El teatro ofrece un magnífico espacio para abordar temas delicados y para “encender la llama”, es decir, para despertar la ira y la pasión, que son las energías necesarias para incitar a la acción. En el teatro se saca provecho de la creatividad y la imaginación de las personas. A través de la experimentación y las improvisaciones en torno a temas que los tocan de cerca, los participantes llegan a percibir sus problemas personales como un asunto de interés público. De esta manera, el teatro ofrece un espacio para explorar de manera crítica, con profundidad y de forma lúdica nuevos vínculos y relaciones (horizontales). Al tiempo que los participantes experimentan nuevas posibilidades de reflexión, sentimiento y comportamiento, el teatro les ofrece también un proceso de narración de historias que genera una identificación colectiva, y les proporciona una herramienta que les permite movilizarse para la acción.

¿Puede mencionarnos un ejemplo del impacto del teatro popular?

En 2016 trabajé con un grupo de mujeres de Delfy, una zona muy pobre situada en las afueras de Ciudad del Cabo. Ellas escogieron el tema de la violencia doméstica como un problema persistente y grave en su comunidad. En los talleres, más de 25 mujeres analizaron ese tema en relación con los sistemas sociales, económicos y políticos, lo que les permitió percibir de qué manera las diferencias de poder están profundamente condicionadas por el género, y la violencia doméstica se inscribe en una cultura patriarcal de agresión. Las mujeres vieron la situación desde otra perspectiva y lograron darse cuenta de que los hombres también están siendo oprimidos por esta cultura. Al final del taller, seis mujeres representaron la obra, pero además 25 de ellas señalaron que habían comenzado a mantener una interacción más empática con sus parejas y con sus hijos, y al mismo tiempo habían desarrollado herramientas de diálogo para transformar las relaciones. Tras la presentación de las obras, los hombres solían acercarse al escenario para ofrecer un testimonio “confesional”, pidiendo disculpas por su conducta. Cabe destacar que las mujeres que participaron en la obra comenzaron a forjar con sus pares una relación en la que el desprecio fue reemplazado por la empatía, y a nivel colectivo planificaron medidas para contrarrestar el abuso mediante actos de solidaridad. Desde entonces han transcurrido dos años, y hoy en día muchas de ellas llevan a sus hijos a la escuela en “buses caminantes” como una manera de protegerlos; frente al escándalo provocado por el maltrato a una mujer, reaccionan brindando ayuda a la víctima; cocinan juntas y se reúnen regularmente en grupos de apoyo.

Sin embargo, si bien solo un pequeño grupo de mujeres ha logrado producir algunos cambios, para llegar a modificar los sistemas será necesario organizar un movimiento social y deberá transcurrir un largo período de aliento revolucionario. Las obras de teatro insertas en movimientos sociales tienen una posibilidad más realista de producir un impacto duradero. Por ejemplo, una obra sobre desalojos y propiedad de la tierra fue representada originalmente ante los miembros de la comunidad afectada con el fin de instruirlos sobre los aspectos jurídicos y conseguir su apoyo. Actualmente está siendo ensayada y será presentada como una de las estrategias para crear conciencia en los habitantes frente a un proceso judicial sobre propiedad pública que tendrá lugar próximamente. De esta manera, el teatro popular constituye una modalidad de educación popular que puede comunicar contenidos con gran inmediatez y así acercar los temas al público.

Ediciones

Búsqueda de artículos

Pueden buscar artículos en nuestro índice de artículos (ordenado por autor, tema, año, región y país). También ofrece una opción de búsqueda por texto completo.

Encuesta a lectores

Ayúdenos a mejorar la revista y respondan aqui nuestro breve cuestionario. Sólo les tomará unos minutos.

Suscríbanse

La revista Educación de Adultos y Desarrollo se distribuye de manera gratuita en inglés, francés y español. Si desean recibirla, sírvanse suscribirse aquí.